SE CONOCIERON AYER LOS PLANOS

“La autopista va a pasar detrás del Cristo”

Lo dijo ayer Juan Crocco, referente de los vecinos autoconvocados “Autovía Ya”, luego de la reunión que mantuvieron junto al intendente Hernán Bertellys y funcionarios con el administrador General de Vialidad Nacional, Javier Iguacel. Según señaló, la autopista no pasará por el casco urbano sino a 1,3 kilómetros, aproximadamente sobre la calle del basural. El tramo de la Ruta 3 que no se utilizará para la autopista -en el sector que va desde la Ruta 60 hasta más allá de la Avenida Urioste- se convertirá en una calle municipal. 


Ayer, el administrador General de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, mantuvo una reunión con el Intendente y con vecinos autoconvocados, en la que presentó los planos de la futura autopista. GENTILEZA JUAN CROCCO
<
>
Ayer, el administrador General de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, mantuvo una reunión con el Intendente y con vecinos autoconvocados, en la que presentó los planos de la futura autopista. GENTILEZA JUAN CROCCO

A raíz de un encuentro que vecinos autoconvocados por la construcción de la autovía de la Ruta 3 mantuvieron con autoridades de Vialidad Nacional en abril pasado, ayer visitó esta ciudad el administrador General, Javier Iguacel, junto a parte de su equipo técnico.

El funcionario nacional vino para presentar al intendente Hernán Bertellys y a los vecinos autoconvocados el proyecto de obra de la autopista, por lo que en horas del mediodía mantuvo un encuentro con ellos en el despacho comunal.

Así lo explicó a este diario Juan Crocco, uno de los impulsores del reclamo. Según comentó, la autopista pasará por la que hoy es la calle del basural. El desvío comenzará a la altura de la Ruta 60 hasta dos cuadras después de la Avenida Urioste, en sentido hacia el sur. La licitación será en abril de 2018 y el inicio de obra está contemplado para junio de ese año.

El vecino dijo además que Iguacel informó que se hará una colectora, dos distribuidores y el puente peatonal a la altura de la Escuela 27.

“Esquivar Azul”

Al hablar con este diario ayer, Crocco comentó que cuando el 19 de abril un grupo de vecinos autoconvocados se reunió con funcionarios de Vialidad “les pedimos que vengan a Azul para que pudiesen ver si era factible hacer lo que pedíamos, como el puente peatonal, colectoras, reductores de velocidad y demás”.

El viaje a esta ciudad se fue demorando hasta que ayer finalmente lo concretaron. El funcionario mantuvo una breve charla con los vecinos y luego se reunió con el jefe comunal e integrantes de su gabinete. Después ingresaron los autoconvocados y la reunión siguió con ellos presentes.

Allí “presentaron los planos, porque vinieron con todo armado”, dijo y aclaró que será autopista, no autovía. De la diferencia entre ambas, apuntó que “la autovía sigue el modelo de la ruta. Si pasa un tren, el conductor debe parar. En las autopistas, por el contrario, no puede haber ningún obstáculo que demore la marcha”.

Sobre los detalles de la obra, Crocco indicó que “en lo que es plan de autopista, Vialidad Nacional tiene como condición desviar el tránsito de todos los cascos urbanos. Lo que van a hacer es esquivar Monte, Las Flores, Cacharí y Azul”.

En lo que hace específicamente a Azul, informó que “la autopista va a pasar a 1,3 kilómetros detrás del Cristo”.

Según se plasmó en los planos, la autopista va a pasar por la calle donde hoy está el basural -que prometieron cerrar y sanear- y llegará hasta una o dos cuadras después de la Avenida Urioste, yendo hacia el sur. En ese lugar harán un by pass para volver a tomar la Ruta 3 hasta el cruce con la 226.

Colectora y distribuidores y un puente peatonal

De esa manera, Azul va a quedar a 1,3 kilómetros de la autopista. “En todas las ciudades se pasa por afuera. Los funcionarios explicaron que si alguien sale de Buenos Aires y quiere parar a cargar combustible, comer algo o lo que fuere, Azul, por estar en el medio, va a ser la más favorecida”.

La obra incluye también una colectora. En este sentido, Crocco explicó que “en la reunión que tuvimos, habíamos pedido que se hagan colectoras en todo el casco urbano de los dos lados. Lo que se confirmó es que se harán solamente desde la calle Pringles hasta General Paz, y de la mano derecha yendo hacia el sur”.

Además, en ambos puntos -es decir en Pringles y en General Paz-, harán un distribuidor.

Según indicó, la licitación para la colectora se hará antes de fines de 2017 para que la construcción comience dentro de este mismo año. El plazo de obra es de 8 meses.

A su vez, indicó que cuando comience la obra de la colectora, paralelamente se construirá el puente peatonal en la Escuela 27.

La actual Ruta 3 pasará a ser una calle

Consultado qué pasa con el tramo de Ruta 3 que actualmente pasa por esta ciudad -de Ruta 60 hasta dos cuadras más allá de la Urioste- explicó que “una vez que se inaugure la autopista, esa va a ser la Ruta 3. Y ese tramo de la Ruta 3 actual va a pasar a ser una calle de la ciudad”.

Al hablar de los plazos de obra de la autopista, indicó que en abril de 2018 se llamará a licitación y que para junio está pautado el inicio en el tramo Monte Bahía Blanca.

“Esto está confirmado por las autoridades de Vialidad Nacional. No tiene modificación, porque ya están los planos”, consignó, para decir por último que la reunión “estuvo muy bien porque vinieron con las cosas precisas”.

ANÁLISIS DE LA OBRA 

Ayer, desde el municipio se informó sobre la reunión que el intendente Hernán Bertellys y algunos funcionarios municipales mantuvieron con el administrador General de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, aunque no mencionaron a los vecinos autoconvocados.

Según se consignó, durante la reunión de trabajo, los presentes analizaron las características que tendrá la obra que comenzará a ejecutarse en 2018. Además, observaron mapas y planos, y dialogaron acerca de los detalles de la obra principal y de las accesorias que se requerirán.

En este marco, recogieron declaraciones del intendente Bertellys, quien dijo que “Azul es parte de la zona beneficiada por las obras de mejoras en las rutas del país. Hoy estuvimos analizando estratégicamente la obra y le presentamos a Iguacel algunas inquietudes y requerimientos”.

En lo que hace a Iguacel, se indicó que expresó que “la autopista 3 empezará en Buenos Aires hasta Cañuelas; convertiremos en autopista la autovía de Cañuelas a Monte, luego estará la autopista hasta Azul. Más adelante, desde Azul a Dorrego habrá ruta segura que implica ruta pavimentada y carriles de sobrepaso; de Dorrego a Bahía Blanca nuevamente autopista hasta llegar a la 22, después ruta segura y luego nuevamente autopista hacia el sur”.

Se informó además que en dos años se habilitarían las dos calzadas desde Azul a Buenos Aires y el resto de trabajos complementarios -como colectoras y puentes- demandaría otros dos años.

En tanto, Iguacel aseguró que en el tiempo que se ejecutará la construcción de la autopista en Ruta Nacional Nº 3, habrá varios frentes de obra abiertos en forma simultánea, para asegurar una evolución dinámica de las acciones.

 

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *