INJUSTICIA Y CRUELDAD

<
>

Por Gabriel Di Giulio (*)

El caso de Juan Latrónica constituye una de las pruebas irrefutables de la existencia de la injusticia en el plano de la realidad, de la vida.

Una injusticia que se presenta cruda, sin ningún tipo de contemplación. Y como ocurre en estos casos, pone en jaque la idea del Derecho y la idea aparentemente opuesta a la injusticia, que es la idea de la justicia. No concretable, por supuesto, por los operadores judiciales y, ni siquiera, por el ser humano.

Desde ese lugar, el caso de Juan es un caso que no fue, es un caso que es.

Es un caso que perdura como hito. No sólo en mi vida profesional, sino también en la historia de la sociedad azuleña, marcando un momento trascendente donde la sociedad se expresó reaccionando frente a esta cruel idea de injusticia.

Este espacio tendría que servir como un espacio de reflexión para podernos considerar como sociedad y evaluar cuál es el lugar que nosotros le asignamos no sólo a las pautas de convivencia sino también a nuestro sistema de justicia, que debe luego operar frente a la crueldad.

Es un caso donde mi conclusión parte de dos ideas muy disvaliosas y reales. Es decir, ideas que se concretan en la realidad: injusticia y crueldad.

(*) Abogado penalista y docente. Representó como Particular Damnificado en el juicio a los padres de Juan Latrónica.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *