COMUNICADO 

La APDH Azul repudia los hechos del martes último

La APDH Azul repudia enérgicamente la represión e intervención de las fuerzas  policiales efectivizadas el martes contra vecinos azuleños, quienes son apoyados y acompañados por el Movimiento “1° de Octubre”. La orden emitida por el Poder Ejecutivo municipal encabezado por el intendente Hernán Bertellys, nada tiene que ver con acciones y responsabilidades de un Estado en democracia. Muy lejos de organizar un programa que dé respuestas a un importante sector de nuestros vecinos azuleños que viven sin un trabajo digno, y la mayoría ni siquiera tienen un plan social, la respuesta fue represión como en una dictadura.

Ellos, los que no tienen nada, tienen la ausencia del Estado. Medicamentos, leña, tierra, techo, trabajo en blanco, comida solo lo pueden conseguir con el reclamo del Movimiento “1° de Octubre”. No hay más nada. Solo eso. El intendente debería estar, el Estado debería conocer, pero seguramente tiene otras actividades. La violencia no solucionó, ni solucionará el problema para dar respuesta a los que menos tienen, a los que el sistema dejó sin nada. Porque ya no los necesita. Los dirigentes del Movimiento “1° de Octubre” están presos por realizar acciones que tienen como objetivo poner en visibilidad el problema. Llevados con violencia innecesaria mientras los niños y jóvenes miraban el segundo procedimiento represivo que se desarrolla en Azul por la orden de un Intendente democrático (Inza con los obreros de la ex Sudantex). Hoy los vecinos  siguen peor, porque ahora el problema es mas grave. De tener el necesario calor de un calefactor para un niño, la comida que deja la panza llena, el cuerpo caliente, ahora se sumaron los palos y la violencia de la represión. “Toman mate y les hacen la cabeza” dijo el Intendente. Será conciente de su procedencia, de dónde viene, o se habrá olvidado de las tertulias y bailantas? ¿Por qué está como intendente? Porque ganó con los votos de un partido. El pueblo lo votó porque representaba a ese partido. Pero él, que “no es político”, se cambió de partido. Se fue a otro que parece que es el de los que mas tienen y que no está en su plan ocuparse de los pibes que no tienen comida y que no van a una escuela. El problema no se soluciona con palos y violencia. El problema se soluciona con programas de inclusión e integración social desarrollado con dinero del Estado y con profesionales de las Ciencias Sociales. Pero a quien le importa??? Será porque son de tez oscura, porque viven en el barrio Villa Piazza y usan una bandera roja que acompañan con bicicletas y bombos? ¿Será porque los niños pudieron dormir por primera vez al lado de un calefactor en la Municipalidad?

Desde la APDH exigimos la inmediata libertad de la dirigente Griselda Altamirano. Exigimos, la inmediata solución para todas las familias que no tienen para comer, no tienen leche, no tienen trabajo, no tienen nada!!! Basta!!!

APDH – Azul

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *