LUCIANO VARELA

“La anulación de la Ley 14.656 dejaba la puerta abierta a los intendentes para poder echar gente”

El secretario General del STMA, Luciano Varela, habló con este diario sobre la movilización realizada el jueves en la Legislatura bonaerense -de la que participó- para presionar y lograr que la gobernadora revea el Decreto de Necesidad y Urgencia por medio del cual derogaba la Ley 14.656, relacionada con derechos adquiridos de los trabajadores municipales. El jueves pasado, mientras unos 3.000 municipales se encontraban esperando en el exterior de la Legislatura, más de 60 secretarios Generales de sindicatos municipales de la Fesimubo dialogaban en la Cámara de Diputados con los legisladores para pedirles que aprueben la continuidad de la Ley 14.656.
<
>
El secretario General del STMA, Luciano Varela, habló con este diario sobre la movilización realizada el jueves en la Legislatura bonaerense -de la que participó- para presionar y lograr que la gobernadora revea el Decreto de Necesidad y Urgencia por medio del cual derogaba la Ley 14.656, relacionada con derechos adquiridos de los trabajadores municipales.

Así lo aseguró a este diario el secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul, al referirse a las negociaciones llevadas adelante en la Legislatura bonaerense que desembocaron en la vuelta atrás de la gobernadora María Eugenia Vidal con el Decreto de Necesidad y Urgencia por medio del cual quedaba derogada la Ley vigente. El sindicalista aseguró que el DNU de la mandataria provincial “era un mamarracho” a través del cual se pretendía “volver a una ley, la 11.757, que tenía un artículo, el número 9, que dejaba a los trabajadores municipales en disponibilidad absoluta”.

 

Durante toda la jornada del jueves, en la Cámara de Diputados bonaerense, alrededor de 60 secretarios Generales de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) mantuvieron negociaciones con todos los diputados provinciales para pedirles que aprueben la continuidad de la Ley 14.656, que desde los primeros días del gobierno de María Eugenia Vidal fue borrada por un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) a través del cual se intentó su derogación para volver a la anterior Ley 11.757.

Además de los líderes gremiales de cada distrito, la convocatoria contó con el acompañamiento de más de 3.000 trabajadores municipales que soportaron el calor durante diez horas frente a la Legislatura para brindar su apoyo a las gestiones que sostenían sus referentes.

Dentro de esa cantidad de municipales que acompañó las negociaciones para que la continuidad de la norma legal vigente no fuera interrumpida se encontraban sindicalistas azuleños, encabezados por el secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Azul (STMA) Luciano Varela, acompañado por los secretarios de Gremial, Pablo Villarreal y de Organización, Pedro Benedicto, y un nutrido grupo de afiliados.

No obstante contar con el compromiso del ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, de modificar el DNU de la Gobernadora, la Fesimubo se mantuvo presente  hasta conocer que, finalmente, la Ley 14.656 se trataría dentro del presupuesto.

 

“Ustedes le ganaron a un decreto mal redactado, un decreto que atentaba contra la paritaria”     

En ese marco, y cuando se obtuvo la confirmación de que la Ley 14.656 continuaba y no era suspendida, Rubén “Cholo” García, secretario General de la Fesimubo, acompañado por otros dirigentes gremiales, salió de la Legislatura para festejar junto a los trabajadores municipales que se encontraban aguardando afuera del edificio el resultado de las tratativas que culminaron con el restablecimiento de la ley de paritarias.

 “Ustedes le ganaron a un decreto mal redactado, un decreto que atentaba contra la paritaria”, manifestó García dirigiéndose a los presentes. “La negociación colectiva, la estabilidad del empleo, el salario mínimo, vital y móvil, todo sigue vigente” dijo y agregó: “Compañeros, les agradezco a todos; nosotros sin ustedes no somos nada, esta lucha la ganaron los trabajadores, gracias compañeros”.

 

“La Gobernadora no tiene potestad para emitir DNU”    

Para conocer más en detalle el tema, este diario dialogó con el titular del STMA, Luciano Varela, quien contó cómo se vivió esa jornada en La Plata y se refirió al rédito obtenido el jueves último en la capital de la provincia.

“La Federación se encontraba en alerta y movilización desde el 20 de noviembre, luego de una noticia que tomó estado público y que hablaba del acuerdo entre la gobernadora Vidal y Sergio Massa a quien le prometió la presidencia de la Cámara de Diputados a cambio de derogar la Ley 14.656, una ley que conseguimos hace un año y donde el bloque massista fue el único que votó en contra”, contó Varela y agregó que “Vidal mantuvo sus códigos y a los cinco días de haber asumido, el 5 de diciembre, redactó un Decreto de Necesidad y Urgencia, aun cuando la Gobernadora no tiene potestad para emitir DNU, a través del cual suspendía por un año la Ley 14.656 y, lo más grave de todo era que volvía a la 11.757 que es una ley que no solo está derogada, sino que fue declarada ilegal por la Corte Suprema”. O sea que todo lo actuado “era un mamarracho donde la Gobernadora proponía volver a una ley, la 11.757, que tenía un artículo, el número 9, que dejaba a los trabajadores en disponibilidad absoluta, a merced de los intendentes”, remarcó.

Consultado sobre cuál era el objetivo de esta pretensión de volver a una ley derogada, el secretario General del STMA comentó que “la anulación de la Ley 14.656 dejaba la puerta abierta a los intendentes para poder echar gente en los municipios de toda la provincia”.

 

“La Gobernadora aceptó que fue un mamarracho lo que hizo”  

“Esta Federación, que fue la creadora del proyecto de la 14.656 y que fue la que durante años marchó para que la ley salga, otra vez se volvió a movilizar en su defensa”, continuó Varela y recordó que “el 29 de diciembre, entre fiesta y fiesta, con 40 grados de calor, viajamos a La Plata donde, felizmente, no pudo sesionar la Cámara. Ese día también se tenía que tratar el presupuesto, y no pudieron votar el decreto de la Gobernadora correspondiente a la derogación de la Ley de paritarias municipales, porque los compañeros que estábamos afuera y fuimos reprimidos impedimos la sesión. Eso nos dio tiempo hasta este jueves, donde logramos que se revea la medida”.

En ese contexto, “la Gobernadora aceptó que fue un mamarracho lo que hizo”, no obstante “no logramos que se saque el decreto por completo del presupuesto, porque estaba dentro de él y cuando se votaba una cosa automáticamente se votaba la otra. Ante esto, se modificó el artículo 5 del DNU que decía que se suspendía la Ley y que se volvía a la 11.757 y, a partir de esto la Ley 14.656 tiene más vigencia que nunca”, afirmó el gremialista.

En consecuencia, al retrotraerse la situación generada a partir de la vuelta a la vigencia de la mencionada norma legal, “volvemos a tener paritarias, convenio colectivo, Salario Mínimo Vital y Móvil, tenemos todo lo que venimos defendiendo durante años”, aseguró Varela.

El secretario General del STMA comentó que “la Ley habla también de que a los 13 meses de estar contratado se alcanza la estabilidad en el trabajo y esta ley nunca dejó de estar vigente”, y que “la mayoría de los despidos en la provincia se produjeron en el marco de la Ley 11.757, que no tiene vigencia”, por lo tanto “a partir de que se votó esta ley (la 14.656) todos los contratados que fueron echados con más de trece meses de antigüedad pueden reclamar su reincorporación y, obligatoriamente los intendentes tienen que rever estos casos, porque no los podían cesantear”.

Para aclarar más esta cuestión, antes de finalizar la charla con EL TIEMPO, Luciano Varela advirtió que “todos los contratos del 2014 ya tienen más de trece meses de antigüedad”, o sea que “si no hubieran jugado los intendentes con el decreto de la Gobernadora, no hubieran podido producir los despidos de la manera que lo hicieron, por lo que ahora se debe rever esa situación”.

“LOS POLÍTICOS SON TODOS IGUALES, UN DÍA TE DICEN UNA COSA Y AL OTRO HACEN OTRA”  

El gremialista del STMA también cuestionó a los políticos, al comentar que el buen resultado al que se llegó fue debido a la movilización de los trabajadores, “porque el decreto estaba metido dentro del presupuesto. Los políticos son todos iguales, un día te dicen una cosa y al otro hacen otra”, reflexionó y apuntó que sobre el tema “nosotros fuimos a hablar el martes con el ministro de Trabajo quien nos dijo ‘quédense tranquilos que la Ley sigue vigente’, pero nosotros movilizamos igual y adentro de la Cámara de Diputados nos encontramos con que las cosas no era como el ministro había dicho”, ya que “habían cambiado las comas, los puntos y suspendían igual la vigencia de la Ley”.

“El día del tratamiento de la Ley, nosotros teníamos más de 60 secretarios Generales dentro de la Cámara de Diputados y más de 3.000 personas afuera, lo que derivó en que se vote el cambio del artículo, que la Ley no se suspenda y que continúe más vigente que nunca”, siguió explicando Varela, aunque aclaró que se modificó uno de los artículos de la norma legal, el número 3, “que habla del plazo para la presentación de los convenios colectivos de trabajo y que decía que nosotros teníamos hasta el 6 de enero de este año para presentarlos. Ahora ese plazo se extendió por 180 días para aquellos municipios que no lo han presentado”, pero “los puntos referidos a paritarias convenios o estabilidad, mantienen su vigencia”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *