Jornadas de registro de donantes de médula ósea en Olavarría

La agrupación “Olavarría da Vida” tendrá su tercera jornada de donación de sangre y registro de donantes de médula ósea los días 11 y 12 de julio en el Centro Cultural San José. Debido a la realización durante más de un día, esta vez habrá 100 cupos disponibles. Tras la primera jornada organizada en septiembre del 2015, “Olavarría da Vida” organiza la actividad por tercer año consecutivo y, en esta ocasión, aumentó la cantidad de posibles donantes, lo que llevó a programar 2 días de extracción de sangre y registro de donantes de médula. La inscripción previa se podrá realizar el día sábado 8 a las 16 en la Escuela Secundaria Nº 20, ubicada en San Martín y Chacabuco. Allí se darán los turnos correspondientes.

La actividad podrá llevarse a cabo gracias a la colaboración de la Secretaría de Salud, del personal del Servicio de Hemoterapia Municipal y también llegará para la ocasión un técnico del Incucai que anotará a los interesados en inscribirse en el Registro Nacional de Donantes de Células Madres, lo cual facilita la realización de trasplante de médula ósea a quienes no poseen donantes compatibles en su grupo familiar, ya que sólo el 25% de los enfermos cuentan con un donante compatible entre sus familiares.

Por consultas para la inscripción o pedido de mayor información, los interesados pueden comunicarse a la página de Facebook “Olavarría da vida”.

LA EXPERIENCIA DE JOSÉ MONTESANO 

CAPTURA DEL TWITTER DE JOSÉ MONTESANO

“Todavía es como que no me cayó la ‘ficha’ de tener el alta. Estoy bien pero tratando de recuperarme físicamente y psíquicamente. Es muy fuerte la situación y lo que pasa con una enfermedad así”, explicó el olavarriense José Montesano, periodista de TyC Sports especializado en vóley que se recupera de un cáncer, y destacó lo importante del apoyo de sus seres queridos: “Cuando hablé con el médico hematólogo, el doctor Pose, al que le agradezco y la debo la vida, lo primero que me dijo es que necesitamos de tres cosas: un paciente con ganas de revertir la situación, una enfermedad que quiera irse, y un médico atento. Un montón de veces pensé en bajar los brazos. Viví cosas muy locas con gente que ni conozco; que te digan que están rezando por vos y haciendo fuerza es como es mucho de golpe y en poco tiempo”, expresó.

Y aclaró: “Todavía no estoy yendo al trabajo. Durante la enfermedad también sentí el apoyo del canal, desde las redes hasta los que me iban a ver en la internación. Eso también fue importante. También colegas que no conozco me hacían llegar sus mensajes. En esta situación uno dimensiona un montón de situaciones que antes uno no le daba tanta pelota”.

“No estoy joya físicamente; me ‘cagaron a palos’ con las quimio. Eso me cansó y me va a llevar un tiempo reacomodarme, sacar todo lo que me metieron que arrasó con lo malo y con lo bueno y me dio la posibilidad de estar vivo también”, añadió.

Relató que “pensar en tu propia muerte es jodido; nunca lo había pensado. Tengo hijos, esposa, madre, hermanos y se te cruza que si me muero, esta queda sin papá…Me dieron un diagnóstico el 29 de noviembre y el 5 de diciembre ya estaba en quimio”.

Y cerró con un mensaje sobre la experiencia vivida: “Es una mezcla médica, de la cabeza y fundamentalmente de mucho amor y afecto. El amor que recibí, desde la enfermera hasta la familia, fue fundamental”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *