ARRIMAN EN AZUL

La ABA presenta el Provincial de Bochas Sub 18

Con la bocha atada. Hugo Milione, en primer plano, y Lucas Romero, en cancha de Vélez Sarsfield. “Lo que trata es que jueguen normalmente, como si estuviesen jugando cualquier otro torneo”, dice el entrenador del equipo Sub 18 de la ABA.
<
>
Con la bocha atada. Hugo Milione, en primer plano, y Lucas Romero, en cancha de Vélez Sarsfield. “Lo que trata es que jueguen normalmente, como si estuviesen jugando cualquier otro torneo”, dice el entrenador del equipo Sub 18 de la ABA.

La ciudad será el “chico” del resto de la provincia el próximo fin de semana, cuando se dispute el campeonato promovido por la Federación de Bochas de la Provincia de Buenos Aires. EL TIEMPO entrevistó a Hugo Milione, presidente de la Asociación de Bochas de Azul, y a Lucas Romero, entrenador del selectivo azuleño.

No es cosa de todos los días el abrirle la puerta a la provincia con tu infraestructura, con tu impronta, con tus anhelos gravitando, con tu asociación. Hay una singularidad nutrida por el nivel deportivo, el reconocimiento de pares, la oportunidad de generar un ámbito de experiencia mayúscula para los chicos en su ámbito natural, allí donde además de un jugador, toma forma la ilusión de arrimar entre los más destacados.

La particularidad de poder ser anfitrión de un Campeonato Provincial sobrevuela toda la charla que EL TIEMPO mantuvo con Hugo Milione, presidente de la Asociación de Bochas de Azul, y con Lucas Romero, el jugador velezano que ha sido designado por la entidad como entrenador de la pareja que representará a la ABA en el certamen bonaerense, el 15 y el 16 de julio, en Azul, competencia que habilitará la participación en las modalidades Individual, Parejas y, más novedoso, Combinado de la categoría Sub 18.

Todavía se mantiene abierta la inscripción, aunque la expectativa ya parece haber definido un registro de unas doce parejas (“No todos tienen chicos para poder participar, esa es la realidad”, reconoce el dirigente). Pero más allá de la cifra de competidores, que lógicamente hace al relieve del torneo, una cita provincial en Azul debe ponderarse por lo que ya se dijo: la relevancia deportiva y el respaldo institucional a los dirigentes locales. “No deja de ser un campeonato importante para Azul y, además, nosotros tenemos chicos; si bien no están en la edad de Sub 18 (tenemos dos de 15, uno de 12 y una chica de 17), se decidió participar, más allá de estar dando alguna ventaja”, rescata Milione.

–Visto desde afuera, uno parte del supuesto que organizar un Provincial importa algo más que preponderancia deportiva. ¿Hasta qué punto es así?

–Siempre el Provincial es algo muy importante. Nosotros habíamos organizado acá el Provincial 2014 de Parejas Caballeros de Primera, después de 20 años.

Ahora, la Federación tiene un nuevo sistema de trabajo. Se hacen rifas en toda la provincia de Buenos Aires, lo que habilita a que las asociaciones puedan organizar un Provincial con muy bajo costo y en mayor cantidad.

Para este año habíamos pedido el de parejas, pero sucede que los de Primera se ocuparon enseguida. Quedaba disponible el Sub 18 y lo tomamos. Cuando llegó el momento de decidir por los técnicos, nos pareció que teníamos dos personas muy capacitadas para llevar adelante la tarea. Elegimos a Lucas para que dirija la pareja y a Emmanuel Lis, para el individual.

–No obstante el sistema de rifas que mencionaba, ¿la ABA solventa el Provincial de manera autónoma o recibe apoyo de parte de la Federación provincial?

–Sí, vamos a recibir apoyo de la Federación. Las bochas están olvidadas totalmente…pero no quiero hablar ahora de eso. Pero, sí, es apoyo de la Federación y nuestro dinero genuino.

–¿Desde el Estado Municipal se les ofreció algo en ese sentido?

–Hasta el momento no hemos tenido respuestas.

–¿Todas las canchas de la ciudad están habilitadas para recibir competencia en este ámbito?

–Sí. Se pidieron todas las canchas de Azul, las afiliadas y las no afiliadas, como Deportivo Arenales y El Ciclón. Tuvimos muy buena predisposición, las prestan. Se apunta a Huracán de Chillar, no está confirmado pero se apunta a esa, y se apunta a Club Atlético Hinojo. Son dos canchas más que, de ser necesario, se van a utilizar.

“Sacar lo mejor de ellos”   — 

–Lucas, ¿qué peso tiene la posibilidad de entrenar a chicos que comienzan a tomar tu senda en este deporte? Más todavía en un ámbito Provincial.

–Es muy lindo que la Asociación haya confiado en mí para dirigir a los chicos.  Estamos practicando…no tengo mucha experiencia como director técnico (se ríe). Pero nos llevamos bien con los chicos, ellos también me quieren mucho. Vamos a ver qué es lo que pasa.

–¿Son chicos y chicas con los que, durante el año, tenés contacto, pudiendo hacer un seguimiento de su juego?

–Sí, sí, los conozco a todos. Estoy permanentemente con ellos durante todo el año. Jugando y ahora practicando cada vez más. Hay que ir viendo todos los detalles de su juego para que no haya sorpresas durante los partidos después.

–Teniendo en cuenta lo que decía Hugo, la ventaja por la edad de los chicos, ¿con qué perspectiva se trabaja previamente? ¿Es pos del resultado o más bien buscando peso formativo, pensando tanto, por así decirlo, en las manos como en la cabeza?

–Eso es verdad, es más de la cabeza. Lo que trata es que jueguen normalmente, como si estuviesen jugando cualquier otro torneo, que no se fijen qué equipos vienen o qué edad tienen los rivales, ni nada por el estilo. Que busquen sacar lo mejor de ellos, eso que dan todo el año, y que confíen en ellos. Nada más.

Sabemos, como dice Hugo, que estamos dando un poquito de ventaja. Más que por las edades, creo que tiene que ver con la competencia; tal vez haya dos o tres equipos que a esa edad ya están compitiendo en otro nivel, con mayor cantidad de torneos jugados. Pero ante eso, a los chicos los va a ayudar jugar de local, que todo el mundo los va a acompañar. Es un plus que van a tener.

EL DATO   –

El plantel de la ABA que tomará parte en el Provincial Sub 18 está integrado por Martín Lamas, Alejandro Lamas (individual), Rocío Siris y Marcos Piazza. Emmanuel Lis es el técnico de A. Lamas.

CERES, ESA ES LA CUESTIÓN   

Milione y Romero posibilitan que el periodista, casi en un pestañeo, pase de dialogar con el presidente de la ABA y uno de los entrenadores del Sub 18 a charlar con dos campeones provinciales de Primera Categoría, en el equipo que también integró Emmanuel Lis y que dirigió Jorge Romero. El mismo equipo que, merced a este triunfo consumado ante Berisso y Ensenada en San Pedro, en junio, ha quedado habilitado para integrar el seleccionado de la Provincia de Buenos Aires –representando a la Federación– que tomará parte en el Campeonato Argentino de Primera Categoría Caballeros que se concretará en Ceres, Santa Fe, del 5 al 8 de octubre.

 –¿Qué les ha dejado, además de trofeos, los títulos ganados en el Zonal y, fundamentalmente, en el Provincial de Primera?

HM: Como ya lo hemos dicho, ha sido un sueño. A veces uno se despierta y le cuesta creer que hayamos ganado el Provincial.

El Zonal es importante, pero es distinto, más accesible. El Provincial es un logro que siempre se lo ve muy lejos. Pero entrando a la cancha y compitiendo, son 4 bochas para cada uno… Tal vez, vos jugués varias veces más y no lo ganes.

Ese día se estuvo a la altura y se ganó. Ya nadie te lo va a quitar.

–¿A qué atribuís el pensar el Provincial como “un logro que siempre se lo ve muy lejos”, como si se tratase de una meta destinada sólo a unos pocos?

–HM: Lo que influye es que hay un grupo de Primera que está jugando en una alta competencia todos los fines de semana del año. No tienen fecha prácticamente. Y nosotros, fundamentalmente los más jóvenes, no tanto yo, salimos una vez cada tanto. Te invitan a Córdoba, te invitan a Santa Fe y ¿cómo vas? ¡Te cuesta muchísima plata! En cambio, ellos salen porque tienen quién les pague. Se sientan en el auto y van. Y si ganan agarran el dinero y si pierden, lo paga otro. Es facilísimo así. Más las condiciones que tienen…se potencian diez veces. Entonces, cuando vos competís con ellos, estás compitiendo contra algo muy distinto, contra el Barcelona.

–Lo que sucede afuera de la cancha gravita tanto como lo que sucede entre barandas.

–HM: Lógico. Lo que sí hemos logrado fortalecer y preparar es la mentalidad con la que se los enfrenta. Son buenos, pero tampoco son invencibles. A medida que se vayan dando logros como el nuestro, el jugador de acá se va a ir mentalizando que se puede, y que ese fin de semana es el tuyo. Y ese día tenés que aprovecharlo.

–¿Coincidís con Hugo, Lucas? ¿Ese fin de semana no había manera de que se les escape el título?

–LR: La verdad que sí. Uno siempre va con la ilusión, y sabe que no es fácil y que la diferencia está. El nivel que tienen ellos no el mismo que el que tenemos nosotros. Entonces, uno lo que tiene que pensar es que ese fin de semana será el suyo y que se les puede ganar. Después, corre mucho la suerte.

 –¿Qué pasó en la cancha ese día para que haya terminado siendo el indicado para Azul?

–LR: En sí, cuando se dice que ellos están en otro nivel, es la competencia y la dedicación que ellos tienen. Se dedican exclusivamente a jugar a las bochas. Después, respecto a las virtudes, cualquiera de nosotros puede tener las mismas. Pero al tener esa facilidad ellos, cambia mucho en la cabeza, en el físico. Cuando vos los enfrentás una vez al año, te parece imposible y los ves como una máquina. Y cuando lo enfrentás al menos 20 veces al año, te das cuenta que son normales (risas).

–¿Es la primera experiencia como jugador de selección (bonaerense en este caso) de cara a un Argentino?

–Es la primera vez que me toca ir a jugar un Argentino. Un poco de nervios va a ver cuando esté allá. Voy a estar al lado de ellos, lo cual uno suele pensar que es imposible de lograr, integrar un equipo con ellos. Va a ver que llevarlo lo mejor posible.

–¿Y en esa circunstancia qué hay que tratar de hacer? ¿Mostrar personalidad? “Vos sos vos, pero yo soy Lucas Romero”.

–LR: (Se ríe) Tal vez haya que ser un poco egoísta. Pensar en uno y pensar que uno puede jugar bien sus dos bochas y hacer lo mejor posible. Después, todo lo que influye, la táctica o el  juego, lo dejás a un lado. Hay que pensar en jugar bien ese fin de semana y tratar de dar lo mejor.

UN APAGÓN SENTIMENTAL 

Milione: “La Federación no está más en Azul”.
<
>
Milione: “La Federación no está más en Azul”.

–¿Qué terminó sucediendo con la sede que la Federación provincial mantenía en Azul, Hugo? El año pasado surgió la posibilidad de que sea mudada a Tandil.

–La Federación sacó una rifa muy grande, con casas y autos como premios principales. Es una gran rifa que se establece para la financiación de las asociaciones, para poder salvar las bochas en definitiva. Es una rifa que está repartida en toda la provincia, cada asociación tiene la suya, de acuerdo a los jugadores que tenés.

Entonces, para lograr esa rifa necesitaban un domicilio legal en Tandil; el de Azul no les servía porque los beneficios que le daba la Municipalidad de Tandil, supuestamente no se los daba la Municipalidad de Azul.

–¿Para llevar a cabo esta rifa?

–Exactamente. Garantías y cuestiones así, legales. Cambiaron el domicilio y se establecieron allá. A su vez, hay dos integrantes de la Comisión en Tandil. Entonces, se dieron un montón de cosas que hizo que se llegara a eso. La Federación no está más en Azul.

Hoy por hoy, donde estaba la Federación está la casa de la Asociación de Bochas de Azul y hasta que se venda o ellos hagan lo que tienen que hacer, estamos nosotros ahí. Es un lugar que pertenece a la Federación.

¿Esa mudanza produjo en la ABA algún perjuicio?

–Sentimental más que nada. Se creo acá hace 50 años, entonces te genera eso. Pero las cosas vienen tan feas económicamente, que se busca una salida por todos lados. Si es para salvar las bochas en la provincia, bienvenido. Y si no, con el tiempo se verá si fue mala o buena la idea.

 

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *