Indignada con la Cooperativa Eléctrica

Hoy domingo a la mañana pasó un equipo de trabajo de la Cooperativa Eléctrica de Azul y destrozó el árbol de mi vereda. Es mi árbol y de mi familia; se llama Ginkgo Biloba. Para los que somos amantes de la naturaleza los árboles pasan a ser nuestros; los cuidamos, admiramos y valoramos. Los vi de casualidad. En mi desesperación me dijeron que lo hacían para que no se cortara la luz a lo cual, les pregunté porqué no lo hacen planificadamente con el municipio, en el invierno, cuando es la época correcta de las podas y mantenimiento del arbolado público? Obviamente no supieron qué contestar.

Esta situación demuestra la falta de previsión y programación de las tareas de mantenimiento en el arbolado y cableado de las calles. Están actuando después de que ocurren los hechos, y no antes. La falta de  planificación en este tema es asombrosa. En este sentido considero que la CEAL y el Municipio nunca supieron trabajar conjuntamente para lograr un equilibrio entre la poda del alumbrado público y el mantenimiento del cableado en las calles.

Pido que defendamos los árboles. Es el único patrimonio vivo en pie que nos puede identificar y distinguir como ciudad.

Ana María Di Bernardi

DNI: 13.423.698

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *