UN MERECIDO AGASAJO PARA CLIENTES Y AMIGOS

La casa Goenaga cumple 25 años

“Han pasado muchas cosas en estos años y llegamos a la conclusión que no tenemos clientes; tenemos amigos”, afirmó Juan Iturralde, socio gerente de la firma.
<
>
“Han pasado muchas cosas en estos años y llegamos a la conclusión que no tenemos clientes; tenemos amigos”, afirmó Juan Iturralde, socio gerente de la firma.

Festejarán con un remate aniversario y sortearán una camioneta Ford Ranger con los remitentes del 2016. Juan Iturralde habló sobre la historia de la casa y dijo “estamos muy agradecidos; con nuestros clientes hicimos una familia”. 

La empresa fundada en 1991 por Néstor Ignacio Goenaga, Juan Iturralde, Andrés Arístegui, Juan Huarte (f) y Horacio Soto, arribará a sus bodas de plata y se prepara para el acontecimiento. Sobre la cuestión habló Juan Iturralde, socio gerente de la firma, indicando que comenzarán rematando el 17 de marzo Los Destetes Angus con Ganadera Azul y el jueves 7 de abril efectuarán el remate de los 25 años de trabajo.

“Han pasado muchas cosas en estos años y llegamos a la conclusión que no tenemos clientes; tenemos amigos”,  afirmó en el inicio de la nota para agregar que “el trato afectivo fue lo más relevante con toda la gente”.  Luego dijo “hemos visto crecer los hijos de nuestros clientes y ellos a los nuestros  que casualmente –hoy-  están en el día a día del negocio” para afirmar más adelante “nosotros somos los veteranos que estamos un poco pegando la vuelta y acompañando”.

El consignatario manifestó que quieren festejar y, al asado tradicional, le sumarán el sorteo de una camioneta Ford Ranger entre todos los remitentes desde 1 de enero y hasta el último remate del 2016, a quienes le entregarán un número por cada 30 animales remitidos. En ese sentido aseveró: “Queremos destacar que lo más importante para nosotros es festejar con todos, estar en familia y agradecer”.

Mirar debajo del agua

Consultado sobre los 25 años de trabajo indicó que les tocó pasar muchas cosas y afirmó “aprendés a mirar un poco debajo del agua”. Luego agregó  “uno tiene que andar con recaudo porque la plata que está juego no es de uno; es del cliente y nosotros debemos cuidarla”. En ese sentido enfatizó que “hay momentos de ser duros y tomar medidas que no son lindas, pero es preferible ponerse colorado una vez y no violeta después”.

En relación con las ventas de contado que tradicionalmente identificaron a la casa, Iturralde expresó que “el contado para nosotros fue espectacular porque con eso teníamos riesgo cero. Lo hicimos durante años. Cobrábamos y pagábamos en la semana”.

Agregó: “Si había algún ‘dudoso’, le decías ‘esto es al contado y hay que poner la plata’. Después, la negociación fue cambiando y por diversos motivos nos tuvimos que ir adecuando a otro sistema”.

Cuando se le preguntó sobre el futuro de la casa y de cómo imaginaba las bodas de oro, Iturralde, muy emocionado, respondió: “Creo que van a poder y que los muchachos lo van hacer de la misma manera que lo hicimos nosotros”.

CUESTIÓN DE NOMBRES

Al repasar sus primeros días de la empresa, Juan Iturralde dijo que la idea de su incorporación a la firma fue de Néstor Goenaga.

“Yo tenía matrícula de martillero y no me dedicada a eso. Posteriormente asociaron al contador Horacio Soto, al productor Juan Huarte (fallecido) y a Andrés Arístegui para iniciarse como consignatarios el 24 de marzo de 1991. Luego se sumaron los empleados Miguel Otamendi y Elena Pessione; el primer martillero Ángel Omar Figueroa (fallecido) y Luis Goenaga (actual presidente del directorio)”, explicó.

En el final, Iturralde reiteró el agradecimiento a la gente por la confianza depositada en la casa. “Con nuestros clientes hicimos una familia”, subrayó.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *