Jueces rendirán un homenaje a abogados laboralistas, víctimas de la última dictadura militar

Néstor Martins, uno de los primeros abogados argentinos desaparecidos (año 1970). El abogado Norberto Centeno, ejecutado en el predio de la Base Aérea Mar del Plata en 1977. Patrocinaba al gremio de los gastronómicos y a la CGT. Documento “Unclassified” de la Embajada de EEUU en Argentina haciéndose eco del crimen del abogado Centeno. Fue fechado en Buenos Aires, en julio de 1977. Carlos Aurelio Bozzi, abogado sobreviviente del caso conocido como “La noche de las corbatas” (Mar del Plata, 1977).
<
>
Documento “Unclassified” de la Embajada de EEUU en Argentina haciéndose eco del crimen del abogado Centeno. Fue fechado en Buenos Aires, en julio de 1977.

Ocurrirá por primera vez en Argentina, el 7 de julio próximo. Se incluirán los casos del olavarriense Carlos Alberto Moreno y del azuleño Claudio Minellono. El abogado marplatense Carlos Bozzi será uno de los expositores y, para este artículo, recordó especialmente el caso del jurista Norberto Centeno.

Escribe: Marcial Luna lunasche@yahoo.com

NOTA I

Por primera vez en la historia del país, jueces de Trabajo rendirán homenaje a los abogados laboralistas desaparecidos durante la última dictadura en Argentina, como  también a los que fueron víctimas del terrorismo de Estado y sobrevivieron.

Entre los abogados que serán recordados, se encuentra el olavarriense Carlos Alberto Moreno, secuestrado y ejecutado en 1977, y el azuleño Claudio Minellono, víctima de un atentado de la Triple A en 1975 y de múltiples allanamientos desde el inicio del último golpe militar.

La actividad es organizada por la Asociación Nacional de Jueces y Juezas del Trabajo (ANJUT) y tendrá lugar en el salón de actos de la Asociación de Abogados de Buenos Aires (AABA), Uruguay 485 de la Ciudad Autónoma, el 7 de julio próximo a las 16.

Coincide con los cuarenta años de un caso en particular: “La noche de las corbatas”. Los expositores serán Alejandro Segura, Luis Roa, Carlos Bozzi, Jaime Nuguer, Gustavo Ciampa, María Eva Centeno y Luis Raffaghelli.

Antecedentes     –

Uno de los expositores de la actividad, el doctor Carlos Bozzi, explicó a EL TIEMPO que, “por primera vez en la historia argentina, serán los jueces quienes rindan homenaje a los más de ciento veinte abogados desaparecidos durante el período del Terrorismo de Estado, entre 1976 y 1983”.

Sin embargo, es necesario recordar que la persecución contra los letrados laboralistas comenzó con anterioridad a ese período. Bozzi afirmó que el primer antecedente se registró el 16 de diciembre de 1970.

Ese día fue secuestrado y desaparecido, en la ciudad de Buenos Aires, el doctor Néstor Martins, junto a su cliente, el trabajador Nildo Centeno Delgadillo (se conoce como el Caso 1701, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. En algunos documentos el apellido del obrero aparece como Zenteno).

La ciudad de Azul no estuvo al margen de esos sucesos, previos al golpe de 1976. Lo demostraremos en un próximo artículo, con el caso del abogado azuleño Claudio Minellono.

También en el período pre-dictadura se encuadran los atentados contra los abogados Silvio Frondizi (vinculado con la causa sobre el intento de copamiento de la unidad militar de Azul, en 1974) y de Rodolfo Ortega Peña. Ambos fueron ejecutados por comandos de la Triple A, durante el gobierno de Isabel Perón, que hemos expuesto en el libro El copamiento de Azul (Editorial De la Campana, La Plata, 2016).

Expositores     —

El Dr. Luis Raffaghelli será otro de los expositores en el anunciado homenaje del próximo 7 de julio en la AABA. Es juez nacional de la Cámara de Apelaciones del Trabajo y, en 1976, fue secuestrado en la ciudad de Necochea, en el contexto de su patrocinio a un delegado gremial cesanteado por la dictadura.

Por su parte, el Dr. Jaime Nuguer fue quien impulsó un hábeas corpus por la desaparición de Inés Ollero, una militante de la Federación Juvenil Comunista. (Ese caso tiene un rasgo particular: el hábeas corpus fue rechazado en el Juzgado del Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni. El escrito fue firmado por el Dr. León Carlos Arslanián, por ausencia de su titular. Tiempo después se pudo proseguir la causa, mientras Zaffaroni y Arslanián adquirían notoriedad pública por otros motivos).

Nuguer, además, es autor del libro Un hábeas corpus en dictadura (Editorial Lenguaje Claro, 2014), una obra considerada fundamental por los letrados especializados en derechos humanos. Este libro expone, precisamente, lo ocurrido con el caso Ollero.

Corbatas      –

El Dr. Bozzi es autor del libro Luna Roja, desaparecidos en las playas marplatenses (Ediciones Suárez, Mar del Plata, 2007). Es un sobreviviente de “La noche de las corbatas”, caso que se produce, en realidad, no en una noche sino en el término de una semana: entre el 6 y el 13 de julio de 1977.

Once personas fueron secuestradas, entre ellas seis abogados: Norberto Centeno, Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alaiz, Camilo Ricci, Carlos Aurelio Bozzi y Tomás Fresneda. Las otras cinco víctimas fueron el sindicalista de Judiciales José María Verde junto con su esposa Ana María de la Arena, María de las Mercedes Argañaraz de Fresneda (embarazada de 4 meses), María Esther Vázquez de García y su esposo, Néstor Enrique García Mantica.

El Dr. Bozzi explicó a EL TIEMPO que, además de él, “los únicos sobrevivientes fueron José Verde, su esposa (Ana María de la Arena), y el Dr. Camilo Ricci”.

“La simultaneidad del secuestro de seis abogados en sólo dos días, y el alojamiento en instalaciones del viejo radar de la Base Aérea cercana a la ciudad de Mar del Plata, bautizó a esa noche como ‘La noche de las corbatas’”, precisó Bozzi, con respecto a la denominación del caso.

La Base Aérea y su antiguo radar es el centro clandestino de detención en el que estuvo secuestrada la azuleña Norma Monticelli, caso que hemos narrado en la edición del pasado 9 de abril.

“Desde ya partimos de cierta ignorancia –puntualizó Bozzi–. Ignoramos la causa particular y la causa general de nuestra sobrevida, aunque sabemos que fue una decisión de los represores”. Otros abogados habían sido secuestrados en el inicio del golpe de 1976: los doctores Battaglia (miembro del Partido Comunista), Salerno (Partido Comunista Revolucionario), y Begue, (radicalismo). Fueron encarcelados y, poco después, liberados.

Bozzi destacó que, en 1977, “el monopolio de la represión en Mar del Plata estaba a cargo del jefe de la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601, coronel Alberto Pedro Barda”, vinculado con la ciudad de Azul. Barda había asumido el control de la unidad en febrero del año 1976. En el escalafón inferior, como su jefe operativo, se ubicaba el coronel Alfredo Manuel Arrillaga. El jefe de la Base Aérea Mar del Plata era el comodoro Ernesto Alejandro Agustoni.

El caso Centeno     —

Norberto Centeno nació en Santo Tomé, Corrientes, en 1927. En la Universidad Nacional del Litoral se graduó como escribano y en la Universidad Nacional de La Plata como abogado. Desarrolló su actividad en Mar del Plata, principalmente dedicado al Derecho laboral. Entre otros gremios, patrocinó al de los gastronómicos, además de la regional marplatense de la CGT.

De extracción justicialista, había sufrido detenciones en los años 1955, 1963, 1969 y el 24 de marzo de 1976. En 1977 fue secuestrado y torturado hasta producirle la muerte.

Un año después, se publicó uno de sus libros: Ley de Contrato de Trabajo comentada (Centeno, Norberto, et al. Buenos Aires, Ediciones de Contabilidad Moderna, 1978).

Bozzi explicó a EL TIEMPO que se lo sigue considerando al Dr. Centeno “un especialista en Derecho laboral, restándole mayor importancia a la total dimensión jurídica de su figura”.

Entre 1973 y 1974, Centeno fue el nexo entre los laboralistas y el presidente Juan Perón “para establecer un estatuto de normas laborales consensuadas que terminó plasmándose en la Ley de Contrato de Trabajo, ley mirada con suma desconfianza por los sectores comerciales e industriales que creyeron menoscabado su derecho de propiedad, ocasionando evidente resistencias, enormes críticas y profundos odios”.

Sin embargo, “esta ley significó un cambio trascendental en la vida de los argentinos es un verdadero digesto jurídico”. Incursionó, por ejemplo, en el derecho de las obligaciones, en el derecho de familia, sucesiones, contratos, en el derecho comercial, el previsional y, también, en derecho penal.

El abogado Norberto Oscar Centeno fue secuestrado, en cercanías de su estudio en Mar del Plata, el 6 de julio de 1977, en el inicio de lo que sería “La noche de las corbatas”. En el operativo procedieron fuerzas conjuntas dirigidas por el Teniente coronel Arrillaga, jefe de Inteligencia del Grupo de Artillería de Defensa Aérea (Gada 601), con asiento en la localidad de Camet, Mar del Plata. Estaban apoyados por fuerzas policiales vestidas de civil, al mando del comisario inspector Miguel Fuster, integrante del Servicio de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

El cadáver de Centeno apareció el 11 de julio de 1977 en el denominado “Camino viejo a Miramar”, en la periferia marplatense. Ferozmente golpeado, el abogado había muerto dos días antes, en el centro clandestino “La cueva”, que funcionó en el sector del radar del predio de la Base Aérea Mar del Plata (lugar en el que estuvo secuestrada la azuleña Norma Monticelli, como ya se indicó antes).

En el certificado de defunción del Registro Provincial de las Personas se indicó, como causa de fallecimiento, un “shock traumático hemorrágico”. La autopsia determinó la existencia de “consecutivos politraumatismos por fuertes castigos”.

Es decir, el abogado Norberto Centeno fue torturado, sistemáticamente, durante al menos tres días, y murió como consecuencia de los golpes y tormentos.

FUENTES

-Testimonio de Marta García (Legajo N° 7290 de Conadep).

-Legajo N° 7289 de Conadep: desaparición y muerte del Dr. Norberto O. Centeno.

-Causa Nº 2278 (Caso Centeno).

-Causa Nº 2473 (Caso Moreno).

-Causa Nº 2086 y su acumulada 2277 (Caso “La cueva”).

-Expediente Número 13000001/2007, en el que se imputa, entre otros, al ex director de Fanazul, Carlos H. Trentadue (detenido desde el 4 de mayo de 2017 y alojado actualmente en la Unidad Nº 34 de Campo de Mayo).

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *