Hogar Sagrado Corazón

El Hogar Sagrado Corazón de esta ciudad es una entidad centenaria que alberga a niños y jóvenes que ingresan en situación de riesgo, generalmente provenientes de entornos o ambientes desorganizados y atravesados por diferentes problemáticas sociales. En la actualidad conviven 25 niños y jóvenes.

De esta manera la entidad los concibe como sujetos de derecho, es decir, se planifica no sólo en brindar abrigo sino en realizar esfuerzos tendientes a revertir y subsanar aquellas situaciones que originaron la vulneración de esos derechos, haciendo hincapié en el fortalecimiento de la educación y la salud.

Se caracteriza por priorizar la inclusión social desde todos sus aspectos, es decir, el proyecto apunta a que los niños compartan sus espacios, áreas de convivencia, recreación, entre otros.

En sus orígenes las responsables del cuidado eran las hermanas religiosas, y después pasó a gente particular. El personal está compuesto con dos supervisores (asistentes sociales), preceptores, encargado de lavadero, personal de limpieza y cocinera. Esta a cargo de un directivo y la comisión directiva tiene la responsabilidad respecto de todo lo que se refiere a la economía. Si bien reciben becas del Ministerio de la Minoridad de la provincia no alcanza para solventar todos los gastos y por ello se trabaja organizando ferias americanas y solicitando donaciones. Por ejemplo cuando se reciben donaciones de ropa, que se expone en las ferias americanas, se prioriza a los chicos. Las prendas que a ellos les gusta, se la quedan. Así están bien vestidos.

Los chicos cuentan con una activa vida social como cualquier otro menor. Salen, tienen novias, reciben a los amigos, o sea tienen una vida totalmente normal.

Pero los directivos, supervisores, preceptoras se ponen rígidos con la cuestión escolar haciéndoles entender la importancia de concurrir al colegio. Por eso tienen horarios de estudio para que se organicen mejor. Todo se da en un clima cordial, porque se busca la forma de que los chicos sientan que tienen una familia.

Lo más importante es que un chico que llega a la instancia de estar en un hogar es porque se vulneraron los derechos en algún aspecto. El objetivo es que tengan un espacio lo más normal posible, en un clima familiar. Y la idea es que puedan ir a un grupo familiar.

La función del hogar se cumple porque hay chicos que están agradecidos y van a visitarlo, otros que no quieren egresar. Es un espacio importante para ellos porque están calefaccionados, con cuidados, van a la escuela, tienen amigos. Generalmente no reciben discriminaciones porque se trata de trabajar con ellos sobre su autoestima. Además se concientiza para que no se autodiscriminen y se les permite que vengan los compañeros para hacer los deberes.

Son chicos que atravesaron una circunstancia particular, pero ello no significa que en un futuro se encuentren en otras circunstancias.

Ese fue el objetivo de quienes fundaron el Hogar Sagrado Corazón de Jesús. Y después de un siglo donde se vivieron momentos de penurias, sufrimientos, etcétera, y en la actualidad donde es necesaria alguna reparación edilicia, se puede decir que los deseos de los fundadores se están cumpliendo. Porque ellos querían que los niños y jóvenes recibieran cariño, amor, contención, educación. Y se esta logrando, para que esos niños y jóvenes de hoy mañana sean hombres útiles y serviciales a la sociedad.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *