TIENEN 15 Y 16 AÑOS, SEGÚN INFORMÓ LA POLICÍA

Identifican a alumnos de la Normal como los presuntos autores de tres de los llamados por amenazas de bomba que hubo en esa escuela

El episodio más reciente de “intimidación pública” en la Escuela Normal había ocurrido el pasado miércoles por la tarde, día en que por sexta vez en menos de un mes el establecimiento educativo tuvo que ser evacuado. Anteayer, en la DDI Azul, policías incautaron tres teléfonos celulares. Les pertenecen a alumnos de esa escuela, sospechados ahora de haber realizado esos llamados anónimos denunciando falsamente la colocación de artefactos explosivos en la Normal.
<
>
El episodio más reciente de “intimidación pública” en la Escuela Normal había ocurrido el pasado miércoles por la tarde, día en que por sexta vez en menos de un mes el establecimiento educativo tuvo que ser evacuado. Anteayer, en la DDI Azul, policías incautaron tres teléfonos celulares. Les pertenecen a alumnos de esa escuela, sospechados ahora de haber realizado esos llamados anónimos denunciando falsamente la colocación de artefactos explosivos en la Normal.

Tres adolescentes, dos de ellos mujeres, tuvieron que presentarse el viernes pasado acompañados por sus padres en la DDI Azul. En sede policial, a los papás de los chicos les informaron sobre estos episodios de “intimidación pública” en los que ahora sus hijos aparecen involucrados. Además, a los menores les incautaron sus teléfonos celulares. De los aparatos de estos estudiantes, según se comprobó, fueron realizados llamados intimidatorios que desde el pasado 8 de septiembre obligaron, ante falsas amenazas de bomba, a evacuar la Escuela Normal en seis ocasiones.

Policías de la DDI Azul identificaron a tres de quienes habrían sido los autores de los llamados telefónicos anónimos que obligaron en todas esas oportunidades a desalojar días atrás la Escuela Normal.

Esas comunicaciones indicaban que en ese establecimiento escolar habían sido colocados artefactos explosivos, situaciones que en esos y otros casos -que no sólo se registraron en esa escuela sino también en otras de la ciudad- se comprobaron que no eran ciertas.

En el marco de uno de los expedientes iniciados en sede judicial en la UFI 13, actualmente a cargo en forma interina del fiscal Javier Barda, el pasado viernes fueron citados al edificio que la DDI Azul posee en Belgrano 219 de este medio los adolescentes presuntamente implicados en esos hechos.

Según un vocero policial de esa dependencia de seguridad refirió ayer a este diario, se trata de alumnos de la propia escuela que posee su sede en 25 de Mayo al 777, quienes tienen “15 y 16 años”.

La misma fuente señaló que dos de los sospechados de cometer estos hechos son mujeres y que el otro es un varón.

Los menores, acompañados por sus padres, tuvieron que hacerse presentes el pasado viernes en la sede de la DDI Azul, el lugar donde les incautaron a todos sus teléfonos celulares.

Según lo investigado, desde esos aparatos se hicieron los llamados que, en tres de las seis ocasiones en que se registraron episodios de estas características en la Escuela Normal, obligaron a que el edificio tuviera que ser evacuado.

En total, desde el pasado 8 de septiembre y hasta el miércoles último, día en que se produjo el más reciente de estos episodios de “intimidación pública” -lo cual derivó en que fuera montado un nuevo operativo para evacuar a alumnos, maestros, profesores y personal no docente de esa escuela pública-, en la Normal se llevan registrados hasta el momento un total de seis hechos de estas características.

Cinco de los llamados que se hicieron dando cuenta de la colocación de artefactos explosivos en esa escuela se habían recibido en sede policial, ya que los autores de estos hechos se comunicaron con el 911 o el 101 para, en forma anónima, dar cuenta de este tipo de situaciones, las mismas que desde hace un mes se han convertido en un verdadero problema en diferentes establecimientos educativos de Azul.

Si bien no en la cantidad en que convirtieron a la Normal en la escuela donde más hechos así sucedieron, también desde hace un mes otros establecimientos educativos de la ciudad se convirtieron en lugares que hubo que desalojar a causa de llamados intimidatorios anónimos que indicaban que habían sido colocados artefactos explosivos.

En ese contexto, se registraron situaciones similares en el Colegio Sagrada Familia, el Sagrado Corazón, la Escuela de Educación Técnica número 1 “Coronel Pedro Burgos”, la Escuela de Educación Secundaria número 1 “Elisa V. de Ramongassie” -ex “Piloto”- y la Escuela de Educación Media número 5, el ex Colegio Nacional.

Tanto en ese establecimiento escolar como en la escuela años atrás conocida como “Piloto” los hechos de “intimidación pública” que se están investigando habían ocurrido en más de una oportunidad.

Los investigadores son optimistas con respecto al pulso de las pesquisas que se están llevando adelante, ya que confían en que la totalidad de estos episodios que constituyen un delito serán esclarecidos en el transcurso de los próximos días.

No sólo los que faltan dilucidar en la Normal, sino también aquellos que se registraron en las demás escuelas mencionadas.

Desde la DDI se llevan contabilizados un total de catorce llamados extorsivos anónimos hasta el momento que han tenido como damnificadas con esas falsas denuncias a las escuelas ya referidas.

En todos esos episodios que se registraron desde el mes pasado a la fecha los edificios donde funcionan estos establecimientos educativos tuvieron que ser evacuados para luego ser inspeccionados por policías de la Delegación Explosivos Azul, quienes no hallaron artefactos explosivos en ninguna de esas ocasiones en que fueron convocados para intervenir en estos casos.

 El dato

En su gran mayoría, los llamados telefónicos por estos episodios de “intimidación pública” no fueron realizados directamente a las escuelas damnificadas, sino que se efectuaron al teléfono de Emergencias de la Policía. Eso permitió rastrear los números de teléfonos de donde habían sido hechas las comunicaciones, algo que ahora -con relación a los casos ocurridos en la Escuela Normal- ha permitido identificar a alumnos de ese mismo establecimiento escolar como los presuntos autores de tres de esos llamados intimidatorios.

¡Deja un Comentario!

2 Comments

  1. CAR1O

    octubre 9, 2016 at 10:46 am

    MINIMAMENTE METER PRESOS A SUS PADRES SINO ESTO ES UNA JODA ME VIENE EL RECUERDO DE LA ESCUELA 17 Q SOCIEDAD DE MIERDA Q FUTURO CON ESOS VAGOS

  2. Joaquin

    octubre 9, 2016 at 1:04 pm

    No creo que pase de ser una “locura” propia de chicos de esa edad; una broma que para ellos no tendría consecuencias. Las autoridades sabrán aplicar las sanciones legales que correspondan, y, por otro lado, estaría bueno que los padres apliquen las sanciones morales y éticas para corregir el mal comportamiento de sus hijos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *