JUVENILES DE RUGBY DEL CLUB DE REMO VIAJAN A MENDOZA, URUGUAY Y SUDÁFRICA

Jugadores y padres que trabajaron en Expo Azul para la atención de un puesto de comidas y bebidas.
NACHO CORREA
<
>
Jugadores y padres que trabajaron en Expo Azul para la atención de un puesto de comidas y bebidas. NACHO CORREA

Mendoza, Uruguay y Sudáfrica, son los destinos que jugadores de las divisiones menores de rugby del Club de Remo visitarán para participar de distintos encuentros en lo que implicará, además, una representación de Azul más allá de las fronteras.

A los fines de recaudar fondos para afrontar los gastos que implican esos viajes, integrantes de los planteles de M-13, M-14, M-15 y M-17 participaron de la 114° Exposición de Agricultura, Ganadería, Granja, Industria y Comercio, que se llevó a cabo del 11 al 16 de este mes en el predio ferial, con la atención de un stand de comidas y bebidas situado frente al campo de doma.

En ese lugar EL TIEMPO conversó con Lorena Pérez Escobal, mamá de Pedro Céspedes, jugador de M-14; Sandra Maurelio, mamá de Juan Cruz y Gonzalo Arambillet, de M-14 y M-17 respectivamente; y Carlos “Charly” Masson, papá de Juan, de la M-13 e integrante del grupo de entrenadores junto con Juan Seldmeier, Juan Antonio Villaruel y Germán Sorondo.

“La iniciativa surgió de Charly”, afirmó Pérez Escobal, quien adelantó que además de la atención del puesto en la Rural, organizaron rifas y bailes para los chicos de la edad bajo la supervisión de los padres. “Es importante que ellos sepan lo que es esforzarse para lograr una meta, que en este caso es poder irse de viaje”, agregó.

Por su parte, Masson indicó que “el rugby es un deporte colectivo donde hay que desarrollar muchísimo el espíritu de grupo. Lo más importante  es que hagan el esfuerzo los chicos y no los padres; es importante poder organizarnos y trabajar en grupo”, amplió.

El plantel de la M-14 viajará a Uruguay; el selectivo de la M-17 a Mendoza; y los M-15 partirán rumbo a Sudáfrica. Si bien no tienen previsto ningún viaje la presencia de la M-13 en los eventos, precisó Masson, es a los efectos de “ir preparándose” en lo que será la competencia.

Maurelio aclaró que las recaudaciones de las distintas actividades permiten ayudar a aquellos jugadores que, de otra forma, estarían imposibilitados de viajar. “Hay muchos chicos que no pueden pagarse los gastos que origina un viaje de este tipo. De hecho, hay jugadores que reciben becas del club”, indicó.

Masson consideró que el rugby está en expansión en la ciudad, a partir del trabajo que realizan tanto Remo como Azul Rugby Club, la otra entidad que está enfocada a la enseñanza y práctica del deporte. “Nuestro desafío es poder incorporar chicos que tengan la posibilidad de jugar. Este año se sumó a Remo el rugby infantil, que va de M-8 a M-11, a partir de lo cual se logró el ingreso de un 50 por ciento más de jugadores”, concluyó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *