RUGBY DE PRIMERA DIVISIÓN

La borraja sufrió errores propios y ajenos 

 

Por la tercera fecha del Oficial de la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires, Azul Rugby cayó ante Ferro de Olavarría, al cabo de un cotejo donde una curiosa metamorfosis en su desempeño y fallos equivocados del árbitro, atentaron notoriamente contra su posibilidad de victoria.

Azul Rugby recibió a Los Toros en el sur de la ciudad. La tercera fecha del Oficial culminó en derrota para la borraja: 18 a 17.
FOTOS AZUL RUGBY
<
>
Azul Rugby recibió a Los Toros en el sur de la ciudad. La tercera fecha del Oficial culminó en derrota para la borraja: 18 a 17. FOTOS AZUL RUGBY

Quizá pocos lo advirtieron (suele ocurrir), pero en la mañana del mismo sábado ellos ya se encontraban allí, los presagios para Azul Rugby Club. Colores, ánimo, noticias que se ofrecían todos en un mismo tenor, en una intensión que podríamos llamar gris. La lluvia, la temperatura, la tormenta, la decisión de la UROBA de no darle los puntos ante Saladillo (institución que no fue habilitada para abordar la segunda fecha de Primera División, razón por la cual la propia Unión había decidido otorgar los puntos en juego a la borraja) y de confirmar un nuevo día para concretar esa disputa, revirtiendo su decisión inicial.

Toda esa monotonía plomiza tal vez llevó a que algún azulgrana se diga “hoy no va a ser nuestro día”. Pues no lo fue.

En el Molteni, como corolario de una jornada plena y nutrida entre haches, Azul Rugby recibía la visita de Ferro de Olavarría. A modo preliminar se desarrolló el partido de Intermedia, donde ARC logró demostrar el poder de todo el plantel y doblegó con holgura por 52 a 14 al elenco olavarriense. Los trys fueron corrieron por cuenta de Manuel Albarran (2), la “Leyenda” Coronel, Jorge Morón, Federico Álvaro, Facu Farias, “Muerto” Santamarina y Gonzalo Montenegro. Además, convirtieron de a dos puntos Álvaro (2), Morón y Montenegro.

Tan cerca, tan   

Sin rodeos, la Primera División de Azul Rugby enfocó el pleito sin miramiento alguno, y salió a comerse crudo al rival. De allí que los primeros minutos se matizaran con un control absoluto del juego por parte del local; muy bien la línea, excelente el pack de fowards que con mucho empuje generaron una jugada bien armada para que Jeremías Fernández cediera la guinda hacia los Mazzo, que entraron lanzados para el try del “Tibio” Germán.

El conjunto azuleño en ese momento se la creyó demasiado. Olvidó el juego que proponen Ciuffo y Guzmán, la razón innegociable de ir al frente. Muy bien por Los Toros que usufructuaron ese extrañamiento rival y emparejaron el desarrollo del juego; más aun cuando tras una buena jugada colectiva, Ferro llegó al primer try, y luego a otro. Así daba vuelta el resultado, y lo estiraba un poco más mediante un penal para el 13 a 5.

Azul Rugby –asimilando las cachetadas– volvió a ser lo que era. Y atacó sin parar con todos los gordos, que se plantaron en el terreno y ganaron cuanta formación disputaron. Así acorralaron a la visita, contexto en el cual “Lucho” Scalcini pudo sacar un as bajo la manga para levantarse y entrar tirado de cabeza a un try (que el jugador venia mereciendo desde hacia tiempo).

Todos al descanso, y una luz de esperanza para el local.

El segundo tiempo mostraría otra cara de ambos equipos, caldo de cultivo para los olavarrienses. Ferro comenzó a friccionar más en las jugadas, a buscar más el contacto físico y con esto tratar de sacar del partido al local. Si bien la estrategia no le salía bien al comienzo, una amarilla les dio más posibilidades para jugar en el campo borraja. dE mejor manera cuando, después de los diez minutos de sanción por dicha amarilla, otro jugador azuleño fue signado con la misma tarjeta.

El local no encontraba el rumbo, la gente se enojada con los fallos arbitrales y tampoco sumaba, y la cabeza fresca del principio pasó a ser una caldera ardiendo alimentando la voluntad del juego brusco y de arremetida a cada jugada física. Y en eso Los Toros son especialistas.

Cuando con trece jugadores, por una roja, la borraja resistía, otro grosero error del juez dejó un penal que fue jugado rápido –ante las protestas– para el try que daba respiro de 18 a 10 a la visita.

Otra vez a empujar e ir hacia delante Azul Rugby, y pese a la desventaja numérica y la inclinación inexplicable del juez, se logró armar una muy linda jugada para que Guillermo “Pipo” Hidalgo convirtiera, a falta de muy poco, el try, que luego ampliaría con un patadón Guille Mazzo.

Pero no había tiempo para más rugby, quejas, errores y juego. El juez pito y la borraja quedó a un punto en la cifra definitiva de 17 a 18.

Por la próxima fecha del Torneo Oficial de la UROBA, la próxima semana Azul Rugby visitará a Estudiantes de Olavarría. Con el nuevo partido, nacerá una nueva oportunidad.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *