“Hubo errores muy groseros en la organización”

 

El legislador analizó, en diálogo telefónico con este matutino, las falencias que quedaron al descubierto a partir del show que el sábado dio en Olavarría el Indio Solari y los Fundamentalistas del Aire Acondicionado. 

“Todo se vio rebasado por la cantidad de gente que vino a Olavarría”, expresó el legislador del bloque peronista.
<
>
“Todo se vio rebasado por la cantidad de gente que vino a Olavarría”, expresó el legislador del bloque peronista.

“Hubo errores muy groseros de la organización; desde la elección del lugar donde se hizo el recital, en un sector céntrico de la ciudad, con lo cual la mayoría de la gente para llegar hasta allí tenía que tenía que atravesar todo el centro y los barrios residenciales de la ciudad, que se vio colapsada en materia de servicios. No había disponibilidad de alojamientos ni baños químicos en cantidad suficiente; todo se vio rebasado por la cantidad de gente que vino a Olavarría”, afirmó el senador del bloque peronista Héctor Vitale.

Ante el llamado telefónico de EL TIEMPO, el legislador consideró que “hubo una falta de control en todos los niveles; desde la organización privada del recital hasta el gobierno provincial que tuvo que asegurar un servicio de policía bonaerense mucho más eficaz que el que realmente proporcionó y obviamente la falta de controles de la Municipalidad en ese sentido”.

Vitale cuestionó la fallida lectura que hizo la gestión comunal olavarriense de lo que acarrear el desarrollo del recital.

“Faltó previsión pero los mismos organizadores y del gobierno local anticipaban que se iba a trasladar a Olavarría muchísima gente; incluso que iba a ser un record en cuanto a la cantidad de gente que suele asistir a los recitales de Solari”, indicó.

Pudo ser una tragedia aún mayor

Más adelante, el legislador expresó su alivio por el correcto comportamiento que, en líneas generales, tuvieron los asistentes al show en el predio rural La Colmena.

“Tengo que destacar el comportamiento de miles de pibes dentro del predio porque si ellos no se hubieran comportado de esa manera, la tragedia hubiera sido mucho más grande. Ellos intuyeron que había algo que estaba sucediendo fuera de lo normal, que pasa siempre en los recitales, y se empezaron a retirar mucho antes de que terminara el show, lo cual permitió alivianar un poco los espacios del predio, y así y todo la salida fue caótica”, expresó Vitale.

Consultado de si debían destacarse las actitudes del Indio en el sentido de pedir que hubiera calma y en un momento modificar el set list para que los fans dejaran de hacer “pogo” y le pusieran fin a las avalanchas, el senador provincial dijo: “Eso ya fue tarde. Eso fue post lo que había sucedido. Los movimientos se habían producido antes y la gente se había empezado a ir del show viendo las intermitencias de los músicos”.

El rol de los vecinos olavarrienses

En otro orden, Vitale se refirió a la postura que asumieron varios vecinos olavarrienses, que pasaron a cumplir el rol solidario que ante la situación no tuvieron los organismos del Estado. “En la propia salida no hubo asistencia para la gente que no conocía adónde se tenía que dirigir, con lo cual estaban deambulando en calles muy estrechas, mal iluminadas y así prácticamente que se producía como un embudo y que no pasó algo mayor porque los propios chicos se cuidaron. Lo que no cuidó el Estado en sus distintos niveles, lo cuidaron los propios pibes y los vecinos estuvieron a la altura de la cantidad de gente que vino, proporcionándole alojamiento, que pudieran ingresar a los baños, que pudieran cargar los celulares y proporcionándole inclusive hasta alimento, cosas que no hicieron ni el gobierno provincial ni municipal”, señaló.

Acerca del curso de la investigación, el legislador se esperanzó: “Ahora esperamos que la Fiscal (Susana) Alonso, una mujer de experiencia, seria y de antigüedad en Olavarría, deslinde responsabilidades. Responsabilidades hubo para esta tragedia”.

En la “misa”, un “rosario” de errores

Vitale coincidió con lo que a poco de originada la tragedia sostuvieron distintas personas a través de las redes sociales y los medios masivos de comunicación, incluyendo este matutino, en el sentido de la inexplicable serie de desaciertos que se cometieron por obra u omisión de la producción del show y los actuales responsables del Municipio olavarriense. El punto máximo de los desaguisados quizás se vio con el método que Ezequiel Galli implemento para descomprimir la presencia de fans del Indio en la ciudad, y ordenó sacarlos en la caja de camiones comunales, cuatro de ellos en dirección a Azul. “Comparto que es la parte final de una cadena de errores y de imprevisiones. Trasladar la gente de la manera que lo hizo para que se fueran de la ciudad, se las expuso a un riesgo aun mayor del que ya habían tenido dentro del predio donde se realizó el recital, además de pasar por encima de cualquier normativa mínima de seguridad vial”, indicó, para ser cauto al mencionar la posibilidad de propiciar algún proyecto en la Legislatura provincial para pedir que se investiguen a fondo los hechos. “Hay que esperar cómo transcurre la investigación penal, esperar los elementos que logra reunir la justicia. Si se ratifican, como creo que se van a ratificar, diversos incumplimientos que corresponden a la órbita de la provincia vamos a trabajar con nuestro bloque. Eso, independientemente de lo que hagan nuestros concejales”, aclaró.

EL DATO

Héctor Vitale era secretario de Gobierno cuando Helios Eseverri prohibió el recital de Los Redonditos de Ricota en Olavarría. “Tomamos una decisión antipática: la de poner límites por no autorizar un recital en un lugar cerrado y pedimos que se hiciera en una cancha de fútbol, cosa que no se aceptó”, recordó el actual senador provincial, para sostener el objetivo que el jefe comunal de aquel entonces persiguió: “Proteger a la ciudad y a nuestros vecinos y ofrecer un lugar acorde a los visitantes”.

CADENA DE RESPONSABILIDADES

La diputada nacional del Frente Renovador, Liliana Schwindt, consideró que la tragedia en el recital del “Indio” Solari en la localidad bonaerense de Olavarría “encuentra en la cadena de responsabilidades no sólo al intendente de la ciudad, al artista y a la productora del evento, sino también al gobierno provincial ya que debió haber supervisado en todo momento un espectáculo de esta envergadura”.

La legisladora de la fuerza liderada por Sergio Massa afirmó que “estando previsto que este recital tuviera semejante magnitud, el haber dejado la vida de esta cantidad de personas en manos de una productora que lo único que tiene en su cabeza es la idea de ganar dinero, es de una irresponsabilidad tremenda”.

“Quedan tristemente en evidencia las consecuencias de lo que pasa cuando el Estado se ausenta de sus responsabilidades. La falta total de preparación de quienes gobiernan desemboca en la improvisación y falta de reacción”, sostuvo Schwindt.

Oriunda de esa misma ciudad, la diputada consideró que “hubo muchas irregularidades. Este evento no pasó por el Concejo Deliberante y el municipio eligió un predio que nunca había sido utilizado para un espectáculo. La elección fue desacertada y la gente de Olavarría lo sabía, pero la decisión de hacerlo allí fue unilateral. Se trató de algo que no correspondía autorizar en un lugar que no estaba preparado para recibirlo”.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *