AZUL RUGBY CLUB

Hockey y más hockey: las chicas a los palos

Las divisiones borrajas abordaron dos días (el pasado fin de semana) de pura competencia y juego en el sur de la ciudad. Las divisionales menores visitaron a Chacarita, en tanto que la Primera recibió a Boca por la segunda fecha de la Liga Azuleña de Hockey.

Las borrajas plasmaron un buen clásico y empataron 1 a 1 con Boca Juniors, en la segunda fecha de la LAH.
ARCHIVO
<
>
Las borrajas plasmaron un buen clásico y empataron 1 a 1 con Boca Juniors, en la segunda fecha de la LAH. ARCHIVO

Fue un fin de semana distinto en Azul Rugby Club, los hechos deportivos esta vez no estuvieron relatados por la boca del rugby, ni masculino ni femenino, no se trató de trys, scrums y balón ovalado. El fin de semana pasado, la borraja fue “Azul Hockey Club”, con su liturgia tomando el centro de la escena entre las emociones azulgranas. Dos días a puro palo con casi todas las categorías con las que cuenta la entidad sureña involucradas, dentro y fuera del Molteni.

El frenesí de hockey femenino comenzó el día sábado, donde las categoría juveniles –Sub 12, Sub14 y Sub 16– se dirigieron a las instalaciones de Chacarita Juniors para disputar sus partidos.

Hacia las diez de la mañana se dieron los partidos que germinaron la jornada (los de la Sub 12). En este caso, el único norte que guía el desarrollo deportivo es el mero y delicioso placer de jugar, no rayan aquí los resultados competitivos. Las depositarías del futuro borraja así lo hicieron, ofreciendo al público hermosos juegos y espectáculos en  varios partidos disputados.

En la continuidad, la Sub 14 salió al ruedo; recurrió a jugadoras de menor edad para completar su plantel, y cedió bastante ventaja. La victoria fue para el equipo tricolor, cuya superioridad fue plasmada en el resultado, notándose la diferencia física entre ambos elencos. La cifra de la alegría funebrera fue 5 a 1. El gol de la visita llegó en el último minuto a través de Jazmín Ugalde.

El tercer y último cotejo sabatino corrió por cuenta de la Sub 16, otro ejemplo de un equipo que debió apelar a jugadoras de menor edad para completarse. El temple y las ganas gravitaron más que el poder deportivo de Chacarita y en un encuentro muy disputado en toda la cancha, con una bocha inquieta y amplia en su recorrido, ARC plasmó un triunfo valioso (y ajustado): 1 a 0, con gol de Florencia Curuchet.

Empate en el “clásico”  

Esta fue la antesala de lo que se esperaba para el domingo en el club de la Urioste, donde por la segunda fecha del torneo organizado por la Liga Azuleña de Hockey (LAH), las borrajas se enfrentaban a Boca Azul (ex Chacarita Juniors), partido ya catalogado como clásico de la avenida. Vale aclarar que los partidos se dan en  la modalidad Seven.

Fue una cita intensa, donde el juego se focalizó en el Ecuador del terreno, con jugadas trabadas y sin ventaja para ningún bando durante los primeros minutos del primer cuarto. Este síntoma imperante quizás se haya originado no sólo en la paridad entre escuadras, sino también por el buen juego que presentaban las defensoras de ambos lados.

Sin embargo, a pesar de lo enredado del trámite y las pocas alegrías, Azul Rugby no bajaba los brazos ante el viento que soplaba del sur. En una jugada armada desde el fondo, la bocha salió hacia el arco en un buen remate y Lucia Bageneta –atenta al rumbo errado que tomaba– puso su palo para convertir el primer gol del partido.

Las chicas necesitaban descansar y el pitido del juez fue un respiro cuando Boca se venía sin ejercitar la mesura.

La charla de Rabazzano, quien hizo de DT ante la ausencia programada de Pérez, no se hizo esperar en el centro de la cancha. Juego rápido y por las puntas (así llegó el gol), control sin fallas  en la defensa (como se veníaa haciendo hasta el momento) y concentración completa, pues los 30 minutos finales se tornaban decisivos para las aspiraciones azulgranas. ARC encaró el complemento sin desviarse de esas coordenadas impartidas, al tiempo que Boca proponía un juego más rápido, con más remates desde lejos que obviamente generaban errores y córners cortos. Parecía que el resultado era cerrado, la visita controlaba pero en cada contra borraja era profunda y precipitaba ocasiones de relieve que complicaban la tarea de la arquera visitante.

Pero el viento, que ya soplaba en contra, le dio a Boca –en una de las últimas jugadas– la chance del empate y no hubo desperdicio tras un corner corto. Merecida paridad.

En los últimos quince, ARC ya no deseó arriesgar en la aventura de los 3 puntos; si bien alguna chance aislada pudo haber desnivelado la balanza, ya el clásico estaba escrito con el 1 a 1. Azul Rugby pudo acumular una unidad y llegar a 4 puntos en la tabla general

En la concreción de la tercera fecha, Azul Rugby Club rivalizará con Estudiantes de Rauch, el 11 de septiembre.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *