AL TÉRMINO DEL ENCUENTRO CON DIRIGENTES RADICALES DE LA SÉPTIMA, RICARDO ALFONSÍN DIJO…

“Hoy no existe dentro de Cambiemos un espacio donde se pueda discutir”

El senador provincial Raúl Fernández y el presidente del comité local, Rodolfo Álvarez Prat, acompañaron a Ricardo Alfonsín durante la conferencia de prensa que se realizó ayer al mediodía. Pasadas las 15, este diario volvió a la sede partidaria de Burgos 711 y habló nuevamente con el titular del comité provincia de la UCR sobre el resultado del encuentro con dirigentes de la Séptima.
<
>
El senador provincial Raúl Fernández y el presidente del comité local, Rodolfo Álvarez Prat, acompañaron a Ricardo Alfonsín durante la conferencia de prensa que se realizó ayer al mediodía. Pasadas las 15, este diario volvió a la sede partidaria de Burgos 711 y habló nuevamente con el titular del comité provincia de la UCR sobre el resultado del encuentro con dirigentes de la Séptima.

Dentro de los espacios políticos que convergen en la alianza gobernante en la provincia y la nación el “horno no está para bollos”. Especialmente luego del pase de intendentes bonaerenses al proyecto que encabeza María Eugenia Vidal, tal como es el caso del jefe comunal azuleño Hernán Bertellys. Ayer, al cabo de un encuentro con dirigentes de la Séptima, el presidente del comité provincia de la Unión Cívica Radical, admitió que “hoy no existe dentro de Cambiemos un espacio donde se pueda discutir”. Ricardo Alfonsín participó de una conferencia de prensa, en horas del mediodía, junto con el titular del comité local de la UCR, Rodolfo Álvarez Prat, y el senador provincial Raúl Fernández (las declaraciones que se dieron en este contexto serán publicadas en una próxima edición). Al término del cónclave que contó con la participación, entre otros, de la diputada provincial Alejandra Lordén, pasadas las 15 horas este diario regresó a la sede partidaria de Burgos 711 y consultó nuevamente al hijo del extinto presidente de la Nación, en este último caso sobre el resultado de lo conversado con el resto de los correligionarios.

“Fue una reunión en la que se analizó precisamente la cuestión por la cual fuimos convocados en la necesidad de hacerle conocer formalmente al comité provincia qué era lo que estaba pasando con la decisión del PRO de ampliar de manera inconsulta la composición de Cambiemos. También se decidió notificar al vicegobernador, al foro de intendentes, al foro de concejales y al foro de consejeros escolares. Vamos a tratar de generar las condiciones para que no sea posible en el futuro repetir conductas de esta naturaleza”, expresó Alfonsín.

Consultado de cómo se llega a esta instancia luego del encuentro que tuvieron hace un par de meses en esta ciudad con referentes de la Séptima donde se dijo que no tenían espacio de debate dentro de la coalición, el dirigente respondió: “Tal vez la experiencia nos haya demostrado que es necesario conversar más dentro de Cambiemos porque algunos no comprenden adecuadamente lo que supone conformar un frente. Un frente está integrado por más de una fuerza y las decisiones que se toman tienen que ser compartidas”.

El reclamo viene de las bases

Ante la pregunta de este diario, Alfonsín sostuvo que el reclamo que se hará llegar hacia adentro de la alianza es “de las bases hacia arriba”. “Diría que desde los distritos hacia el comité provincia, hacia las legislaturas, hacia la vicegobernación y hacia Cambiemos a nivel provincial. Parece mentira que haya que resaltar que hay que actuar habiendo consultado previamente a todos porque se trata de una regla que es bastante elemental y básica”, explicó.

Negó que, al menos él, tenga algo para decir respecto de la proporcionalidad de dirigentes del radicalismo dentro del gobierno de Cambiemos. “Esas cuestiones se las dejo libradas a Daniel Salvador en la provincia de Buenos Aires. Yo en eso no me he metido. Cuando un partido tiene un vicegobernador como la figura más importante para interactuar con el gobernador, soy respetuoso. Lo que nadie me puede impedir es expresar mi opinión respecto de las medidas que se toman y me expresado en muchas ocasiones, más que nada respecto del gobierno nacional. En el gobierno nacional reclamo la conformación de un espacio en el que las distintas fuerzas que integran Cambiemos puedan ser escuchadas antes de que se tomen decisiones, por lo menos respecto de las decisiones más sensibles”, advirtió y agregó: “No es lo mismo espacio de discusión que espacio de anoticiamiento. Hasta ahora, más que nada nos han anoticiado. Si nos hubieran escuchado antes de tomar algunas decisiones, seguramente algunas cosas no se hubieran hecho o se hubieran hecho de otra manera”.

¿Durmiendo con el enemigo?

Interrogado Alfonsín de si es posible que algunos kirchneristas que se dejan llevar por María Eugenia Vidal, una vez dentro de Cambiemos busquen propiciar nuevas divisiones internas, respondió: “En realidad hoy, así como la sociedad está, despartidizada, despolitizada, desideologizada de los partidos no me extrañaría que repitieran conductas como esta. Yo voy a trabajar para que la gente comprenda que no se puede cambiar de partido según lo que dicen las encuestas. Hay que trabajar ideas y no todos los partidos tienen las mismas ideas. Aparecen los candidatos como oportunistas, electoralistas y eso es muy malo para la política”.

“Creo –puntualizó– que hay una parte de la sociedad que no ve bien esas conductas y otra parte que no se da cuenta que esos son comportamientos oportunistas y no los sanciona. Si la sociedad no los sanciona, seguirán repitiéndose en el futuro esos comportamientos. Voy a trabajar para generar conciencia de la necesidad de exigirle más coherencia a los dirigentes políticos”.

Cuesta arriba

En otro tramo de la entrevista Alfonsín dijo que tiene cifradas esperanzas en que el radicalismo retome la senda del crecimiento que había experimentado después del fracaso de la Alianza que lideró Fernando De la Rúa. “En el 2001 todos creían que desaparecíamos y lo cierto es que en la elección presidencial siguiente obtuvimos el 2 por ciento de los votos. Parecía que el pronóstico se confirmaba y en la segunda elección presidencial no tuvimos candidato propio. Tuvimos que ir detrás de un candidato peronista (fórmula Cristina Fernández/Julio Cobos). Ahí muchos decían que desaparecíamos en serio y en una tercera elección tuvimos candidato propio, que es quien habla. Sacamos casi el 13 por ciento de votos en las PASO, más de 2.700.000 votos y experimentamos una recuperación muy importante. En la última elección, que fue muy especial, hemos sufrido un retroceso pero creo que potencialmente la Unión Cívica Radical tiene posibilidades de ser un actor importante otra vez en la política argentina”, definió.

Dijo que sigue creyendo en el éxito que Cambiemos pueda tener, una vez que se tome debida nota de algunas correcciones. “Yo creo que la fortaleza de Cambiemos estará en la posibilidad de acertar en la resolución de los problemas de los argentinos y en todas las cuestiones económicas y sociales. Las cuestiones republicanas e institucionales son bastante fáciles de resolver. Hay que recuperar el crecimiento pero no cualquier tipo de crecimiento. Hay que discutir la distribución del ingreso para que genere bienestar general; hay que discutir el sistema tributario; hay que discutir cómo se asignan los recursos porque nunca son infinitos. De esa posibilidad depende el éxito de Cambiemos”, manifestó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *