EL CASO DEL AZULEÑO CLAUDIO MINELLONO, ENTRE ELLOS  

Homenaje a abogados laboralistas, víctimas del terrorismo de Estado

El acto fue organizado por los jueces nacionales de Trabajo. Se recordaron los casos de “La noche de las corbatas”. Hubo críticas ante la ofensiva estatal contra la abogacía laboral.

Claudio Minellono (hijo) recibe el diploma recordatorio, durante el acto en el que fueron recordados los abogados laboralistas víctimas del terrorismo de Estado, entre los que estuvo su padre, Claudio Aurelio Minellono, representantes de los gremios de ceramistas y periodistas, entre otros. Los expositores durante el homenaje que realizaron los Jueces nacionales de Trabajo a los abogados que patrocinaron sindicatos y fueron perseguidos, detenidos y, muchos de ellos, desaparecidos en los años setenta.
<
>
Claudio Minellono (hijo) recibe el diploma recordatorio, durante el acto en el que fueron recordados los abogados laboralistas víctimas del terrorismo de Estado, entre los que estuvo su padre, Claudio Aurelio Minellono, representantes de los gremios de ceramistas y periodistas, entre otros.

EL DATO:

En homenaje al Dr. Norberto Centeno, la Federación de Colegios de Abogados de la República Argentina, instituyó el día 6 de julio como el Día del abogado víctima del Terrorismo de Estado y por Ley Nacional Nº 27.115 se declaró el 7 de julio como Día del Abogado Laboralista, “en homenaje a todos los abogados asesinados en lo que se conoció como “la noche de las corbatas” y de todos los letrados que, por luchar por la Democracia y la República sufrieron el mismo destino.”

El pasado viernes 7, en la Asociación de Abogados de Buenos Aires, se realizó el homenaje a los abogados laboralistas que fueron víctimas del terrorismo de Estado. Por primera vez en la historia del país, un acto de esta naturaleza fue organizado por la Asociación Nacional de Jueces y Juezas del Trabajo (ANJUT).

Tal como lo había anticipado EL TIEMPO (ver edición del 11 junio), entre los homenajeados estuvo el azuleño, Dr. Claudio Aurelio Minellono, quien sufriera un atentado en su hogar a manos de la Triple A, en 1975.

La apertura del acto estuvo a cargo de la presidenta de la Asociación de Abogados de Buenos Aires, Dra. María del Carmen Besteiro. Esta entidad es la que promueve para el año 2018 el mes del abogado laboralista.

Matías Moreno, hijo del laboralista olavarriense Carlos Alberto Moreno que fue secuestrado y ejecutado en 1977, realizó una contextualización en torno al asesinato de su padre.

Igualmente emotiva resultó la intervención de María Eva Centeno, quien en cuarenta años nunca había hablado en público sobre el caso de su padre. Es preciso recordar que, el 6 julio de 1977, el abogado laboralista Norberto Centeno, de 50 años, regresaba a su estudio jurídico, situado en el centro de la ciudad de Mar del Plata. En la avenida Luro un Grupo de Tareas lo secuestró. Cuatro días después apareció su cadáver, acribillado. Al día siguiente, 7 de Julio de 1977, se produjo la detención ilegal, desaparición y asesinato de otros abogados de trabajadores, colegas de Norberto Centeno. Esta razzia incluyó a Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alaiz, Camilo Ricci, Carlos A. Bozzi y Tomás J. Fresneda. El caso comenzó a ser conocido como “La noche de las corbatas”.

Precisamente, otro de los expositores en el homenaje del viernes fue el doctor Carlos Aurelio Bozzi, sobreviviente del mencionado episodio. Como abogado comprometido con los derechos humanos, efectuó una completa reseña de lo que ocurre con los derechos laborales en el país, así como también la significación del abogado laboralista, en ese contexto, y revindicó esa función esencial para la vida del país (EL TIEMPO anticipó el caso en la edición del pasado 14 de junio).

El abogado Jaime Nuguer, autor del libro Un Habeas Corpus en Dictadura, se refirió al contexto histórico de los derechos laborales y a la actualidad de los juicios de lesa humanidad, específicamente el Plan Cóndor.

Alejandro Aníbal Segura, juez laboral de primera instancia, fue muy claro al recordar a los primeros abogados laboralistas del país, desde Juan Bialet Massé, en 1904, pasando por Mario Bravo, Bramuglia, Staforini, Martins, y los integrantes de la gremial de Abogados de 1970, hasta llegar al caso de “La noche de las corbatas” y otras víctimas del terrorismo de Estado.

Luego, el abogado laboralista Luis Roa, presidente de la “Agrupación Centeno” de abogados, explicó la dificultad que tuvo, por una cuestión generacional, en comprender estos hechos, luego del recupero de la democracia, y significó la trascendencia de poder avanzar en tres aspectos vitales para la democracia argentina: “Memoria, verdad y justicia”.

Gustavo Ciampo, abogado de organizaciones sindicales, criticó la actual ofensiva contra la justicia y la abogacía del trabajo, a la vez que trazó una suerte de paralelismo con los objetivos que se perseguían en plena dictadura, al silenciar a aquellos abogados de “La noche de las corbatas”.

Eduardo Tavani, abogado laboralista y de intensa militancia en organizaciones de derechos humanos, miembro del comité de defensa de Milagros Sala, también recordó a los abogados y abogadas de aquella generación perseguida y mutilada.

Finalmente, el Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo y ex detenido político, Luis Raffaghelli, compartió con notoria sensibilidad la poesía “…Y por eso recuerdo”, de Diana Olivera de Etchenique, escrita en homenaje a los médicos del Hospital Posadas víctimas del terrorismo de Estado.

Luego de las exposiciones, se entregaron diplomas recordatorios. Entre ellos, a Claudio Minellono (hijo), luego de hacerse una referencia en el acto al caso de su padre, el abogado laboralista Claudio Aurelio Minellono, víctima de un atentado de la Triple A en 1975, tal como reveló EL TIEMPO en su edición del pasado 18 de junio.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *