ELECCIONES RECIENTES

Iturralde, en la conducción nacional de La Bancaria

Sergio Palazzo fue reelecto como conductor del gremio y el secretario general de la Seccional Azul fue elegido miembro del consejo directivo nacional para la provincia de Buenos Aires. De esta manera, esta ciudad tiene representación por primera vez en la conducción central de los bancarios.

EL DATO:

De cara a las elecciones, Iturralde indicó que “nuestro gremio es pluralista y no hay una indicación política a quién votar”, aunque el dirigente sí opinó que “tenemos que votar contra un modelo de ajuste que está cercenando el bolsillo de los trabajadores”.

El pasado 1 de agosto el sindicalista Sergio Palazzo fue reelecto por un nuevo período de cuatro años al frente de la Asociación Bancaria, luego de obtener más del 90 por ciento de los votos.

En la Seccional Azul, que abarca 13 ciudades, logró el 98 por ciento de los votos y el dato central es que por primera vez un dirigente local forma parte de la conducción  nacional de la entidad gremial.

José Luis Iturralde, secretario general en el ámbito local fue electo como consejero titular.

“Fui invitado por Sergio y me han dado una responsabilidad muy grande de ser miembro del consejo directivo nacional para la provincia de Buenos Aires y voy a compartir por primera vez la conducción nacional”, expresó el dirigente al dialogar con EL TIEMPO.

Manifestó luego que “es un gran compromiso de lucha y también una gran responsabilidad porque lo que se viene no es fácil y tenemos que estar muy bien parados y representados para que ningún derecho de los que tienen por convenio los bancarios, y los laborales en general sean vulnerados”.

El sindicalista informó que “Azul es la primera vez que está en la conducción nacional, generalmente provienen de seccionales más grandes”.

Indicó que esto responde al federalismo que impulsó Palazzo para la confección de las listas.

Contra un modelo “de ajuste”     —

El dirigente que habló con este diario, evaluó que la reelección de Palazzo implica que “fue ratificado su discurso y su accionar en defensa de todos los bancarios”.

Consideró que esta elección se dio en un contexto difícil para los bancarios y para los trabajadores en general que “enfrentan un modelo de ajuste que genera desocupación y flexibilidad en las condiciones laborales”.

Además del respeto por los derechos adquiridos, puntualizó que “tenemos que ir por más, porque el impuesto a las ganancias sigue impactando letalmente”.

A propósito de esto, recordó que el gobierno actual había generado en el sector la expectativa de la derogación del impuesto a la ganancia, cosa que no ocurrió y ahora “incluso hay más bancarios pagándolo”.

Entendió que en adelante debe haber una recomposición salarial que tenga en cuenta el aumento de costo de vida, los índices de inflación y el incremento de las tarifas.

La lucha que se viene     –

Por eso destacó que los trabajadores del sector ratificaron el accionar de la actual conducción, especialmente para “la lucha que se viene contra un modelo conservador”.

“No vamos a aceptar ninguna condición de flexibilidad que perjudique el salario o la situación laboral de las compañeras y compañeros bancarios, y los trabajadores de todo el país”.

A su vez, indicó que otra cuestión que se viene es “buscar mecanismos para que la tecnología no reemplace al recurso humano”.

“Tenemos la necesidad de volver a discutir la ley antidespidos. Si a la gente le va bien, no va a seguir con los conflictos ni con las medidas de lucha. Es un tema que fue vetado el año pasado por el gobierno y es hora de ponerlo en agenda”, apuntó sobre el trabajo que se viene.

“Un movimiento obrero unido”    —

Además, al referirse a la situación económica actual, advirtió que “no estamos yendo por el buen camino” y aseguró que “cuando uno combina baja de salarios, permanente aumento de la deuda, deterioro de la competitividad económica e ingreso de capitales especulativos, son factores asimilables a los 90 que deterioran a los pequeños y medianos emprendimientos y la estabilidad laboral”.

Consideró entonces que “hay que evitar una flexibilidad laboral a la que nadie quiere volver”.

En este marco, el sindicalista local opinó que “tenemos que tener un componente de clase, la de los trabajadores”.

“Tenemos que tener la fortaleza de salir contra un modelo que nos va a afectar, fundamentalmente a los sectores más vulnerables”,  expresó.

Como para finalizar, Iturralde subrayó que “tenemos que tener un movimiento obrero unido y tener un compromiso muy claro de qué país queremos y fundamentalmente defender el salario, el trabajo digno porque un país sale con plena ocupación”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *