ULISES URQUIZA

Incremento en la tasa urbana: “Si fuéramos por la insistencia, a Bertellys le queda judicializar el tema”

“Mi opinión es que tenemos que llevar esto al terreno del diálogo, de negociaciones y que busquemos puntos en común”, consideró. “Voy por un proyecto que contemple a los que no pueden pagar y por revisar el aumento como una cuestión política y no judicial”, aseguró.
<
>
“Voy por un proyecto que contemple a los que no pueden pagar y por revisar el aumento como una cuestión política y no judicial”, aseguró.

Fue la opinión que el concejal del Frente Renovador expresó al hablar con este diario y anticipar que no apoyará la insistencia de la ordenanza que el Concejo aprobó para morigerar los incrementos que está pagando el vecino ante la actualización de la valuación fiscal que promovió el Ejecutivo. Un tema que sigue generando debate y una postura que ya ha generado polémicas.

El tema “tasas” continúa dando que hablar en el seno del Concejo Deliberante y mientras tanto ya prácticamente es mitad de año y los vecinos deben seguir pagando aumentos muy superiores al 28 por ciento aprobado por el legislativo debido a que el Ejecutivo actualizó las bases imponibles, cosa que no se hacía desde 2011.

En realidad fue una “avivada” del Ejecutivo municipal que está ávido de recursos, y una evidente equivocación del Concejo que habilitó o dejó la puerta abierta para que esto se pudiera hacer.

Lo cierto es que el intendente Hernán Bertellys vetó lo actuado por el Concejo a los efectos de que solo se cobre al vecino el 28 por ciento de la tasa urbana que habían resuelto autorizar, y ahora no han tratado la insistencia porque la oposición no tiene los votos necesarios.

Todo empezó en el mes de enero cuando el cuerpo legislativo local aprobó la ordenanza fiscal para el Ejercicio 2016.

Los concejales modificaron un artículo con el objetivo que se mantenga el descuento del 25 por ciento para el buen contribuyente de esta tasa, como así también se postergó la aplicación de las nuevas valuaciones fiscales determinadas por el gobierno de la provincia de Buenos Aires para el ejercicio 2017. Acá es donde se planteó el conflicto ya que el Departamento Ejecutivo interpretó que este artículo, el 80 de la ordenanza fiscal, hacía referencia sólo al 2016, y aplicó una readecuación fiscal hasta el 2015.

Hay que señalar asimismo que en oportunidad de tratarse las tasas municipales para este año, el Concejo autorizó al Ejecutivo a incrementar los tributos municipales, pero en porcentajes bastante inferiores a los promovidos en el proyecto original.

En promedio se pidió un aumento del 40 por ciento; y los concejales autorizaron un 28 por ciento en la tasa urbana y un 35 en la vial, por citar algunos ejemplos.

Es que compartieron el criterio de recomponer, pero no con trasladarle al vecino la crisis generada por la propia administración municipal.

Además, se tuvo en cuenta que lo que se pide al contribuyente no se condice con los servicios que se prestan.

Todo muy lindo, pero los vecinos están pagando valores muy superiores a este 28 por ciento y se trata de un tema que aún no ha podido ser resuelto. Y como es clásico: pague y después vemos.

Los pasos que se dieron     

Volviendo al desarrollo de los hechos, Bertellys actualizó y aplicó la valuación de 2015,  y entonces el Concejo dictó una nueva ordenanza que intentó corregir la situación planteada ante estas diferencias de interpretación entre ambos poderes, la que fue vetada hace más de un mes, el pasado 26 de abril.

En la última sesión ordinaria que se desarrolló en la localidad de Chillar se iba a tratar la insistencia de la última ordenanza, pero sorpresivamente no se trató y todo hace suponer que fue porque no se consiguieron los votos necesarios (se necesitan 12 para ir por la insistencia de un veto).

Además, según pudo saber este medio, hay en la actualidad conversaciones con el Ejecutivo como para arribar a algún acuerdo y aprobar quizás algo “en el medio” como para decirlo de alguna manera.

Una postura polémica    

Lo cierto es que la oposición no tienen los votos necesarios, y uno de los concejales que  apoyó el último proyecto de ordenanza que trataron  y ahora no acompañará la insistencia es el edil del Frente Renovador, Ulises Urquiza, quién tiene una postura que ha generado polémica respecto al tema tasas.

Urquiza habló con este diario e informó en primer lugar que “voy por un proyecto que contemple a los que no pueden pagar y por revisar el aumento como una cuestión política y no judicial. La oposición tiene que trabajar sobre una propuesta, evitando judicializar el asunto por conflictos de poderes de acuerdo al artículo 196 de la Constitución provincial”.

Al ahondar en su postura, explicó que “si fuéramos por la insistencia a Bertellys le queda plantear el caso en forma judicial y, cautelar de por medio, se pasa todo el año y la población sigue pagando sobre la valuación fiscal de 2015”.

Consultado acerca de si tiene un dato fehaciente sobre si el Ejecutivo actuará de esta manera, aclaró que no lo puede confirmar, pero en su opinión, “es de manual” que lo que hará es llevar el tema a la justicia.

Yendo un poco a lo que fue el origen de este dilema, el edil del Frente Renovador recordó que “en el texto de la ordenanza no quedó clarificado qué año se iba a tomar para la valuación fiscal. Es así que la gestión Bertellys, ávida de recursos, hace una actualización y aplicó ese 28 por ciento sobre la valuación fiscal de 2015”.

“Hay que ir por el diálogo”  

“Por eso el vecino se encontró con anticipos de la tasa urbana muy superiores al 28 por ciento porque la base había cambiado. Entonces, el Concejo elaboró una nueva ordenanza en la cual acota el margen de la liquidación”, relató Urquiza mientras precisó que “ante este situación el Ejecutivo, con todo derecho, la veta como una decisión política del Intendente”.

Especificó luego que “nosotros estamos en la instancia en la cual podemos insistir o podemos llevar esto al terreno del diálogo, y esto último me parece a mí es el camino que tenemos que transitar porque venimos de una historia de tensiones entre el Ejecutivo y el Deliberante y esto no fue bueno para la comunidad”.

Para  defender su postura, aseguró además que “si nosotros habilitamos, a partir de la insistencia, el Ejecutivo va a plantear esto en el terreno judicial. En el texto del veto se plantea justamente que hay una intromisión de competencia entre ambos poderes y el artículo 196 de la Constitución provincial habilita la intervención de la Suprema Corte bonaerense”.

Frente a esto se preguntó: “si el tema se judicializa, ¿qué va a pasar con el vecino ya que no habrá cambios en lo que queda del año?”, haciendo referencia a los tiempos que se toma la justicia para expedirse.

Un contexto distinto     

“Mi opinión es que tenemos que llevar esto al terreno del diálogo, de negociaciones y  que busquemos puntos en común”, enfatizó.

De hecho, comentó que “hay conversaciones desde el Concejo, hay un diálogo con el Ejecutivo e incluso Bertellys envió un proyecto alternativo para que el aumento no sea tan abrupto”.

También sostuvo que “esto se está discutiendo ahora en un contexto distinto donde se han tomado dediciones políticas a nivel nacional que hicieron que el vecino reciba facturas de luz y de gas con aumentos que van entre 400 y 1000 por ciento y esto evidentemente es un contexto distinto y debe analizarse en función de que el municipio no pierda la capacidad de recaudación y de poder responder a las demandas”.

Por eso insistió en que “en parte, en las dos posiciones tenemos razón, lo que hay que buscar es un punto en común”.

Todo parece indicar que tratarían el tema en una sesión extraordinaria que se concretaría el próximo martes.

Sobre este punto, Urquiza agregó que “no tenemos obligación de hacerlo porque no tenemos vencimiento de plazo”.

Como síntesis final remarcó que “hay que resolver esto de inmediato en el ámbito político y con consenso en el marco de un diálogo”.

“CON MI POSICIÓN LO QUE ESTOY HACIENDO ES FORZAR AL DIÁLOGO”

 El martes próximo posiblemente el Concejo debata acerca del polémico incremento de tasas que implementó el Ejecutivo y está vigente.

Lo que se viene es ver si el Concejo logra los votos necesarios para ir por la insistencia y en ese marco la postura de cada concejal cobra un valor especial.

-¿Su postura se convirtió en eje de discusión porque no tienen los votos para la insistencia?

-Se necesitan 12 votos. El que lo expresa abiertamente y digo que no quiere ir por el terreno de la insistencia soy yo. Ahora en Chillar íbamos a sesionar y a aprobar la insistencia y yo hasta ahí acompañaba, pero inesperadamente no se trató.

-¿Ese día cambió de idea y resolvió no acompañar la insistencia?

-Sí, pero no cambié de opinión porque iba a apoyarla no convencido totalmente. Te vuelvo a repetir que la insistencia va a generar una etapa de judicialización y este es una cuestión política que no debe judicializarse.

-¿Cómo vienen los votos?

-No sé quién está contando los porotos, pero claramente los 12 no están. Con mi posición lo que estoy haciendo es forzar al diálogo.

Ahora ¿qué pasaría si se trata la insistencia y no se logra, ya que quedaría vigente lo que aplicó el Ejecutivo?

-Sería una torpeza insistir con esto cuando los votos no están, pero digo que hay que ir por el acuerdo. Buscar una postura en el medio. La oposición sabe que no tiene los votos. También es cierto que hay miembros de la oposición que a uno lo quieren llevar como chancho para el chiquero y no es así.

-¿Descarta entonces la posibilidad que el Ejecutivo tome la insistencia y no vaya por la vía legal?

Eso no tendría lógica, ya tomó posición.

-¿Alguien del Ejecutivo se lo dijo?

Sí, es de cajón, aunque no lo tengo confirmado.

 

 

¡Deja un Comentario!

3 Comments

  1. pablo

    mayo 29, 2016 at 3:33 pm

    Estos muchachos se dan vuelta como una media,sin logica alguna.Indudablemente hay plata de por medio,o promesa de algun beneficio personal.Muy lamentable.

  2. pablo

    mayo 29, 2016 at 3:37 pm

    Y en el caso que lo judicialice,si haces las osas como se debe,vos cumplistes con el mandato que te da la gente.que es defenderla.si El intendente es inescrupuloso,haya el y pagara el costo politico de querer sacarle al vecino,lo que no debe.aclarando q Bertellys,no es nuestro vecino.NUNCA PERTENECIO A AZUL,VINO A HACER SU AMERICA.

  3. Vasco

    mayo 31, 2016 at 7:03 pm

    Es una locura pagar por tasas lo q se esta facturando..NO TENEMOS QUE PAGAR NOSOTROS , LO QUE SE ROBARON INZA Y CIA….!!!, que les hagan juicio, que devuelvan lo que se robaron y ahi estaremos dispuestos a pagar..mientras tanto NO HAY QUE PAGAR LAS FACTURAS…nos tenemos q unir de una vez los azuleños..!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *