La ciudadanía como centro de la reforma judicial

ENFOQUE

El ministro de Justicia bonaerense aseguró que “decidimos avanzar hacia un reforma judicial integral, sin precedentes”. NACHO CORREA

Por Gustavo Ferrari (*)

La Justicia necesitaba un cambio. La realidad indica que es necesario repensar a las Instituciones y fortalecer los métodos apropiados y a las personas que son partícipes del sistema de justicia.

Desde la Provincia, junto con la Gobernadora María Eugenia Vidal, tomamos este desafío y decidimos avanzar hacia una reforma judicial integral, sin precedentes, que busca el desarrollo de un nuevo Poder Judicial, transparente y cercano a la gente.

La integralidad de la reforma se enfoca, por un lado en los actores del sistema (jueces, abogados, fiscales, defensores, víctimas, victimarios) y por otro lado, en las normas que rigen en la Provincia de Buenos Aires.

Estos cambios, que los legisladores ya están acompañando, apuntan a contar con magistrados más capacitados y eficaces; con las víctimas participando de los procesos, con

normativas modernas y con una estructura territorial de los órganos judiciales más eficiente para mejorar el servicio de justicia y optimizar los recursos.

Pero como nada es posible sin datos, presentamos y logramos la ley que crea la comisión permanente de Mapa Judicial, que, integrada por todos los partícipes del Sistema, será indispensable para analizar y obtener información concreta del funcionamiento de la estructura judicial bonaerense para adecuarla a las necesidades de cada territorio.

El aspecto más destacado referido a los actores es el de los jueces, algo que será determinante hacia el futuro. Los cambios en este sentido no sólo se detienen en cómo se los va a enjuiciar para destituirlos cuando no cumplan adecuadamente con su función, sino también cómo los elegimos bien: con capacitación y mérito, ya no por las relaciones políticas que puedan tener.

En cuanto a las normas, la reforma judicial integral que encaramos en la Provincia permitirá contar con tres códigos nuevos: un Código Procesal Penal, orientado a las víctimas, garantizando su participación en todo el proceso judicial; además de los códigos Contravencional y Civil y Comercial con una mirada moderna. No podemos seguir teniendo Códigos antiguos emparchados e irreconocibles tras las múltiples reformas acumuladas por años.

Porque entendemos a la justicia no como una herramienta política sino como un servicio a la gente, es que buscamos despolitizarla y hacerla más eficiente y transparente; priorizando a las víctimas y a los más débiles.

Vamos a avanzar entonces en estos dos años en un profundo proceso de transformación que dignifique el sentido de la justicia, con la mirada en la ciudadanía, eje central de la Reforma.

(*) Ministro de Justicia de la PBA

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *