PARTICIPARÁN DEL FESTIVAL CERVANTINO

La Casa de Juventud y sus variadas propuestas

Este año, el espacio, apostó por mucho ya que además de ofrecer sus talleres de Fotografía y Diseño de Indumentaria participarán, por primera vez, del Festival Cervantino. EL TIEMPO dialogó con los docentes Martin Mazza y Verónica Prauce y el Coordinador de Juventud Rodlfo Wagner, quienes brindaron detalles de las actividades de la impronta que se le quiere dar para el resto de los años. 

El Coordinador de Juventud Rodolfo Gustavo Javier Wagner, la docente de Indumentaria Verónica Prauce y el de fotografía Martín Mazza brindaron un panorama general de las actividades que están llevando a cabo. Martín Mazza: “Durante el año se trabajó en tener nociones básicas de fotografía en todos los aspectos, tanto en la parte técnica de manejo de cámara, en composición, nociones básicas de iluminación y edición y post producción. Así que los alumnos tienen desde 16 hasta 50 años. La muestra de fin de año se presentará en 20 por 30 y 30 por 40 y serán aproximadamente 30 fotos en la muestra”. Verónica Prauce: “las chicas, al manejar distintas edades, tienen distintos objetivos, la alumna más chica tiene 12 años y la más grande tiene 71. Algunas lo toman como un hobby, una salida laboral a futuro o algo que les termina gustando para estudiar una vez que terminan la escuela. Otras hacen accesorios, o marroquinería y participan de ferias”.
FOTOS NACHO CORREA
<
>
Martín Mazza: “Durante el año se trabajó en tener nociones básicas de fotografía en todos los aspectos, tanto en la parte técnica de manejo de cámara, en composición, nociones básicas de iluminación y edición y post producción. Así que los alumnos tienen desde 16 hasta 50 años. La muestra de fin de año se presentará en 20 por 30 y 30 por 40 y serán aproximadamente 30 fotos en la muestra”.

 

La Casa de Juventud ubicada en Colón 224 ofreció siempre una importante cantidad de talleres, aunque hace un tiempo funcionan el de fotografía y el de Diseño de Indumentaria. Días pasados se incluyó el de pintura. El 11 de noviembre formarán parte, por primera vez del Festival Cervantino realizando una muestra en la cual no faltará la música, el baile, un carrito con comidas, entre otros atractivos.

Pero para saber más sobre qué estas actividades, EL TIEMPO dialogó con el

Coordinador de Juventud Rodolfo Gustavo Javier Wagner, la docente de Indumentaria Verónica Prauce y el de fotografía Martín Mazza. Ellos brindaron un panorama general de las realizaciones, invitaron a quien desee sumarse ya que el taller de Prauce continúa durante el verano –por la mañana- y anticiparon en qué consistirá la muestra del cervantino.

“No es un taller de corte y confección”

De esta manera Prauce recordó que “este es el cuarto año que dicto este taller. El primero costó, ya que si bien empezaron muchas alumnas y la matricula fue de 30 ó 35 después hubo bastante deserción. También asistieron a quienes les llamo yo las ´deambuladoras` que vienen una semana, otras no y hay un grupo de chicas fijas”. Agregó que “actualmente hay un promedio de 20 alumnas que van desde los 12 hasta 71 años. Realmente este año desde que arranque con el taller siempre permaneció la misma matricula. El taller se dicta los martes y jueves de 16 a 19 horas aunque la idea es continuar durante el verano con horarios y días a confirmar”.

En cuanto a la actividad continuó destacando que “no es un taller de corte y confección, sino que es un taller que se divide en tres módulos: reciclado de prendas que tengan en el placard de sus casas, técnicas de estampación, bordados, tejidos, pintura sobre tela, intervenciones, cambiarle la cara a la ropa y volver a usarla, en definitiva. La segunda etapa es lo que esta más ligado a corte y confección porque vemos un poco de moldería y confeccionan su primer prenda y, por último, la tercera etapa yo la llamo la producción propia. Es decir las chicas toman lo que más les gustó o donde se sintieron más cómodas y producen para uso propio o para la venta. Además vemos el marco teórico, no es solo manualidades”.

En el mismo sentido dijo el taller es abordado desde la teoría. “Trabajamos morfología, siluetas de la mujer, estampados, tendencias, vemos lo que es una colección”, apuntó.

Consultada sobre si las alumnas toman el taller como un hobby o salida laboral informó que “las chicas, al manejar distintas edades, tienen distintos objetivos, la alumna más chica tiene 12 años y la más grande tiene 71. Algunas lo toman como un hobby, una salida laboral a futuro o algo que les termina gustando para estudiar una vez que terminan la escuela. Otras hacen accesorios, o marroquinería y participan de ferias”.

Al mismo tiempo anticipó que “en verano la idea es continuar con el taller y abrir un horario a la mañana”.

Participación en Festival Cervantino

En segundo lugar, la docente se refirió a la muestra de fin de año en noviembre cuya participación será en el marco del Festival Cervantino.

“Es un proyecto que presentamos en conjunto con el taller de fotografía. Se titulará “Acariciar con la mirada” donde tomamos un paradigma en común analizada desde los dos ámbitos: la fotografía y el diseño. Analizamos las textutas, mis alumnas lo trabajan desde el diseño de indumentaria y los chicos de fotografía por su parte. Será el 3 de noviembre a las 18 horas en Colon 224 y culmina con un cierre el 11 de noviembre, cortamos la calle tiene un grupo de rock, habrá un grupo de bachata bailando, un carrito con comida, será muy interesante”, adelantó.

Por otro lado contó que “tenemos la otra muestra exclusiva del taller que arrancó este martes y que permanecerá abierta hasta fin de año”.

“Me hacen recordar a mi cuando fui alumno y vuelvo a revivir esas cosas”

Por su parte Mazza, al igual que Prauce rememoró que “este el cuarto año que se hace el taller de fotografía. En este 2016 comenzó en abril con 15 alumnos divididos en dos turnos, aunque ahora estamos sólo los jueves”.

Aunque diferente al de Indumentaria sostuvo que “ya estamos en la etapa de cierre, son las últimas cuatro clases trabajando para la muestra de fin de año”.

Posteriormente detalló cómo fue el proceso de desarrollo del taller. “Durante el año se trabajó en tener nociones básicas de fotografía en todos los aspectos, tanto en la parte técnica de manejo de cámara, en composición, nociones básicas de iluminación y edición y post producción. Así que los alumnos tienen desde 16 hasta 50 años. La muestra de fin de año se presentará en 20 por 30 y 30 por 40 y serán aproximadamente 30 fotos en la muestra”, puntualizó.

Coincidiendo con la profesora de Indumentaria, precisó que “participaremos del Festival Cervantino junto con el resto de los talleres”.

En cuanto a los objetivos de sus alumnos Mazza realizó una observación “hay gente que comenzó por curiosidad incluso con cámaras compactas o teléfonos. Algunos de ellos terminaron trabajando en fotografía con salida laboral y otros se dedicaron por gusto. Todos tomaron aspectos diferentes del taller”.

Ejemplificó que “en este curso hay una de las chicas que tiene una producción muy interesante de fotografías de aves, y hoy justamente nos contaba que empezaron a comprárselas; incluso para un libro. O sea en realidad es un catalogo de aves de la zona. Años anteriores, a un chico le gustó mucho el curso que llegó a montar un estudio. Otras de las chicas en el 2015 comenzó la carrera de fotografía en Tandil”.

Es como que disparo muchas cosas”.

Para terminar opino que “estoy contento porque el proceso que realizan los chicos que concurren al taller es muy de descubrimiento, de fascinarse con la fotografía y me hacen recordar a mi cuando fui alumno y vuelvo a revivir esas cosas”.

“Esto no es la Municipalidad cuadrada, fea, aburrida y burocrática de trámites”

El coordinador de Juventud Rodolfo Gustavo Javier Wagner, ofreció un panorama en general sobre el funcionamiento de la Casa de Juventud. Aclaró que no se llama mas Casa de Arte Joven. Además de que hay un taller de Pintura  que es medianamente nuevo el cual funciona los lunes de 18 a 21 a cargo de Paula.

Acerca de los insumos señaló que “cada uno se trae lo suyo, solo que la maquina de coser es de la casa. Se pintaron las remeras del jardín Maternal ´Camilo Gay`, el dinero de las pinturas lo puse yo que eran 200 pesos, las chicas hicieron el trabajo y del maternal pusieron las remeras, entonces en conjunto se armó esto que es re lindo”.

Después explicó que “la casa cumple una función social, no es solamente que vengan a aprender algo, sino que podamos interactuar con otras entidades y como en este caso, hacer solidaridad”.

Acerca del Cervantino expresó que “estoy muy contento con la muestra que se va a realizar en el Festival Cervantino porque lo que quiero es sacar la Casa de Juventud a la calle, que no sea solamente para los jóvenes”.

Anticipó que “para el año que viene habrá talleres nuevos que será el de decoración de interiores que lo dictara Verónica. Además estamos armando de a poco un taller de cocina. Tenemos un empleado municipal que es cheff que está trabajando en la Dirección de Cultura que es Mariano Zapata y estamos armando para marzo del año próximo una cocina industrial armar un taller de cocina. El Hogar Agrícola también lo tiene, aunque ¿por qué no tener otro en la otra punta de la ciudad?”.

Para terminar Wagner sostuvo que “otro de los nuevos talleres es lenguaje de señas que lo esta dictando en su casa y le ofrecí el espacio y acepto, la docente es Emilia Zaffora. Además no hay, exceptuando en la escuela 505. La casa está abierta para todo el mundo y cualquier idea que alguien tenga que venga, esto no es la Municipalidad cuadrada, fea, aburrida y burocrática de trámites, mirá lo que es la puerta: es naranja. Eso lo dice todo”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *