AYER 

Ingresaron a robar en la Escuela 33 de Arroyo de los Huesos

 

A media mañana de ayer, trabajadores municipales que llegaron al lugar para arreglar el camino de ingreso, alertaron que el establecimiento estaba abierto. La directora de la institución, Ornella Turón, señaló ayer a este diario que faltaron elementos menores, ya que se presume que los autores del hecho habrían salido apurados del edificio y sólo consiguieron llevarse “cosas chicas”.

La Escuela 33 de Arroyo de los Huesos fue escenario ayer de un robo. Para ingresar al establecimiento, los autores del hecho rompieron vidrios y la cerradura de una puerta.
<
>
Para ingresar al establecimiento, los autores del hecho rompieron vidrios y la cerradura de una puerta.

En horas de la mañana de ayer se produjo un robo en la Escuela Primaria Nº 33 “Elena Saloy de Casado”, ubicada en Arroyo de los Huesos, a 50 kilómetros de Azul.  Si bien faltaron sólo algunos elementos menores, hubo rotura de vidrios, puertas y cerraduras.

La directora de la institución, Ornella Turón, explicó ayer al hablar con este diario que se estima que algo asustó a los autores del hecho y por eso no lograron llevarse más cosas.

La escuela tiene una matrícula de 5 alumnos de que van de los 3 a los 9 años, ya que además de primaria funciona allí también el jardín de infantes.

En principio, la docente comentó que “entraron a robar, pero aparentemente se han asustado por algo porque llegaron a llevarse cosas chiquitas que encontraron al paso, como termo, pava eléctrica y algunas otras cositas”.

Según relató, los autores rompieron los vidrios y la cerradura de la puerta trasera del establecimiento “pero no pudieron entrar”, por lo que entonces intentaron hacerlo por la puerta delantera. “La rompieron y entraron por ahí”, señaló.

La directiva indicó que los elementos de más valor están en una sala, en la que “revisaron todos los muebles porque los encontramos abiertos y desordenados. De todas maneras, no pudieron llevarse nada de ahí. Las computadoras, por ejemplo, las tenemos bajo llave”.

Sobre la hora en la que se produjo el hecho, consignó que ella fue avisada a las 10,30 por personal municipal que se había dirigido a la escuela para arreglar el camino de entrada a la misma.

Los que descubrieron el hecho, entonces, fueron los trabajadores comunales. A esa hora no había nadie en el establecimiento porque se dictan clases en el turno tarde.

Cuando se tomó conocimiento de lo sucedido, Turón suspendió las clases ya que en el lugar estuvieron trabajando agentes de la patrulla rural y de la policía científica.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *