Importante robo en una cerealera


El hecho fue cometido en la planta perteneciente a la firma “Campoamor Hnos. S.A.”, que está sobre la Ruta Provincial 86, por al menos tres sujetos. Los delincuentes estaban armados y redujeron a un vigilador privado. Se llevaron valores de una caja fuerte de metal que violentaron. Y también robaron otra. Uno de los autos utilizados en el ilícito fue encontrado anteayer en Tandil.
 
JAVIER CIAPPINA
Desde una fiscalía con sede en los Tribunales de Azul continúa la investigación por el robo que un grupo comando llevó a cabo en horas de la noche del pasado jueves en una empresa cerealera de Benito Juárez.
Durante el hecho, según lo informado ayer a EL TIEMPO por voceros allegados a la instrucción de la causa penal, los delincuentes redujeron a un vigilador privado que estaba en la planta acopiadora de cereales, para después violentar una caja fuerte con las herramientas que tenían y llevarse otra, de dimensiones más pequeñas y también con valores importantes en su interior.
Oficialmente no se informó hasta el momento a cuánto ascendió el botín del que los autores de este ilícito se apoderaron, que según se cree fueron al menos cinco sujetos. Dada la profesionalidad demostrada, también se sospecha que no serían de Benito Juárez.
En ese contexto, en un principio la investigación para dar con los delincuentes había sido orientada hacia otros distritos como Mar del Plata y Tandil, teniendo en cuenta que en la ciudad serrana, el viernes que pasó, policías hallaron uno de los vehículos que fue utilizado en el hecho: un auto donde se encontraron elementos pertenecientes a la cerealera y también del vigilador reducido durante el robo, según se informó.
El automóvil, un Volkswagen Vento, había sido encontrado abandonado por policías de la comisaría segunda de Tandil y ayer ya estaba en Benito Juárez para ser sometido a las pericias de rigor, después de que voceros allegados a la causa penal que se está instruyendo confirmaron a EL TIEMPO que efectivamente se trata de uno de los vehículos utilizados por los integrantes de esta organización delictiva durante el robo.
Una caja violentada y otra que se llevaron
Según se estima, alrededor de la hora 22 del jueves que pasó la planta cerealera de la firma “Campoamor Hnos. S.A.” que está situada a la altura del kilómetro 145 de la Ruta Provincial 86, en jurisdicción de Benito Juárez, se convirtió en el escenario de este golpe tipo comando.
Un empleado de una empresa de seguridad privada que tiene 44 años y trabaja como custodio en la planta fue sorprendido por tres sujetos que actuaron a cara descubierta.
Uno de ellos, según lo que después fuera denunciado por el vigilador, portaba un arma de fuego que sería una pistola y entre los tres lo redujeron mediante golpes y amenazas, lo que implicó que lo ataran y esposaran.
Si bien cuando los sujetos ingresaron a las oficinas de la planta la alarma allí instalada se activó, con los elementos que tenían lograron neutralizarla, favoreciendo así ese accionar delictivo que llevaron a cabo.
Después, con una soldadora autógena, lograron abrir una de las cajas fuertes que hay en la cerealera y llevarse los diferentes elementos de valor que en su interior había, entre los cuales se mencionaron cheques y dinero. Además, otra caja fuerte de metal de menores dimensiones fue robada del lugar por los integrantes de esta organización delictiva.
Mientras el robo se llevaba a cabo, al custodio de la empresa privada lo introdujeron en el baúl de un automóvil, vehículo que -según se determinó después- es el que fue hallado abandonado el pasado viernes en Tandil.
Además, los delincuentes lo amenazaban diciéndole que si no se quedaba quieto un cuarto sujeto integrante de la banda, que al parecer circulaba a modo de apoyo a los demás miembros en una motocicleta, le iba “a pegar un tiro”. Se sospecha también que los ladrones utilizaron una camioneta. Vehículo que, al igual que esa moto ya mencionada, actuó de respaldo a esos tres sujetos que ingresaron a la cerealera para cometer el robo.
En la causa penal que se inició, caratulada como robo calificado, interviene la UFI 2 que en los Tribunales de Azul está a cargo de Laura Margaretic. En este caso, ese expediente se instruye a través de la Ayudantía Fiscal que en Benito Juárez conduce Paula Rodríguez.
El dato
Los investigadores no descartan que los autores del robo en la cerealera de Benito Juárez sean los mismos que semanas atrás cometieron un ilícito de similares características en Balcarce. Ese hecho había tenido como damnificado al ex piloto de automovilismo José “Bocha” Ciantini, a quien el mes pasado delincuentes que ingresaron a una oficina de su empresa de construcción, ubicada en el kilómetro 68 de la Ruta 226, le robaron unos 13 millones de pesos, después de violentar con un soplete una caja fuerte.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *