SIN RESPUESTAS DEL MUNICIPIO

Incertidumbre sobre el futuro de la Asociación de Cirugía Cardiovascular

Facsímil del acuerdo firmado entre el intendente Hernán Bertellys y el ministro de Infraestructura de la Provincia en el que se mencionan las obras que se realizarán en el “Ex Sector de Cirugía Cardiovascular del Hospital Pintos”. La Asociación de Cirugía Cardiovascular fue fundada en 1995 con el objetivo de apoyar la creación del Servicio de Cirugía Cardiovascular en el Hospital Pintos. Su continuidad dependerá de la decisión de sus socios.
<
>
Facsímil del acuerdo firmado entre el intendente Hernán Bertellys y el ministro de Infraestructura de la Provincia en el que se mencionan las obras que se realizarán en el “Ex Sector de Cirugía Cardiovascular del Hospital Pintos”.

Luego de que el intendente Hernán Bertellys firmara un convenio con la Provincia para recibir un subsidio de más de 16 millones de pesos para obras en el “Ex Sector de Cirugía Cardiovascular”, que fue convalidado por el Concejo Deliberante, la entidad decidirá su futuro. Es que además del hecho de que el servicio está cortado desde diciembre de 2011, ahora se modificó el Plan Director y se le dará otro destino a las instalaciones construidas exclusivamente para las operaciones cardiovasculares.

 

EL DATO:

Cuando la Asociación de Cirugía Cardiovascular recibió el legado de Margarita Mancuso -más todo lo que fue recaudando con, entre otras cosas, Cardio10- iba a destinar el dinero a la construcción de la planta alta del nuevo sector del Hospital Pintos. Pero, en un acuerdo con el entonces intendente Omar Duclós, esos fondos se destinaron a la construcción de la planta baja, con el compromiso de que el Estado comunal, una vez concluida esa etapa, se encargaría de la planta alta destinada exclusivamente a Cirugía Cardiovascular. Y así se hizo: el 8 de octubre de 2011 se inauguraron las instalaciones, aunque sólo la parte edilicia ya que la aparatología se gestionaría en la Provincia.

 

Después de más de 20 años de trabajo, es incierta hoy la continuidad de la Asociación de Cirugía Cardiovascular del Centro. La entidad, que fue creada para apoyar las operaciones de corazón que se realizaban en el Hospital Municipal, atraviesa por estos  días una etapa de definiciones: seguir o llegar hasta acá. Todo dependerá de lo que resuelvan los socios en una asamblea que se realizará a mediados del próximo mes.

Lo que sucede es que las promesas de retomar el servicio, y por ende las intervenciones, en el Hospital -cortadas hace más de cuatro años- está cada vez más lejana, máxime después de que el intendente Hernán Bertellys firmara un convenio con el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia para recibir más de 16 millones de pesos para la “terminación, refacción y refuncionalización del Ex Sector de Cirugía Cardiovascular del Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos”, textual del acuerdo suscripto el pasado 14 de septiembre y convalidado por el Concejo Deliberante en la última sesión.

Que se señale “Ex” sector de Cirugía Cardiovascular, terminó de disparar todas las alarmas en la Asociación.

 

Cambios en el Plan Director    

El primer indicio concreto de que el servicio ya no se retomaría y que las instalaciones  por las que tanto luchó y para las que tanto aportó la Asociación no serían utilizadas para el fin con que fueron construidas, fue en julio de este año luego de la visita a esta ciudad de la gobernadora María Eugenia Vidal. En esa oportunidad, la mandataria provincial comprometió un aporte de 16.640.000 pesos para obras en el Hospital.

Días después, desde el municipio se dio a conocer el detalle de los trabajos que se realizarán y allí figura que en el sector de Planta Alta -el que se construyó para el Servicio de Cirugía Cardiovascular- funcionará el Sector de Internación con 5 habitaciones con baño privado y apoyo de enfermería.

Este dato no pasó inadvertido para la gente de la Asociación, ya que de acuerdo al Plan Director del Hospital, esas 5 habitaciones estaban destinadas al Servicio de Hemodinamia.

Según pudo saber este diario a partir de distintas consultas realizadas, integrantes de la entidad tomaron contacto inmediatamente con el director del centro de salud municipal, Luis Hoursouripé, quien les informó que las instalaciones “por el momento” no serán utilizadas para Cirugía Cardiovascular. Es más, también pudieron saber por otro funcionario que el Plan Director fue modificado, por lo que el servicio estaría ya descartado.

No sólo nadie avisó a los integrantes de la Asociación -que pusieron esfuerzo y dinero para la construcción-, sino que muy pocos sabían que la intención del gobierno municipal sería -a la luz de los hechos- que ya no se realicen más operaciones de corazón en Azul.

En este punto cabe advertir que el servicio no se cortó ahora sino en 2011. A los 15 días de asumir, el entonces intendente José Inza rescindió el contrato con el médico cardiólogo Marcelo Naim -quien junto a su equipo tenía a cargo las intervenciones quirúrgicas- y a partir de ahí, pese a las promesas de que se haría un nuevo llamado para restablecer las operaciones, nunca se hizo y Azul perdió un servicio esencial.

Tampoco Bertellys, en los 10 meses que lleva como Intendente, ha llamado a concurso para recuperarlo.

Y en ese marco, ahora se suma el convenio que firmó con el ministro de Infraestructura bonaerense donde se establece que las obras se harán en el “ex Sector de Cirugía Cardiovascular” del Hospital Pintos.

 

El acuerdo con el Ministerio   

El 14 de septiembre pasado, el intendente Hernán Bertellys y el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Edgardo Cenzón firmaron un convenio marco que establece que “la Provincia de Buenos Aires, a través del Ministerio, otorgará al Municipio de Azul en concepto de subsidio la suma de 16.640.000 pesos destinada a financiar la obra Terminación, refacción y refuncionalización del ex sector de cirugía cardiovascular del Hospital Municipal de Azul”.

El jefe comunal elevó al Concejo Deliberante un proyecto de Ordenanza para que el cuerpo convalide el acuerdo. Ese proyecto pasó a las comisiones de Presupuesto y Hacienda, y de Interpretación, Legislación y Seguridad Pública, que lo analizaron y se expidieron aprobando la mencionada Ordenanza, por lo que en la última sesión quedó convalidada.

Así, el municipio recibirá más de 16.000.000 de pesos para la obra en el “ex” sector que fue construido para que funcione el servicio de Cirugía Cardiovascular.

 

Posible disolución   

Ante este panorama -y frente a la falta de respuesta del Intendente y del secretario de Gobierno Alejandro Vieyra, a quienes les solicitaron audiencia pero no se las  concedieron- este diario pudo saber que la Asociación decidió convocar a una asamblea de socios a mediados de noviembre para decidir el futuro de la institución.

Una de las posibilidad ciertas que se maneja es su disolución, visto que todo el esfuerzo realizado no se canalizó hacia donde estaba apuntado y ante la decisión del Intendente de darle otro destino al sector construido para cirugía, pese a que en alguna oportunidad expresó que gestionaría el restablecimiento del servicio.

Si todo se mantiene como hasta ahora, Azul no volverá a tener operaciones cardiovasculares, con todo lo que ello implica, y contará con una entidad comunitaria menos, dato que no es menor por las constantes contribuciones que ha venido haciendo no sólo al hospital sino también a otras instituciones y también familias de la ciudad.

 

LA INAUGURACIÓN DEL SECTOR DE CIRUGÍA CARDIOVASCULAR

Hace 5 años se inauguró el sector de Cirugía Cardiovascular en el Hospital Pintos. De acuerdo a las modificaciones de la actual gestión, allí funcionará el sector de Internación.
<
>
Hace 5 años se inauguró el sector de Cirugía Cardiovascular en el Hospital Pintos. De acuerdo a las modificaciones de la actual gestión, allí funcionará el sector de Internación.

El 8 de octubre de 2011, el entonces intendente Omar Duclós e integrantes de la Asociación, inauguraron el sector de Cirugía Cardiovascular del Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos.

Según se informó en ese momento, la obra de la planta alta del centro de salud donde funcionaría el servicio tiene una superficie de 450 metros cuadrados dividida en dos partes.

Por un lado, el sector de acceso con escalera principal y monta-camilla, más la sala de cuidados especiales y seis habitaciones, cuatro de dos camas cada una y dos de una.

Además, el sector de quirófanos, zona con células fotoeléctricas y espacio de vestidores.

A su vez, la planta tenía calefacción central frío-calor y un sistema de generadores que permitiría seguir trabajando de forma inmediata en caso de corte de luz.

Esa etapa había demandado, siempre de acuerdo a lo que se informó en esa oportunidad, 3 millones y medio de pesos, entre aportes municipales, provinciales y nacionales.

Ahora, este sector -según se desprende del convenio firmado por el intendente Hernán Bertellys y el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Edgardo Cenzón-, será terminado, refaccionado y refuncionalizado.


UN POCO DE HISTORIA

La Asociación de Cirugía Cardiovascular del Centro se fundó en 1995 con el objetivo primario de prestar apoyo al Centro de Hemodinamia que funciona en el Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos y para ayudar a la creación del servicio de Cirugía Cardiovascular en ese centro asistencial. Para esto, un grupo de vecinos coincidió en reunirse y el 1° de septiembre de ese año constituyeron la primera comisión directiva, que fue presidida por Miguel Ángel Prezioso, secundado en ese momento por Eduardo Pinasco. La nueva entidad tuvo el aval de las autoridades municipales de ese entonces y también del médico cardiólogo de la ciudad de La Plata, Ricardo García Casasa.

Una vez dado el primer paso, comenzaron a cumplir objetivos. El 28 de abril de 1996 se realizó en el Hospital -con un equipo de médicos que viajaron desde La Plata- el primer cateterismo. En el mismo año, se llevó a cabo la primera intervención cardiovascular a un vecino de esta ciudad. Por gestiones de las autoridades municipales, de la Asociación y de los cirujanos platenses, los quirófanos funcionaban con todos los adelantos técnicos.

Para lograr los objetivos, la Asociación contó con la colaboración de la comunidad. En ese marco, recibió en donación un campo de trescientas hectáreas que vendió y esto permitió que Azul y el Hospital contasen con un centro de Cirugía Cardiovascular modelo. Esta concreción se logró gracias a la señora Margarita Mancuso, quien tuvo la vocación benefactora de pensar en los demás dejando en su testamento el legado para la Asociación de Cirugía Cardiovascular. La recaudación de la venta fue destinada exclusivamente a obras para el centro de salud azuleño.

En el transcurso de los años, la entidad continuó colaborando en repetidas ocasiones con el Hospital Municipal, a quien donó lockers, intercambiador de aire, sanitarios, camas neumáticas, camas con control remoto, carro de acero inoxidable, puertas para quirófanos, heladeras, piletas de acero inoxidable, entre otras tantas cosas, además de colaborar con familias de pacientes que lo requerían.

En los últimos cuatro años, al no funcionar el servicio de Cirugía Cardiovascular, ha volcado su apoyo a otros centros.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *