INTENTO DE ROBO, TIROTEO Y UN HERIDO

<
>

Un abogado se tiroteó anoche con dos delincuentes que intentaron cometer un robo en su vivienda, hecho ocurrido en una propiedad ubicada sobre la Ruta 51, frente al Barrio Parque Pinasco de esta ciudad.

Durante el intento de robo, el propietario de la casa resultó herido de un disparo y tuvo que ser trasladado al Hospital Pintos, el centro asistencial donde permanecía internado al cierre de esta edición, después de que fuera alcanzado por un balazo que le atravesó el muslo.

Según fuentes policiales señalaran a EL TIEMPO en el lugar, el hecho se produjo poco antes de las 23.

Alrededor de esa hora, dos sujetos intentaron ingresar con fines de robo a la casa donde el abogado vive con su familia, situada sobre la Ruta Provincial 51, a aproximadamente unos cien metros de la Capilla de la Virgen de Luján.

Según las primeras averiguaciones, los delincuentes habían esperado en las afueras a que llegara la esposa del abogado, a quien redujeron con intenciones de meterse después al interior de la vivienda y llevar a cabo el robo.

En medio de esa situación, y mientras dentro de la casa estaban el abogado y una de sus hijas de 18 años, se inició un intercambio de disparos que obligó a que los delincuentes huyeran, sin que hasta anoche al cierre de esta edición la Policía lograra ubicarlos.

Aparentemente, durante el tiroteo ambos delincuentes habrían resultado heridos, según lo que el dueño de casa alcanzó luego a decirle a su hermano, que fue quien se encargó de llevarlo al hospital.

El abogado que resultó lesionado fue identificado como Andrés Alberto Arla, de 51 años.

Al mismo tiempo que su hermano, Juan “Cacho” Arla, lo trasladaba al hospital, la Policía fue alertada de lo sucedido y al lugar donde este tiroteo se produjo poco a poco comenzaron a llegar efectivos de seguridad de diferentes dependencias, para iniciar las primeras averiguaciones en torno al caso.

En la casa se entrevistaron con la esposa y con la hija del abogado, las que aún estaban en shock por lo sucedido instantes antes.

Varios impactos de disparos podían observarse en el vidrio de una de las ventanas ubicadas en el frente de la casa, como así también sobre una pared,  a modo de evidencia de lo que fue ese intenso tiroteo.

Peritos de Policía hallaron en el lugar varias vainas servidas. Según los voceros señalaron, Arla se defendió con una pistola calibre 45, mientras que los delincuentes estaban armados con una 9 mm.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *