DURA ADVERTENCIA DE IGNACIO DE MENDIGUREN 

Inquietante planteo por la gobernabilidad para después de las elecciones de octubre

“¿El gobierno va a poder hacerse el ‘macho’ y pelearse con todo el mundo?. Tengo muchos amigos en el Gobierno que me dicen: ‘no te preocupés Vasco; la dirigencia ante el peligro del estallido social, nos vamos a poner de acuerdo’. Pero a la gente que dejaste en la grieta ¿qué le vas a decir?”, se preguntó el diputado nacional y precandidato a revalidar la banca, en su paso por Azul. 

El diputado nacional massista y aspirante a retener su banca por un nuevo mandato por 1Pais, José Ignacio De Mendiguren, estuvo el miércoles en Azul y dio una charla en la sede del CEDA, donde estuvo acompañado por Omar Duclós, Claudio Molina y Diego Colman, integrantes del mismo espacio político. NICOLÁS MURCIA
<
>
El diputado nacional massista y aspirante a retener su banca por un nuevo mandato por 1Pais, José Ignacio De Mendiguren, estuvo el miércoles en Azul y dio una charla en la sede del CEDA, donde estuvo acompañado por Omar Duclós, Claudio Molina y Diego Colman, integrantes del mismo espacio político. NICOLÁS MURCIA

La gobernabilidad después de las elecciones del mes de octubre, fue uno de los planteos más preocupantes que trazó el diputado nacional massista José Ignacio De Mendiguren en su paso por Azul. Tal como se informó en la anterior edición, el dos veces presidente de la Unión Industrial Argentina estuvo dando una charla en la sede del Centro Empresario en compañía de los dirigentes Omar Duclós, Claudio Molina y Diego Colman.

Ante la pregunta de EL TIEMPO, el dirigente afirmó que Cambiemos “no está cerrando la ‘grieta’”. “El gobierno, después de octubre, va a seguir. No se van a modificar las relaciones parlamentarias; va a recibir un país con un déficit fiscal enorme con una presión fiscal record, los precios relativos desordenados, 33 por ciento de pobreza y una tasa internacional que ya se está comiendo la quita de subsidios. ¿Ese gobierno va a poder hacerse el ‘macho’ y pelearse con todo el mundo? Tengo muchos amigos en el gobierno que me dicen: ‘no te preocupés, Vasco; la dirigencia, ante el peligro del estallido social, nos vamos a poner de acuerdo’. A la gente que dejaste en la grieta ¿qué le vas a decir?”, advirtió.

“Todavía no tenemos plan económico”

“Todavía no tenemos plan económico”, afirmó De Mendiguren en la charla que mantuvo con los medios locales, donde hizo duros cuestionamientos a la administración macrista.

“Hay una serie de medidas sueltas pero que no integran un plan. El único plan económico que hoy existe es el de la deuda; si es a cien años, si es con Lebac, si es subiendo la tasa. Recuerdo lo que hasta hace poco decía el Doctor Miguel Ángel Broda que no es que no hay plan ‘B’; no hay plan ‘A’. El gobierno juega mucho a que dada determinadas circunstancias, la inversión viene sola. Primero pensó que con su sola llegada las inversiones iban a aparecer; después pensó que saliendo del cepo las inversiones llegaban; después que iba a ser tras el arreglo con los holdouts; después el segundo semestre. El gobierno no tiene un plan económico que haga un país económicamente sustentable. Argentina ha quedado como un país muy caro para producir. Se ha instrumentado la bicicleta financiera como eje de la política económica que consiste en un ingreso irrestricto de capitales, planchar el tipo de cambio y la suba de la tasa de interés, lo que permitió a la especulación financiera internacional hacer el año pasado 27 por ciento de interés en dólares”, dijo y agregó: “La tasa de interés que en el mundo se obtendría en 21 o 22 años acá se hizo en uno. Esto hay que pagarlo; el pago que tiene esa tasa de interés tiene el contrasentido que se va a consumir todo lo que el gobierno quiere ahorrarse con la eliminación de los subsidios. Además, cada vez que en la Argentina se instaló esta política económica de la bicicleta financiera, a los sectores productivos de la Argentina, primero la industria y después el campo, le fue muy mal. Cuando uno se endeuda, la única forma que existe de juntar dólares genuinos para enfrentar esa deuda es produciendo”.

Las economías regionales en crisis

De Mendiguren se refirió a la crisis que atraviesan las economías regionales en general y a las consecuencias que está dejando la apertura indiscriminada de importaciones.

“En el Alto Valle de Río Negro, la tierra más fértil del mundo yo diría para producir fruta, se está dejando pudrir la producción en los árboles mientras importamos manzanas de Chile. Pero además importamos espárragos de Bélgica. En sectores donde el campo debería agregar valor, como el porcino, el lácteo o el aviar, tienen amplias dificultades. Son experiencias que ya hemos tenido. El Gobierno equivoca en el diagnóstico; él cree que a través de a través de esta bicicleta financiera debe equilibrar las variables económicas para que después venga el crecimiento o que debe sanear la moneda para que luego venga el crecimiento. Nosotros creemos lo contrario”, afirmó.

Mencionó que “si uno quiere modificar el tipo de cambio para mejorar competitividad, tiene que ser en el marco de un plan integral que armonice no solamente devaluar, que es la política cambiaria, sino que la armonice con la política fiscal, de ingresos y tributaria. Por un lado hay un Banco Central con una política restrictiva. Por otro lado un Ministerio de Economía o de Infraestructura con una política fiscal expansiva. Esto es si usted en el cuarto de su casa prende al mismo tiempo el aire acondicionado y la calefacción; o si manejando en el auto pisa al mismo tiempo el freno y acelerador. Es una incongruencia. Por eso nosotros creemos que la salida de la Argentina es recreándolos espacios de rentabilidad razonable a lo ancho y largo de la Argentina para que los pequeños y grandes productores puedan retener el ahorro, puedan volver a producir y a volver a trabajar”.

Agregó: “La política de este modelo financiero exportador cada vez agrava más. Hoy Argentina ya está importando dentífrico de Gran Bretaña, filtros para café de Alemania, toallas higiénicas de la República Checa, espirales para mosquitos de Indonesia, cerdos de Dinamarca, pollos de Brasil. A las industrias avícola y porcina, en un año le aumentaron el 33 por ciento en dólares sus costos”.

La nueva política

El legislador de UNA señaló que el massismo “ha demostrado ser la nueva política, que es aquella que quiere ganarle a su adversario a través de una propuesta superadora, no  buscando su fracaso como otros quieren”. “Por eso –explicó– hemos pagado altos costos políticos y estamos dispuestos a seguir pagándolos. Está claro que no somos el kirchnerismo, porque fuimos los que lo derrotamos en el año 2013 y evitamos la reelección eterna y la reforma constitucional y en ese momento Cambiemos ni siquiera pudo armar una lista en la provincia de Buenos Aires; pero tampoco somos Cambiemos. Esto, más que Cambiemos, es sigamos. La bicicleta financiera es más vieja que el agujero del mate y siempre terminó de dos formas: mal o peor”.

El precandidato a renovar la banca en la Cámara Baja sostuvo que “Argentina le vende a China el 90 por ciento del poroto de soja. Nosotros tenemos que ser un país que salga a vender proteína, no soja; que salga a vender biocombustible, no soja; que salga a vender pastas y no granos de trigo; que venda baterías de celulares y no litio crudo como se lo están llevando. El presidente dice que hay que integrarse al mundo pero con qué modelo: ¿con el que vende poroto de soja o el que vende biocombustible”, cuestionó.

UN EQUIPO

De Mendiguren aseguró que 1PAÍS tiene en su equipo a funcionarios que “tuvo que agarrar el país en el incendio de 2002 y en un año, gracias a todos los emprendedores locales, Argentina generó 16.500 millones de de superávit fiscal y en un año y tres meses tuvo a un país en paz, creciendo al 7 por ciento, con 3 por ciento de inflación, superávit en las cuentas públicas y sin una sola denuncia ni sospecha de corrupción”.

Además lamentó que Cambiemos no haya tratado proyectos como la baja del IVA a 11 productos de la canasta básica alimentaria que presentó el massismo y que se priorice “a los grandes”, a quienes se les aplica el criterio de inversión fiscal.

“Lo que nosotros planteamos es que hay salida, pero con un diagnóstico correcto”, culminó De Mendiguren.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *