La determinación de cerrar la fábrica de pólvoras y explosivos estaba tomada desde hacía varios meses

Así lo pudo saber EL TIEMPO a partir de datos recabados ayer en fuentes confiables. Ya en los primeros meses de 2017, la Dirección General de Fabricaciones Militares no escuchaba ningún tipo de sugerencia que se le hacía respecto de reorientar la producción de la planta local hacia otros mercados. En tanto por estas horas se elaboran las propuestas que le estarán llevando desde Azul al Ingeniero Luis Riva. Se refuerza la hipótesis de una decisión política para no perjudicar la imagen del Ministro de Defensa Oscar Aguad en Córdoba. Hoy, el Intendente Municipal mantendría reuniones con funcionarios de la Gobernación bonaerense para buscar el acompañamiento de la Provincia en las gestiones que se realizan para evitar el desguace de FANAZUL.

Sede de la Dirección General de Fabricaciones Militares, en Avenida Cabildo 62 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. NACHO CORREA


Por Augusto Meyer
ameyer@diarioeltiempo.com.ar
Mucho antes de las elecciones y de la desaparición aún no resuelta del submarino ARA “San Juan”, aparentemente la Dirección General de Fabricaciones Militares tenía la decisión tomada de avanzar con el cierre y desguace de FANAZUL. Así lo señalaron ayer a este diario fuentes confiables, que además dijeron que cuando allá por el mes de abril se planteaba en el área el interés que había en la planta local de pólvoras y explosivos –tanto en directivos como trabajadores- de hacer un redireccionamiento de la producción para buscar nuevos mercados, nadie escuchaba los planteos.
Todo lleva a suponer que, tal como se viene señalando, había un interés especial en no perjudicar la imagen, en Córdoba, del ministro de Defensa Oscar Aguad, quien es oriundo de esa provincia donde están emplazadas las fábricas de Villa María y Río Tercero, también pertenecientes a la estatal Fabricaciones Militares. Esto último no deja de ser un rumor que, ante la licencia de Aguad, se acrecienta a medida que transcurren los días.
Al menos en Azul, de acuerdo con los voceros que pudo consultar en la víspera EL TIEMPO, se venían elaborando distintos proyectos productivos para poder hacer más viable la continuidad de la planta situada camino a la Boca de las Sierras por la Ruta Provincial N° 80. Las iniciativas habrían llegado a ser planteadas ante Fabricaciones Militares en el mes de abril, pero desde la sede de Avenida Cabildo 62 no le dieron ningún tipo de cabida a estas sugerencias, lo que lleva a pensar que la decisión de avanzar con el cierre y desmantelamiento de FANAZUL había sido tomada mucho antes de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).
En tanto trascendió de una de las partes que el jueves participó de la reunión que se realizó en la sede de la DGFM, en Avenida Cabildo 62, que “todos los argumentos que esgrimió el Ingeniero Luis Riva pudieron ser rebatidos”. “Villa María es menos rentable que Azul. Esto pasa por una decisión política. (A Riva) le dijeron ‘bajá un 30 por ciento el gasto’ y apuntaron a Azul porque Aguad es de Córdoba. Lo que tendrían que haber hecho es repartir la carga del ‘achique’ y no darle un mazazo a la planta de Azul”, explicó el informante.
Según trascendió, la idea de algunos de los integrantes de la comitiva azuleña que viajó la semana pasada es avanzar en una mesa de diálogo con “un técnico experto en productos explosivos” para “buscarle la vuelta a cómo hacer funcionar” alguna de las propuestas que se le presentarán formalmente a Fabricaciones Militares. La reunión, si bien estaba pautada para el miércoles, podría ser pospuesta para el jueves, trascendió ayer.
“Los trabajadores le hablaron muy bien a Riva e hicieron propuestas para amoldarse a las circunstancias con tal de que la fábrica siga abierta”, dijo el vocero, y agregó que “le pedimos lo máximo (la reincorporación de todos los contratados) para ‘patear’ la decisión ocho meses para adelante. Es necesario y muy importante ganar tiempo”.
Según se indicó, las manifestaciones de los delegados de los trabajadores fueron coincidentes y contundentes en el encuentro del jueves. “No tenemos trabajo porque ustedes no nos compran la materia prima para producir. Ustedes son los que dan las órdenes de trabajo”, le dijo al Interventor uno de los representantes de los obreros que fueron cesanteados.
Desde el Comité de Crisis que se conformó a fin de abordar los distintos aspectos derivados del parate de la producción de FANAZUL, se hace hincapié en elevar a Fabricaciones Militares atractivas propuestas que permitan la reactivación de la planta aún cuando se tuviera que hacer un redireccionamiento de lo que se elabora y una readecuación de la planta funcional.
Las principales “fichas” de lo que podría ser el futuro productivo del establecimiento están orientadas a ser proveedores de mineras que estarían instalándose en el distrito de Azul en los próximos meses, según se volvió a mencionar ayer a este matutino.
Otra apuesta fuerte que se pondrá a consideración del Interventor es pasar a trabajar en la recuperación de municiones vencidas que están repartidas por distintos arsenales militares del país.
La fuente mencionó que uno de los argumentos que nadie puede rebatir es el punto estratégico en el que se encuentra FANAZUL respecto de la ciudad.
“Villa María y Río Tercero están en el medio del pueblo. Con esta decisión que se estaba tomado (más del 80 por ciento de los trabajadores a los que no se les renovaba el contrato son de la planta azuleña) a Villa María la ‘premian’ y a FANAZUL la cierran. No tiene lógica”, acotó.
Emprendimientos cercanos
Tal como lo habían adelantado funcionarios comunales y el propio intendente municipal Hernán Bertellys, estaría cada vez más cerca la instalación de varias canteras en el Partido de Azul. En ese sentido se llevan adelante gestiones tendientes a llegar a un acuerdo con estos emprendimientos a fin de que acepten firmar, entre otras premisas prioritarias, el hecho de contratar personal local; utilizar explosivos que se fabrican en FANAZUL y, obviamente, abonar el canon correspondiente y previsto por las normativas vigentes.
Ante la Dirección de Minería bonaerense que dirige Carola Patané estarían avanzadas las tramitaciones para la radicación –a partir de la segunda quincena de enero- de alrededor de cinco canteras, y una posible sexta que tendría su base en Olavarría y situaría una extensión en Azul como parte de un proceso de expansión.
Si bien estas fábricas emplearían a unos 30 empleados en promedio, se habla de un emprendimiento que podría generar mano de obra para el doble de ese número de trabajadores.
La llegada de estas canteras, obviamente, viene atada al inminente inicio de obras viales a gran escala, como la construcción de autopistas y corredores seguros dentro de la provincia de Buenos Aires.
Oídos sordos de Fabricaciones Militares 
En la sede porteña de la Dirección General de Fabricaciones Militares, su interventor Luis Riva habría menospreciado la cantidad de personal que podrían emplear las canteras en caso de que éstas se instalen en el distrito de Azul.
“En abril del año pasado empezaron las reuniones por tema mineras con gente de FANAZUL, pero hubo una intención deliberada de que esto se caiga de parte de la intervención de Fabricaciones. Ellos ya tenían la decisión tomada de cerrar; el tema se fue enfriando y llegó la cuestión del submarino ARA ‘San Juan’, que hizo que el anuncio de la no renovación de los contratos se fuera demorando”, indicó el informante.
LAS GESTIONES DE BERTELLYS
Hoy, el jefe comunal de Azul mantendría contacto en forma personal con autoridades del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, a fin de lograr el acompañamiento de la administración que encabeza María Eugenia Vidal en las tramitaciones que se llevan adelante ante la intervención de la Dirección General de Fabricaciones Militares para pedir por el no cierre de FANAZUL.
“Tenemos que hacer una gestión en la Provincia para, en la próxima reunión, poder estar acompañados con los máximos representantes que puedan definir cosas”, señaló Hernán Bertellys en la conferencia de prensa que se realizó el pasado jueves.
DEFENDER LA PRODUCCIÓN

NACHO CORREA


Una oficina lateral a la sala de reuniones donde el jueves estuvieron debatiendo el Ingeniero Luis Riva, interventor de la Dirección General de Fabricaciones Militares, y la comitiva azuleña que integraron el Intendente, concejales, representantes de los trabajadores de FANAZUL y dos referentes religiosos, tiene inscripta la frase: “Defensa de la industria. Defendemos la ciencia nacional, la tecnología para el país y la producción de los argentinos”. Un mensaje que, al menos a la luz del destino que FM tenía previsto para la planta de pólvoras y explosivos de Azul –cierre y desguace-, resulta por demás paradójico.
EN 2014, FANAZUL RECIBIÓ UN PREMIO A LA CALIDAD

A través de un mensaje en su cuenta de Facebook, Héctor Ricardo Díaz, hasta hace poco más de un año jefe de Planificación y Gestión de FANAZUL, recordó la distinción que hace poco más de tres años recibió la planta militar de pólvoras y explosivos de Azul en virtud de las condiciones de calidad en sus procesos productivos.
“En noviembre de 2014 FANAZUL recibió el Premio Nacional a la Calidad ‘en reconocimiento a su subsistema de Gestión de la Salud y Seguridad Ocupacional, la versatilidad y participación activa de su personal y al uso de herramientas innovadoras en el área de administración de los recursos humanos’, al mismo tiempo fue en plena crisis de los 90’ y 2001 de las primeras empresas en todo el país en obtener Certificación Internacional ISO 9001 de Calidad ‘en todos sus procesos’ y posteriormente Certificación Internacional OHSAS 18001 de Seguridad y Salud Ocupacional”, dijo Díaz, quien estuvo 17 años trabajando en la fábrica.
“Yo no creo que una manga de 250 ñoquis hayan logrado tales distinguidos reconocimientos. Eso se logra con esfuerzo y compromiso; se logra con más de 70 años de historia; se logra obviamente con apoyo de quienes forman parte del Gobierno.
Es por ello que, a mi entender, si hay que reconvertir Fabricaciones, el Ing. Riva (Interventor de DGFM) debería ponerse el ‘overol’ y trabajar para reconvertir todo el complejo de unidades productivas. Y, cuando se habla de reconversión, no es ‘cerrar’ ni ‘transferir el problema a otro’. Reconvertir es trabajar, poner empeño, desarrollar y poner INGENIO. Para eso, el Sr. Riva es Ingeniero”, agregó.
Más adelante Díaz señaló: “Sr. Presidente (partido PRO), Sra Gobernadora (partido PRO), Sres Legisladores (partido PRO); no se olviden que hace menos de 6 meses pasaron por nuestra ciudad, cerraron acto en nuestra ciudad, y prometieron ‘pobreza cero’ y, a mi modesto entender, el Ing. Riva no está en el mismo ‘canal’ que ustedes, de tal forma que sugiero que lo llamen al Ing. Riva a su teléfono de DGFM 011-4779-3400 y le pidan explicaciones de las ‘malas decisiones adoptadas y que rectifique inmediatamente las mismas, por ser totalmente ridículas, improvisadas y fuera de lugar’. También, sugiero que le expresen al Ing. Riva que, cuando uno se hace cargo de una Repartición Pública, debe ‘hacerse cargo’ y no ‘patearla para afuera’, cerrando fábricas y dejando el problema a la comunidad o a la provincia. Finalmente, a todos les sugiero que hablen con el personal de FANAZUL, hablen con sus jefes, hablen con sus operarios; todos ellos tienen muy claro cómo esta fábrica es viable en el marco del complejo de Fabricaciones Militares”.
Efectivamente, tal como este diario publicó en la página 16 de su edición del 28 de noviembre de 2014, en un acto realizado en la Casa Rosada, el jefe de Gabinete de la Nación de ese entonces, Jorge Capitanich, hizo entrega de un reconocimiento por aspectos destacados de la gestión de la Fábrica Militar de Azul que fue recibido por el licenciado Santiago Rodríguez, titular de Fabricaciones Militares; el ingeniero Oscar Espinosa, subdirector de la sede de Azul y el responsable de la Unidad de Calidad FM, ingeniero Lucas Kadener.
“El ‘Premio Nacional a la Calidad’ tiene por objeto estimular y apoyar la modernización y competitividad en las organizaciones públicas. Asegurar la satisfacción de las necesidades y expectativas de las comunidades y  preservar el ambiente humano y la óptima utilización de los recursos. Y las instituciones seleccionadas son distinguidas por su excelencia”, se indicó.
Tras la ceremonia el titular de FM afirmó que el reconocimiento “es para toda la gente de Fabricaciones, y es producto de un gran trabajo silencioso que venimos haciendo desde hace mucho tiempo, trabajamos pensando en una Argentina con una base industrial sólida y en un proyecto de largo plazo. Las industrias del Estado son capaces de alcanzar la excelencia, pese a aquel discurso heredado de las peores épocas de nuestro país que cada tanto vuelve, disfrazado o disimulado”.
 
 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *