EMPIEZA HOY

Juicio por las muertes de dos obreros

En agosto de 2013 murieron sepultados en una zanja donde realizaban tareas de extensión de la red cloacal. El ingeniero que estaba a cargo de la obra es el acusado de estos “homicidios culposos”.

Después de que su realización había sido prevista para noviembre del año pasado y se postergó, hoy comenzará el juicio por los fallecimientos de dos trabajadores ocurridos en Villa Piazza Norte, cuando en agosto de 2013 realizaban tareas de ampliación de la red cloacal y murieron sepultados, tras derrumbarse la pared de una zanja en la que se encontraban.

Las muertes de los trabajadores Alfredo Alejandro Carrizo, que tenía 40 años; y Osvaldo Héctor Chanquía, de 35, se convertirán desde hoy a partir de la hora nueve en materia de un debate en el Juzgado Correccional número 2 que está a cargo del juez Héctor Torrens.

El imputado por ambos decesos es el ingeniero encargado de la obra, la cual llevaba adelante la empresa “Korvial SRL”. Identificado como Víctor Eduardo García y de 59 años, está acusado de homicidio culposo agravado por la pluralidad de las víctimas.

Al ingeniero lo representará en el juicio el defensor Particular Osvaldo Bolpe; mientras que será fiscal de este debate Marcelo Fernández. Las partes se completan con dos abogados que se desempeñarán bajo la figura del Particular Damnificado en nombre de los familiares de las víctimas: los Drs. Germán Lestelle y Soledad Digiano.

Un total de treinta y tres testigos han sido citados al debate por las partes. La recepción de la prueba testimonial comenzará hoy y continuará mañana.

El 8 de agosto de 2013 se produjeron las muertes de ambos trabajadores. Carrizo y Chanquía integraban una cuadrilla de la empresa “Korvial SRL” cuando ese día, alrededor de la hora 14, se registró el hecho donde fallecieron.

En La Madrid entre Industria y De las Postas estaban realizando tareas de extensión de la red cloacal dentro de una zanja que tenía más de tres metros de profundidad. Una de las paredes de la excavación se derrumbó y quedaron sepultados por la tierra que se les vino encima.

La UFI 1, por entonces a cargo de Neli Rosas -ya jubilada-, fue la Fiscalía desde donde se instruyó un sumario penal por lo sucedido. Esa investigación sirvió para constatar que existieron varias fallas de seguridad que contribuyeron a que se produjera ese desprendimiento de tierra en la zanja donde murieron sepultadas las víctimas.

El dato

Nicolás Valicenti estaba a cargo de la constructora para cuando estas muertes ocurrieron. La Municipalidad de Azul -en ese entonces con José Manuel Inza como intendente- había contratado a “Korvial SRL” para esas tareas de extensión de la red cloacal. El ex intendente y funcionarios de su equipo de Gobierno están citados como testigos en el juicio. En campaña por las elecciones que se hicieron al mes siguiente de que se registraran los decesos de Carrizo y Chanquía, días antes a ocurrido el hecho habían recorrido la obra.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *