POR CUARTO AÑO CONSECUTIVO

Hoy comienza la Adoración Perpetua

La Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento comenzará hoy en la Iglesia Catedral Nuestra Señora del Rosario.
<
>
La Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento comenzará hoy en la Iglesia Catedral Nuestra Señora del Rosario.

La Adoración Perpetua del Santísimo Sacramento se desarrollará en la Iglesia Catedral Nuestra Señora del Rosario desde hoy, 1 de febrero.

Cabe recordar que se trata del esfuerzo extraordinario que “Dios nos pide hoy para derramar sobre la humanidad: Sus gracias extraordinarias. Cuando estemos dispuestos a hacer en la tierra como en el cielo, es decir, adorar a Dios perpetuamente, entonces Dios creará un “nuevo cielo y una “nueva tierra”.

Se trata de cubrir las 24 horas del día rezando por las intenciones que transmitió el Papa Francisco. Por tal motivo los interesados deben inscribirse en las planillas que se encontrarán frente al Santísimo que está en la misma Catedral, después de la misa de 8 horas en el lateral izquierdo y durante la noche. Se ingresa por la puerta lateral (para mayor seguridad). Esta práctica culminará el 28 de febrero.

Es importante destacar que la Adoración se realizará durante todo este mes aunque a pedido de la feligresía se concretó durante todo el año pasado. O sea, después de febrero de 2016 que se realizó esta práctica, se hizo durante todo el año después de la misa del miércoles por la tarde hasta la del jueves, es decir un día por semana.

Básicamente la Adoración Eucarística es adorar a Dios como Dios, es decir la oración sólo se presta a Dios y nosotros creemos que está presente en la Eucaristía, Jesús que es verdadero hombre y el verdadero Dios. Es prestarle el obsequio de nuestro tiempo, de nuestra alegría de alabarlo, de agradecerle y pedirle; es la oración que se dirige a Dios y también pidiéndole intenciones específicas establecidas y que cada uno, además de pedirle por cada uno, pida por estas intenciones.

Una de ellas son las vocaciones sacerdotales que tanto pide el Papa Francisco y él mismo pide que recemos por él. Esta práctica será en el templo del altar de Inmaculada o en la capillita del baptisterio.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *