AGRICULTURA

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantiene su proyección para soja de 56 millones de toneladas

Igualmente, la entidad dejó abierta la posibilidad a realizar un nuevo recorte ante una muy posible caída de rendimientos. 

BUENOS AIRES – La Bolsa de Cereales de Buenos Aires publicó un nuevo reporte sobre el estado de los cultivos de soja con la misma proyección de cosecha que la semana pasada -56 millones de toneladas- cuando debió pasar a pérdidas 4 millones de toneladas debido a las lluvias que afectaron muchas regiones sojeras.

“Teniendo en cuenta que más de un 75% de la superficie recolectable de soja se encuentra aún en pie, mantenemos nuestra proyección de producción nacional en 56.000.000 de toneladas”, dijo la BCBA.

Aun así, la entidad estimó que las pérdidas de superficie superan el millón de hectáreas al cierre del ciclo, por lo que “aún no se descarta el riesgo de registrar nuevos recortes sobre la actual proyección de producción, una vez que la recolección retome fluidez y podamos precisar con mayor exactitud las mermas de rinde y las pérdidas lotes”.

Panorama de situación 

En cuanto a la nueva información, de acuerdo a los relevos realizados hasta el pasado jueves 28 de abril, la Bolsa detalló que se registraron abundantes lluvias en sectores del centro-este de Córdoba y sectores del centro y sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires, que continúan demorando la cosecha en los Núcleos Norte y Sur.

En paralelo, también se relevaron precipitaciones de menor intensidad sobre la periferia a ambos núcleos, retrasando la recolección de una significativa cantidad de lotes que aún permanecen en pie. En consecuencia, el avance intersemanal de cosecha es de 7,8 %, elevando la recolección nacional al 24,2 % del área apta y alcanzando un retraso interanual de -37,6 puntos porcentuales.

Gran parte del núcleo sojero de nuestro país se encuentra en mayor o menor medida afectado por pérdidas de rendimiento y merma de calidad del poroto.

La demora en la cosecha, junto con el prolongado tiempo de exposición del cultivo a ambientes de elevada humedad y temperatura, generaron pérdidas de rinde por desgrane de vainas, brotado y/o menor peso del grano y mayores pérdidas en cosecha.

Sumado a ello, el porcentaje final de la superficie no cosechada en las zonas de Entre Ríos, noreste de Córdoba y el centro-oeste de Santa Fe dependerá del doble efecto negativo entre los menores rendimientos esperados, así como de los sobrecostos que se generan a raíz de la mala calidad de los granos. Por su parte, en el resto de la franja central de la región agrícola el abandono de cuadros no sería importante.

Lento avance de la cosecha maicera   

Durante la última semana la cosecha de lotes de maíz con destino grano comercial continúo de manera pausada en el centro del área agrícola nacional. “La trilla avanzó, en las ventanas que el tiempo lo permitió, sobre gran parte de la provincia de Buenos Aires, La Pampa y el oeste de Córdoba”, informó la BCBA en su último reporte semanal, con datos recolectados hasta este jueves 28 de abril. “En sectores de las regiones Centro-Este de Entre Ríos, Centro-Norte de Santa Fe y el este de Córdoba, se están reportando lotes anegados pero que aún mantienen las expectativas iniciales de cosecha”, dijo la BCBA que mantiene su proyección de producción en 25 millones de toneladas.

Desde la semana pasada, la recolección registró un progreso intersemanal de 2,8 puntos porcentuales, elevando el área cosechada al 23,6 % de la superficie apta a nivel nacional. Un alto porcentaje de los cuadros cosechados, está representado por lotes tempranos. A la fecha, el retraso interanual en la recolección es de -4,8 %, y el rinde a nivel nacional se encuentra en 90,2 qq/Ha. Hacia las regiones Núcleo Norte, Centro-Norte y Sur de Córdoba, la cosecha no cobra fluidez ya que se sigue priorizando la cosecha de lotes de soja, los cuales se encuentran más comprometidos. Sobre la provincia de San Luis, los cuadros tardíos se encuentran en madurez fisiológica (R6) esperando la baja en la humedad del grano para su trilla. Las regiones del NOA y NEA presentan cuadros en pleno llenado de granos. Los lotes se encuentran en buenas condiciones, a excepción de los ubicados en el noreste de Salta donde se esperan precipitaciones ya que los perfiles se encuentran con reservas regulares.

Sobre la región del Centro-Norte de Santa Fe, los cuadros tardíos y de segunda ocupación transitan el estadío de madurez fisiológica (R6). Se continúan evaluando las posibles pérdidas por vuelco, particularmente en los departamentos de Castellanos, San Cristóbal, San Justo y Las Colonias. Hacia la región Centro-Este de Entre Ríos, se siguen registrando sectores con vuelco de plantas, producto de la presencia de agua en los lotes y plantas con tallos delgados y propensos al quiebre.

Hacia las zonas Sudeste y Sudoeste de Bs. As.-Sur de La Pampa, la recolección de lotes tempranos brindó rindes que superaron largamente los promedios de las últimas campañas llegando a picos de 95-105 qq/Ha.

El trigo ahora da para aplicar tecnología   

Las modificaciones en las condiciones de mercado del trigo son una excelente oportunidad para aplicar tecnología y maximizar el potencial de rinde del cultivo lo cual, según especialistas, pone en el escenario al zinc como un nutriente a considerar. En este camino, hay un nutriente fundamental, el zinc, que permite optimizar la eficiencia de uso del nitrógeno en el metabolismo del cereal. Es requerido en pequeñas cantidades (microlemento) pero su falta provoca caída de rendimiento y calidad.

El zinc comenzó hace ya algunos años a presentar bajos niveles de disponibilidad en los suelos agrícolas pampeanos por su continua exportación en los granos cultivados, sumado además al déficit genético que estos presentan en ciertas áreas.

Esta situación llevó a desarrollar diferentes formas de corrección del zinc, entre las que se encuentra la utilización en tratamientos de semilla con diferentes productos que tienen el nutriente, así lo indicó un despacho de la agencia NA.

En un mapa elaborado por técnicos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria Balcarce (Buenos Aires) muestra los niveles de disponibilidad de zinc en las zonas donde el trigo y la cebada (otro cultivo de invierno) tienen un alto potencial de rendimiento.

La Chacra Experimental de Barrow de la provincia de Buenos Aires realizó un ensayo junto a una firma privada donde se puede observar también una importante diferencia en la eficiencia de uso del nitrógeno, medido a través del incremento de rendimiento alcanzado respecto al testigo. En este ensayo se comparó un tratamiento testigo con una fertilización típica para la zona, (70 kilos de súper fosfato triple de calcio y el equivalente a 80 kilos de nitrógeno al macollaje), versus un tratamiento con el agregado de zinc aplicado en semilla, complementado con aplicación foliar.

El uso del zinc en semilla más la aplicación foliar obtuvo un incremento de 398 kilos de trigo por hectárea, por lo que logró 5 kilos más del cereal por kilo de nitrógeno aplicado, sostuvo el reporte.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *