Humildad de un escritor

En la Biblioteca Cáneva fue presentado el primer libro escrito por Martín Valenzuela que lleva por nombre “Un Crimen Olvidado”, con un marco de público que ocupaba todo el salón de usos múltiples.

Si bien el autor, hace aproximadamente siete años, comenzó a escribir cuentos cortos, breves relatos, algunas otras cosas sueltas como hobby, y como le gustaba escribir, decidió concurrir al Taller de Escritura que se dictaba en la biblioteca. Allí, según él, todo se tornó más serio.

Así nació la historia de “Un Crimen Olvidado” que en principio fue mucho más corto, pero en el taller se le abrió otro mundo. Encontró gente que lo incitó a seguir dándole forma a esta historia. Con la ayuda de las distintas fuentes que consultó pudo terminar esta historia del género policial.

Cuando le acercó el borrador del libro a Florángel Turón, que tenía a su cargo el Taller de Escritura, le expresó que estaba sorprendida porque es un caso que fue olvidado en nuestra ciudad y con los ribetes que le encuentra el autor al novelar esos episodios que ocurrieron en 1938, tiene muy buenas historias y cosas muy atinadas en el contexto histórico.

Este libro surgió porque es un caso que tomó conocimiento el autor desde chico, ya que está relacionado con un familiar suyo. Es un hecho real. Es decir, el hermano del hombre que asesinaron era casado con una tía. Por ende él lo conocía. Fue un crimen muy horroroso. El argumento es todo real, aunque al resto se le agregó mucha ficción para hacerlo más amplio.

Se desarrolló en el mes de enero, cuando estaba el comisario Reginaldo Ferreyra en Azul, y en la trama del libro se reflejan dos amigos que se enamoran de una chica. Uno primero y el otro después. A partir de ahí se desata una historia muy oscura, hay pelea y asesinato. El homicida tenía 16 años.

Martín Valenzuela expresó que fue un libro escrito con pasión. Él puso todo lo mejor de sí y mucha dedicación para poder realizarlo. Si le gusta o no es un tema del lector.

Agregando que escribe por su propio gusto y que nunca pensó que iba a llegar a publicarlo. Confesando que Florángel Turón y su esposa lo impulsaron a hacerlo. Y finalizó diciendo que cree que le va a gustar a la gente, incluso lo poco escribió decidiendo darle un final drástico.

Ya tenía el libro terminado, pero no estaba en condiciones de solventar el gasto de impresión. Gracias a la ayuda de amigos se pudo imprimir y presentarlo en público. Una persona como Martín Valenzuela, jubilado, que le gusta escribir, que asiste ya siendo persona mayor al taller de escritura que se llevaba a cabo en la biblioteca, que incursiona en el género policial con un relato de un hecho real que él lo conoció desde chico deja un ejemplo a la juventud.

Con la humildad que lo caracteriza, comenzó a escribir por hobby. Pero considero que no se avanzaba sino aprendiera cierta técnica. Por eso acudió al Taller de Escritura ya siendo una persona mayor. De allí tomó conciencia que para mejorar en la escritura, el relato, es necesario leer en exceso buena lectura.

Lo que hizo el autor fue un relato de un hecho que él tomó conocimiento de chico.

¿Cuántas personas saben cosas que es conveniente que se sepan y no trascienden por no quedar documentadas? Con su primer libro titulado “Un Crimen Olvidado”, realiza una contribución a la historia de Azul.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *