INCAUTARON UNA MOTO EN LA RUTA 60

El rodado hallado por policías del Comando de Prevención Rural. Tenía pedido de secuestro desde junio del año pasado.
<
>
El rodado hallado por policías del Comando de Prevención Rural. Tenía pedido de secuestro desde junio del año pasado.

Policías pertenecientes al Comando de Prevención Rural con sede en esta ciudad habían incautado una moto que, al cotejar sus datos, se comprobó que registraba un pedido de secuestro activo, luego de una denuncia por su sustracción formulada en junio del año pasado.

Voceros ligados a la realización de ese procedimiento informaron que el mismo se llevó a cabo el pasado jueves, durante un recorrido que policías del CPR estaban haciendo en la Ruta Provincial 60, en jurisdicción del Partido de Azul.

El joven que guiaba la moto fue interceptado a aproximadamente unos veinte kilómetros de esta ciudad. Y al serle solicitada la documentación del rodado, les entregó a los policías una tarjeta verde que, según se comprobó después, sería apócrifa.

Además, al cotejar los datos del rodado se descubrió que dicha moto -de color azul, marca Olmo, modelo Flash y de 110 cc- registraba un pedido de secuestro activo desde el 25 de junio del año pasado.

Aquel día, el rodado le había sido hurtado a una mujer, la legítima propietaria de la moto y quien resultara damnificada por este ilícito por el que desde la UFI 2 se había iniciado, tras la denuncia formulada en sede policial por lo sucedido, un sumario penal caratulado como hurto de ciclomotor.

Voceros judiciales y policiales identificaron al conductor de la motocicleta incautada el pasado jueves como Matías Ezequiel Almeida, que figura con domicilio en esta ciudad y tiene 26 años.

A raíz de lo sucedido, el joven fue aprehendido y recuperó su libertad al día siguiente, después de que fue trasladado a Tribunales para serle tomada una declaración informativa con relación a las circunstancias por las cuales tenía en su poder esa motocicleta de procedencia ilícita.

En la causa penal que se inició por el hallazgo del rodado intervino la UFI 13 que actualmente está a cargo del fiscal Javier Barda, al tiempo que la moto había quedado incautada en la sede del CPR que está en Urioste y Ruta 3 de este medio.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *