La Asociación de Empleados de Comercios del Azul

El 18 de abril de 1930 se reúnen en el local de la Sociedad Filantrópica Italiana la primera asamblea general para constituir la Asociación Empleados de Comercio con la presencia de 54 socios fundadores. Allí se nombró a Francisco Guisiglieri como presidente de la asamblea que pidió colaboración, unidad y solidaridad. Como secretario general fue elegido Juan Mingarro.

Luego sigue un tiempo de organización administrativa interna, de incorporación de socios y de una fluida comunicación con las empresas locales para arribar a resoluciones en conjunto. Logros como el sábado inglés, las vacaciones anuales, la ley de sillas, convenios del horario de apertura y cierre de comercios son méritos del trabajo de la comisión administradora, como se llamaba por aquellos días.

Las conquistas laborales obtenidas por aquellos años se mantienen y otras se incorporan de a poco, como la jornada de 48 horas semanales. Después vinieron otros logros, como vacaciones, convenios y el no trabajo los días domingo.

Es misión primordial de la Asociación administrar los recursos de los afiliados de manera óptima, eficiente y transparente con el propósito de garantizar y promover los derechos laborales de los trabajadores y mejorar de manera integral la calidad de vida de los afiliados.

Es así que la AECA se consolida como institución gremial participativa, solidaria y comunitaria, desde un enfoque de derechos y perspectiva de género que favorezca la unidad de los trabajadores de comercio en pos de su bienestar. Prioriza como valores la vocación de servicio, responsabilidad, transparencia, sustentabilidad, profesionalidad, compromiso, transformación, solidaridad y familiaridad.

La entidad tiene objetivos tanto generales como específicos. Entre los últimos están promover el desarrollo institucional teniendo en cuenta la participación y características del afiliado, el fortalecimiento de las delegaciones y la apertura de nuevas instalaciones, el fortalecer los asuntos gremiales de los trabajadores mercantiles; implementar áreas de trabajos y servicios integrales para mejorar las condiciones de vida de los afiliados, generar acciones de participación y protagonismo social en la comunidad para fomentar el desarrollo de la misma.

Siendo secretario general de la Asociación Empleados de Comercio del Azul el padre del actual secretario general fue el impulsor del barrio Empleados de Comercio ubicado en la avenida Cáneva de esta ciudad. Por ese motivo una calle de esta ciudad lleva su nombre.

En estos 86 años de existencia la entidad gremial sigue esforzándose con el compromiso en la defensa de los derechos de los empleados de comercio y en la obtención de mayores servicios para los afiliados y su familia. Pero últimamente ha demostrado protagonismo y apertura social, lo que lo posiciona fuertemente en nuestra comunidad.

Se han consolidado como institución en todo aspecto. A la comisión directiva se le han sumado afiliados que integran las distintas subcomisiones de trabajo que han desarrollado innumerable cantidad de propuestas y que generan a diario nuevas iniciativas. La apertura de las puertas de la casa que es escenario de encuentro para expresiones artísticas y culturales como así el funcionamiento de talleres.

Los integrantes de la AECA pueden estar satisfechos porque la entidad gremial con 86 años de existencia sigue cumpliendo la tarea que querían los fundadores. Ser una institución que defienda a los afiliados y realice actividades comunitarias.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *