Inquietudes de los cacharienses

El Partido de Azul se compone de la ciudad cabecera, y las poblaciones de Cacharí, Chillar y 16 de Julio. Una gestión municipal se tiene que preocupar para solucionar la problemática a todo el Partido y no solamente a la ciudad cabecera, dejando a las demás a la buena voluntad de los vecinos y al interés que pongan en su gestión sus delegados.

Tampoco sería justo que el presupuesto que presenta todos los años para ser aprobado por el Concejo Deliberante no se contemple el bienestar y progreso de estas localidades.

Más aún hay aspectos, como los caminos rurales cuya responsabilidad de conservación son de las delegaciones y los utilizan todos los vecinos del Partido.

Una vecina de Cacharí expresó que desde el Departamento Ejecutivo y sus delegaciones no le prestan la atención que necesitan los pobladores de esa localidad. Porque para ella se siguen perdiendo cosas que a los cacharienses les costó años conseguir. Y mencionó dos ejemplos: el transporte de jóvenes que cursan carreras terciarias y el servicio en el Hospital Dr. Casellas Solá.

Como no hay otro medio de transporte, en el año 2008 se aprobó un servicio para que la gente que cursa no tenga que radicarse en Azul. Ese servicio es solventado por la Municipalidad de Azul. Este año aún no fue licitado y no se sabe si se prestaría. Sin el mismo es posible que la mayoría de los jóvenes que lo utilizaban no puedan seguir estudiando.

Según el Delegado Municipal, con el presupuesto que se maneja desde la Delegación es imposible cubrir el costo del mismo. Pero se está trabajando para solucionar el tema. Es posible que con el Fondo Educativo quede todo solucionado, pues este servicio es gratuito para los estudiantes.

El otro tema del Hospital Dr. Casellas Solá donde, se dijo, se han perdido especialidades como ginecología, cardiología, traumatología entre otras y está a punto de comenzar un éxodo del personal de enfermería a Las Flores y Rauch. El Delegado Municipal sostuvo que los especialistas no se fue ninguno, porque no atendían y había mucha demanda. Muchos de los especialistas que iban a Cacharí lo hacían cuando les convenía y el servicio no era bueno. Salvo el ginecólogo.

Sobre la ida de médicos, sostuvo el Delegado que el médico clínico sigue estando radicado en Cacharí, pero ha firmado contrato en un hospital de una ciudad vecina. Agregando que es una preocupación de la gestión tener los servicios. Espera poder ir solucionando el tema y que la atención sea eficiente y no volver a repetir los errores del pasado.

Según esta vecina se habla tanto de la igualdad, de que todos tengan las mismas posibilidades para todo, de brindar oportunidades, pero es sólo desde lo discursivo porque en los hechos no se prioriza en este caso la educación y la salud.

El funcionario municipal mantiene el optimismo y sostiene que de a poco se va a salir adelante, pero claro poniendo todos el granito de arena, tampoco se quiere justificar porque tiene una responsabilidad y se hace cargo de los errores o equivocaciones.

La única verdad es la realidad. Las falencias existen en Cacharí, Azul, Chillar y 16 de Julio. Esta gestión lleva más de 100 días de gobierno, y la gente del Partido de Azul quiere ver soluciones y no promesas, ni que se le impute a la gestión anterior todas las falencias, sin que la nueva gestión solucione algunas.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *