HOMENAJE POR EL DÍA DE LA MADRE

<
>

-¿Por qué estás segura que el convivió con un ángel?

-En el mismo instante que abrí mis ojos al nacer fue ahí cuando supe que Dios me bendijo con uno de sus ángeles.

-¿Puede describirlo?

-No hay muchos secretos porque mi ángel es mi madre?

-¿Y en qué se basa usted en que su madre es un ángel?

-En que no sólo yo sino que hay ocho testigos más que lo confirman.

-¿Qué nos podes decir de ella?

-Sólo puedo decir que al mirar sus ojos es lo mas cercano a estar con Dios.

-¿Le querés decir algo?

-Sí: gracias, por su lucha. Por hacer personas con muchos valores y por su fortaleza. Simplemente gracias por ser mi madre.

-¿Querés decirle algo más?

-Sí. Que a lo largo de la vida hemos comprobado cómo las amistades más duraderas se rompían; cómo algunos de nuestros familiares nos daban la espalda y cómo el amor por ese hombre que creíamos para siempre se deshacía entre la rutina y la comprensión. Pero eso no significa que el amor verdadero no exista ni que podamos establecer con otra persona un vínculo inquebrantable. Existe una persona que siempre va a estar a nuestro lado, que nos ha acompañado durante toda la vida y nos seguirá acompañando más allá de la vida. Una persona que nos profesa un amor de verdad y para siempre y que, además nos envuelve en cariño, apoyo y protección y esa persona es mi madre. Feliz día a todas las madres de Azul, en especial a la mía.

Colaboración de Elsa Britos.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *