SE COMPLETÓ LA CAJA DE UN CAMIÓN

La ayuda que lograron reunir los “Quijotes del Camino” sale hoy rumbo a Comodoro Rivadavia

 Integrantes de los “Quijotes del Camino” que ayer estuvieron trabajando en cargar el camión que hoy partirá hacia Comodoro Rivadavia con elementos donados por vecinos azuleños y de AyacuchoArtículos de limpieza, alimentos no perecederos, ropa y calzado en cantidades importantes, fueron recolectados por los motoqueros locales durante el encuentro de Semana Santa y a partir de la colaboración que hizo la ciudadanía local.La caja del camión quedó repleta de elementos que fueron recolectados para llevarles a los damnificados por el temporal en Comodoro Rivadavia.Artículos de limpieza, alimentos no perecederos, ropa y calzado en cantidades importantes, fueron recolectados por los motoqueros locales durante el encuentro de Semana Santa y a partir de la colaboración que hizo la ciudadanía local.Los artículos donados en el marco de la campaña que organizaron los “Quijotes del Camino” serán entregados “en mano”, según afirmaron ayer dos de los referentes de la agrupación motera.
<
>
Artículos de limpieza, alimentos no perecederos, ropa y calzado en cantidades importantes, fueron recolectados por los motoqueros locales durante el encuentro de Semana Santa y a partir de la colaboración que hizo la ciudadanía local.

Ayer integrantes de la agrupación, junto con algunos de familiares, estuvieron en Villa Piazza Norte cargando en el vehículo bolsos y cajas con alimentos, artículos de limpieza, ropa y calzado. Hubo un aporte de motoqueros de Ayacucho que se sumaron a esta iniciativa. Parte de las donaciones se habían recibido durante el encuentro mototurístico de Semana Santa. –

Hoy estará partiendo hacia la provincia de Chubut, un camión con la caja repleta con las donaciones que lograron reunir los “Quijotes del Camino” para ir en ayuda de los habitantes de Comodoro Rivadavia, ciudad que resultó  damnificada por un fuerte temporal de lluvia que, entre otras situaciones, generó aludes de tierra que dejaron viviendas enteras cubiertas por el lodo. Hubo miles de familias que perdieron absolutamente todo, lo que hizo que en algunas ciudades del país aflorara con fuerza el espíritu de solidaridad. En Azul, por ejemplo, la agrupación que tiene a su cargo la organización del Encuentro Mototurístico de Semana Santa, inició una colecta para reunir artículos de limpieza, ropa y calzado, y alimentos no perecederos. La campaña formó parte de la reunión de casi 2.000 motos que se dieron cita el pasado fin de semana largo en el sector del camping municipal, lográndose en ese marco acopiar buena parte de los elementos que hoy estarán en viaje hacia la ciudad chubutense. Ocho integrantes de la entidad acompañarán el envío, que será entregado “en mano” a los damnificados.

Ayer por la tarde, en un alto de la carga de la caja del camión que llevará las donaciones, dos de los integrantes de los “Quijotes del Camino” conversaron con EL TIEMPO para dar precisiones en torno de la exitosa campaña.

Juan Martín De Dios, uno de los entrevistados, recordó que “esta movida surgió de un llamadito que nos hicieron los amigos de Comodoro”. “Empezamos a hacer difusión por todos lados como para que la gente se entere de lo que estaba pasando. Hubo un montón de colaboraciones; la gente se ha portado muy bien. De la ciudad de Ayacucho nos trajeron cosas que las juntamos con las nuestras”, agregó.

La colaboración llegó, básicamente, de particulares, detalló De Dios.

“La Municipalidad está presente, pero está complicado para ellos. Creo que lo que más hay que destacar es la colaboración de la gente”, señaló y advirtió que durante el motoencuentro de Semana Santa hubo aportes significativos.

“Una agrupación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires trajo una camioneta llena de mercadería.  Muchos moteros llegaron con sus donaciones desde distintos puntos de la provincia, por lo cual se logró recaudar una buena cantidad de elementos”, subrayó.

El motero lamentó que, en medio de la angustia de miles de comodorenses, haya empresas que privilegiaron el lucro y elevaron hasta un 200 por ciento el costo de elementos fundamentales para iniciar la reconstrucción de la ciudad chubutense, tales como los artículos de limpieza. Tal fue el caso de una conocida cadena de supermercados.

“No sé por qué se aprovechan de la situación y, como todos saben, es injusto. Estamos hablando de personas que han perdido todo. Y no sólo eso: está todo parado el trabajo. ¿Cómo vive la gente así? Si encima le aumentamos los costos…la gente afectada está necesitada de muchas cosas; desde Azul, vamos con una buena cantidad”, concluyó.

 

“La magnitud de los daños es terrible”

Alberto Mazzo, presidente de los “Quijotes del Camino” y uno de los moteros que viajará a la ciudad patagónica para entregar las donaciones, afirmó que “la magnitud de los daños que ha quedado en Comodoro es terrible”.

“Nosotros lo vamos a ver ahora (a los daños), en crudo, pero que te la cuenten es una cosa y verla, es otra. Alcanzó una sola llamada que nos hiciera un amigo para que nosotros nos pusiéramos en campaña. Hicimos, a la par que organizábamos el encuentro, el armado de esta campaña para juntar estos elementos”, explicó.

Detalló que la ciudadanía comodorense necesita “de todo”; principalmente artículos de limpieza (lavandina, detergente, jabón, trapos de piso, papel higiénico, etc), agua y ropa.

“Hay barrios completos que están destruidos. Nosotros vamos a un lugar que nos marcó la gente que está allá; es un sitio que está alejado de la ciudad, en medio de un desastre. Lo bueno es que nosotros vamos a entregar las cosas ‘en mano’. Estamos preparados para viajar nosotros mismos, sin que haya ningún tipo de intermediario. Eso se lo dijimos a la gente que venía a traernos las cosas, lo que nos permitió generar confianza en quien dona. Esperemos que salga todo bien y el viaje sea tranquilo”, afirmó.

 

Confraternidad y solidaridad

En la nota con este matutino, el presidente de los “Quijotes del Camino” destacó el grado de confraternidad que se dio, una vez más, durante el encuentro que organizaron en la pasada Semana Santa.

“De por sí el motero es solidario en todos lados: en la ruta, en la ciudad o en los motoencuentros y eso tiene mucho valor. La gente de Comodoro la está pasando mal; vamos a aportar nuestro granito de arena”, sostuvo Mazzo, para mencionar –tal como los cronistas de EL TIEMPO lo pudieron comprobar in situ- la caja del camión iba a salir repleta de donaciones.

“Estamos viendo la forma de poder llevar todo. No tenemos ni con qué ni con quién hacer un segundo envío. Vamos a tratar de que pueda entrar todo en el camión porque queremos entregar nosotros las cosas. Le agradecemos a la gente de Azul que es solidaria y a algunos comercios. Por ahora, lo que nos piden es lavandina y mucha agua, pero calculo que vamos a venirnos con una notita con otras cosas que van a precisar”, aclaró.

“SEGUIMOS INSISTIENDO”

En la entrevista con este diario, el presidente de los “Quijotes del Camino” lamentó que mucha de la gente que asistió al encuentro mototurístico de Semana Santa, no lo haya hecho llevando algunos de los artículos que se habían solicitado a través de los medios de comunicación y de las redes sociales para hacer un aporte solidario, en este caso en el marco de la campaña solidaria en favor de los ciudadanos de Comodoro Rivadavia.

“Desde hace diez años que iniciamos los motoencuentros le pedimos a la gente que, ya que no cobramos entrada, colabore entregando un paquete de arroz o de azúcar y normalmente las cosas que juntamos son pocas. Por un lado nos da bronca pero seguimos insistiendo. Algún día la gente se va a dar cuenta que las cosas que nos donan a nosotros, llegan”, expresó.

Resaltó por otro lado que el participar de una iniciativa como esta, les llena el alma.

“Calculá que nosotros no paramos. Desde que terminó el motoencuentro, desarmamos allá lo que podíamos desarmar, nos vinimos para acá para clasificar algunas de las cosas y nos terminamos quedando más de una vez hasta la una de la mañana, y eso que al día siguiente muchos laburan desde temprano. Esto lo hacemos de corazón porque ninguno saca ningún rédito; ni del motoencuentro ni de esta colecta. Y lo hacemos con ganas, con el corazón. Podríamos estar tomando mate en el parque (la soleada y otoñal tarde de ayer lo ameritaba) y estamos trabajando acá; hasta los nenes están colaborando. Todo eso hace que queramos seguir para adelante, renovando la apuesta”, finalizó.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *