LA VOZ DE LOS BARRIOS

“La asistencia a los más necesitados es una urgencia”

“Más allá de que no haya una llegada de provincia, ante esta situación el municipio tendría que haber previsto esto desde lo local”, consideró Marcelo Ibarra.Márquez aclaró que en el partido de Azul hay 11 CAPS, y cado uno se lleva un promedio mensual de 350 kilos.
<
>
“Más allá de que no haya una llegada de provincia, ante esta situación el municipio tendría que haber previsto esto desde lo local”, consideró Marcelo Ibarra.

Lo aseguraron a este diario un grupo de dirigentes barriales al referirse a lo que pasó con la leche que faltaba en las unidades sanitarias. El municipio salió esta semana a paliar la situación, pero desde las comisiones vecinales entendieron que “no es suficiente”. Además, para ellos, esto puso en evidencia que hay funcionarios que no están a la altura de las circunstancias ante una vulnerabilidad social que se está profundizando.

EL DATO:

Las comisiones organizaron un festival musical para el domingo 9 de abril, que se realizará en el predio de Escalada y Chaves del barrio San José, y tendrá como fin juntar cajas de leche. Los dirigentes convocaron a todos a participar de este evento solidario.

Si bien en el microclima local esta semana se llevó todas las miradas el revuelo producido en el Concejo Deliberante a partir de la fallida sesión, pasan cosas en Azul y algunas donde las autoridades deberían poner la mirada, ser prioridad y más que nada prevenir antes de que sucedan.

Tanto los concejales como los integrantes del Poder Ejecutivo local tendrían que tener puesta la mirada en los problemas de la gente y no en las luchas por el poder, por el poder mismo, y por ocupar cargos.

Estamos hablando del faltante de leche en polvo en las unidades sanitarias, faltante que se conoce desde el mes de febrero –la última entrega provincial fue en enero- y si bien es una responsabilidad, en principio, de la Provincia, el municipio salió recién el pasado jueves a resolverla, en parte. Y desde el Concejo Deliberante un vez más “la vieron pasar” a la problemática, esto también hay que decirlo.

En realidad el llamado de atención provino de los referentes de las comisiones barriales, quienes sí tienen un contacto directo con los pobladores de los barrios y para quienes este faltante es un problema real y concreto.

“Los vecinos venían y nos preguntaban por la leche, empezamos a averiguar y desde el mes de febrero no hay leche en polvo”, expresaron los dirigentes de los barrios a este diario.

Queda entonces flotando la idea de qué hubiera pasado si los dirigentes no hacían público lo que estaba pasando y sí la reacción municipal fue consecuente con que el hecho saliera a la luz o no.

Lo que hizo el gobierno municipal fue salir a suplir esta falencia del Programa Materno Infantil (PMI), hasta tanto se regularice la situación del mismo.

El PMI depende del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires y entre sus diferentes acciones incluye la entrega de leche en polvo para embarazadas y niños  mayores de seis meses hasta dos años.

Concretamente la Secretaría de Salud municipal adquirió 500 kilos de leche en polvo que empezaron a distribuirse el jueves pasado en los CAPS (Centros de Atención Primaria de la Salud).

Asimismo, comenzó el trámite correspondiente para la compra de otros 2.000 kilos.

A su vez, según se informó desde la comuna, Región Sanitaria IX entregará otros 2.000 kilos que permitirán generar un stock para asegurar la provisión de la leche a los  vecinos beneficiados por el PMI, hasta que Provincia regularice la situación.

El Ministerio de Salud bonaerense destinaba 2.000 kilos de leche en polvo en forma bimestral.

Hay un atraso en el envío de este alimento esencial por una demora en el proceso licitatorio correspondiente que lleva adelante el Gobierno provincial y opera desde la Región Sanitaria IX. Se estima que se solucionará en el mes de mayo próxmo.

—-

“Un paliativo”   –

Una vez conocida la noticia de esta compra que realizó la comuna, dirigentes de distintos barrios de Azul hablaron con este diario.

Javier Ferreira de Santa Lucía, Ramón Márquez del barrio Del Carmen, Dora Villarreal de Monte Viggiano, Marcelo Ibarra de Plaza Oubiñas, Elvira Ventola de Zona Norte y Rafael Levigne del barrio Mariano Moreno coincidieron en afirmar que no se debió llegar a estas circunstancias, que hay una especie de abandono de las unidades sanitarias y que siguen teniendo problemas para comunicarse con los funcionarios y poder tener así un canal de diálogo para resolver problemas de los vecinos de Azul.

No obstante, no se quedaron con los brazos cruzados y están organizando un festival para recaudar leche y poder suplir lo que está faltando.

Según indicaron, si bien el municipio comenzó a entregar, se trata de 500 kilos y “eso no es suficiente” ante la necesidad que hay.

“Son 28 cajas en cada unidad y eso es un paliativo”, apuntó Villarreal considerando que si el operativo provincial se reanudara en mayo, la leche estará llegando a Azul recién en junio.

Márquez aclaró al respecto que en el partido de Azul hay 11 CAPS y uno itinerante, que no se considera para la leche, y cado uno se lleva un promedio mensual de 350 kilos.

“Lo que nosotros decimos es que tienen que destinar un dinero para eso. Hoy la asistencia a los más necesitados es una urgencia”, remarcó el dirigente.

Otro dato importante que aportaron es que las necesidades sociales son cada vez más profundas y a propósito de esto dudaron que en las unidades sanitarias tengan una dimensión real de los problemas sociales existentes debido a que hay familias que no llegan a los CAPS y desde ahí no salen a hacer un trabajo en el terreno.

A su vez, pusieron el acento en que las unidades sanitarias fueron creadas como un primer nivel de contención y atención para que no llegue toda la gente a los hospitales y eso no está ocurriendo.

—-

Se llega tarde y “hay caprichos”     –

El presidente de la comisión del barrio Del Carmen fue más allá e indicó que hay que  prevenir estas cosas y a tal efecto, dijo que “la gente que está a cargo y el Intendente mismo si no saben que hay actos administrativos que cumplimentar, tienen que preguntar, porque hay personas capacitadas”.

“Hay actos administrativos que cumplir y parece que alguien falla y no firma o suplantan a los empleados administrativos que ya conocen desde hace un tiempo ese trabajo. A veces, hay caprichos y dicen ‘esto se hace así porque yo digo’”, comentó Márquez.

A propósito de esto, la presidenta de la comisión de Monte Viggiano opinó que “empecemos a trabajar como corresponde porque si bien hay favores políticos y cuando se llega a una gestión ponen gente, no hay dejar de lado a la gente que sabe”.

Levigne sostuvo por su parte que el Gobierno local debió tener una previsión respecto de este problema.

En la misma línea, Ibarra sostuvo que “más allá de que no haya una llegada de Provincia, ante esta situación el municipio tendría que haber previsto esto desde lo local”.

“No pueden hacer oídos sordos frente a estas cosas”, afirmó.

Puntualizó además que “cuando nosotros salimos en los medios, nos tildan de que estamos haciendo política, y en realidad esta situación de las unidades sanitarias, la vienen planteando los vecinos, desde lo edilicio hasta la falta de enfermeras, de médicos y de insumos, y el agravante de la falta de leche, que para nosotros es primordial”.

Ferreira también opinó que “esto pasó porque habría que haber tomado cartas en el asunto antes”.

—-

Falta de comunicación      –

En este marco, enfatizaron que no logran reunirse con el responsable del área, Beto Hourcade, para poder evacuarle sus inquietudes. Lo mismo les sucede con el secretario de Salud, Rodolfo Juárez.

“Nosotros trabajamos en conjunto con todas las áreas y últimamente no estamos logrando eso y sobretodo con Atención Primaria. De hecho, el otro día el señor Hourcade  reconoció en una radio que hace un año y medio que no nos ve”, afirmó Villarreal.

La dirigente consideró entonces que “si vos no estás en contacto con la problemática, no estás en contacto con las comisiones, no estás en contacto con la gente, es imposible que puedas resolver situaciones y estar al frente de un área tan sensible, porque acá estamos hablando de vulnerabilidad social, de chicos que se van a cama con esa tasa de leche”.

“El funcionario público que se pone en un área tiene que saber que tiene que estar a la altura de las circunstancias y hoy Azul nos necesita porque hay mucha gente con vulnerabilidad social y después nos quejamos con los chorros y la inseguridad”, consideró.

Por su parte, Ibarra sostuvo finalmente que “si no tenemos un alimento esencial como es la leche, estamos viendo que el desarrollo de un niño va a tener deficiencias y es un tema de falta de oportunidades para todos”.

ESTA SEMANA SE RETOMARÁ ELOPERATIVO DE LECHE FLUIDA                                                                              

Paralelamente, hay que destacar que este martes 4 de abril se retomará la entrega de leche fluida a los barrios, a través del programa empresario de asistencia comunitaria que lleva en funcionamiento más de 15 años.

Ese día, a las 19 horas en la sede de la Cooperativa Eléctrica de Azul, se renovará el acuerdo mediante el cual se retomará este operativo a través de la coordinación del Plenario de comisiones vecinales.

Esta operatoria que se viene realizando ininterrumpidamente desde el año 2002, se basa en la entrega de 1000 litros semanales de leche fluida, que son distribuidos a las familias de diferentes barrios de esta ciudad y de las localidades de Cacharí y Chillar.

Las empresas aportantes son: ACOFAR, H. J Navas, ROAS, Cooperativa Eléctrica, ENSEMBLE y el productor tambero Mario Julio Layús. También intervienen en la operatoria el Plenario de comisiones y la Cooperativa Obrera.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *