La ciencia cada vez más cerca de los niños

La Facultad de Agronomía en conjunto con la Municipalidad de Azul llevó adelante un encuentro con niños de la Escuela N° 19 en donde se trabajó en conjunto para saber más de la naturaleza. Allí hubo trabajos grupales en donde estudiantes de la carrera del Profesorado de Ciencias Biológicas hicieron presentaciones interactivas que despertaron la curiosidad de los chicos.

Otro grupo trabajó con las arañas en donde los niños supieron de cuáles tienen que cuidarse y cuáles son inofensivas.


Una mañana con lluvia, humedad, un poco de viento y mucha ciencia. Se llevó a cabo en las instalaciones de la Escuela N° 19 una nueva edición de este ciclo educativo que lleva adelante la Facultad de Agronomía en conjunto con la Municipalidad de Azul a través de la Coordinación de Juventud y los Centros de Atención Primaria.
En el patio cubierto de la entidad educativa, ya que estaba previsto hacerlo en la sede del CAPS N° 4 pero por cuestiones climáticas no se pudo, los niños de los distintos niveles se encontraban repartidos en tres grandes grupos: los arácnidos, los animales marinos y las aves. A medida que pasaban las charlas, rotaban para conocer nuevos animales, su estructura y los que se pueden encontrar en nuestra zona.
Las charlas estaban a cargo de alumnos de la carrera de Ciencias Biológicas de la Facultad como una práctica pre profesional en el marco de la cátedra de Zoología. En este sentido, los estudiantes universitarios dieron a conocer sus conocimientos de una manera muy dinámica utilizando imágenes y animales disecados con el objetivo que los chicos puedan palpar de qué se trata.
En este sentido, acompañados por sus docentes los alumnos de primaria hicieron preguntas sobre distintos temas a sus “profes” para conocer más cosas, saber algunas curiosidades y tener más datos… como por ejemplo que el Hornero es el ave nacional y que nunca vuelve a utilizar el mismo nido de barro dos veces, o que todas las arañas son venenosas pero la gran mayoría son inofensivas para los seres humanos. Como estos dos datos hubo muchos más durante toda la mañana.
Por esta razón, este medio dialogó con Fabián Grosman, docente a cargo y secretario de Extensión y Difusión de Carreras de la Facultad de Agronomía, quien contó sobre esta propuesta.
En un primer momento, expresó que “Ciencia en los barrios” es un proyecto que nació hace ya algún tiempo en un trabajo interinstitucional “en donde hacemos trabajo de difusión y divulgación científica”, pero lo que más les interesa es hacer un proceso de popularización de la ciencia con la “intención de despertar inquietudes, despertar curiosidades en grupos etáreos en edad escolar”.
Este proyecto se da generalmente a chicos de primaria “en una o dos actividades mensuales y siempre que los estudiantes de la facultad puedan estar presentes y preparar la clase”. En este sentido, en la jornada de ayer, estuvieron “todos los alumnos de la cátedra que se sumaron sin dudarlo y esos nos pone muy contentos. Además lo hacen con un gran compromiso”.

Las estrellas de mar estuvieron presentes en las exposiciones a cargo de estudiantes del Profesorado de Ciencias Biológicas.


En uno de los grupos se trabajó con animales vertebrados en donde una estudiante dialogó con los niños sobre pájaros y peces.  


Enseñanza y aprendizaje
Este tipo de actividades sirven también “para acercar a la Universidad a la comunidad. Muchas veces nos aislamos, estamos muy lejos y eso no debe ser así. Por eso esto nos sirve para poner los pies en la tierra, nos acerca a los chicos y que después ellos van a ser futuros alumnos de los estudiantes del profesorado”.
En este marco sirve también “para reforzar la vocación que han elegido” y es así como “todos nos beneficiamos: desde la escuela porque le traemos materiales que no son de fácil acceso para ellos y fortalecemos las temáticas vinculadas a las Ciencias Naturales”.
Además “nosotros también nos beneficiamos porque los estudiantes conocen otra realidad más allá del claustro universitario. Creo que es positivo este intercambio porque sirve para afianzar el contrato social que tenemos con la comunidad que es la que nos sostiene y a la que pertenecemos”.
Más allá de este proyecto puntual “la Facultad tiene una gran cantidad de proyectos que no todas tienen que ver con lo educativo sino más bien con la práctica profesional pero que todas son con el acompañamiento de la comunidad”.
En este caso en particular “lo que se intenta es despertar curiosidad en los chicos. En este caso trabajamos con arácnidos, estrellas de mar, peces y aves; todos ellos son muy importantes porque son cosas que están presentes a diario, ya sea en nuestro hábitat o en literatura y mismo en la televisión”.
Para poder trabajar “trajimos distintos objetos para que puedan ver y tocar, así nos damos cuenta de qué estamos hablando en estos casos. En otros proyectos quizá nos enfocamos en temas más teóricos y trabajamos en los últimos años del secundario. Tratamos de hacerlo lo más interesante posible para que los chicos se prendan”.
Al mismo tiempo esto “nos reditúa para saber el desempeño de nuestros estudiantes, esta clase la tienen que preparar, afianzan sus conocimientos previos, nos ayuda a ver el desempeño que tiene en otro ambiente más allá del aula”.
Por eso encontrarse con niños “es una instancia más de aprendizaje igual a la que se da en el aula. Por eso las actividades que se realizan en la facultad: tanto de investigación, de educación y extensión”, dijo por último Grosman.
La próxima jornada será el 17 de abril desde las 10 en el CAPS N° 1 ubicado en Calle 98 N° 1169. Se invita a los vecinos en general a participar.
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *