La escuela de estética

En La Matanza surgió la iniciativa de generar desde la educación artística un espacio propio dentro del espectro de la educación que el Estado brindara a los niños y niñas. Esta visión precursora se expandió en la provincia de Buenos Aires y las escuelas de estética se afianzaron en distintas comunidades, planteando la no obligatoriedad y pretendiendo ser un complemento necesario de la educación formal.

Hace más de 30 años, el entonces Director General de Cultura y Educación de la provincia, el doctor Luis Armando Miralles, adquirió el inmueble en la calle 25 de Mayo Nº 520 de Azul destinado a una escuela de educación estética a crearse.

Se tuvo en cuenta que una escuela de estética en la zona paliaría las expectativas de los niños, desarrollando su potencial creativo y su personalidad a fin de insertarlos en una sociedad creciente y moderna. También se consideró que existía una estimable matrícula de alumnos pre-inscriptos, interesados en dicho servicio, y que ya contaba la escuela con inmueble propio que consta de 5 aulas, 2 habitaciones de depósito, secretaria, dirección, cocina, baños de personal y de los alumnos, patio central, foyer y salón de usos múltiples.

Fue asignada como planta funcional un director, 4 docentes y 2 preceptores y un auxiliar, con una matrícula de 120 alumnos se inicia su funcionamiento el 1 de setiembre de 1988. La escuela funciona en tres turnos: mañana, tarde y vespertino.

En esta ciudad muchos artistas conocidos, talentosos y que han trascendido, su primera etapa de formación académica fue en la escuela de estética. En este momento tienen muchos alumnos que son hijos de ex alumnos que pasaron por este establecimiento educacional. Por otra parte se tiene una docente que fue alumna de la escuela.

Es decir, las escuelas de estética tienen un gran impacto en la comunidad porque hay un aporte del conocimiento desde lo artístico y también son los centros educativos que hacen visibles sus proyectos en la comunidad. Son instituciones que muestran todo lo que hacen. Siempre están manifestando sus acciones.

Otro de los factores para que esto se lleve a cabo es que se articula con otras entidades, por ejemplo con la escuela Nº 66, con CADRAL, porque se tienen niños integrados con esta institución. Se hizo proyectos con la Facultad de Derecho de Azul y se tiene un proyecto para hacer con Bellas Artes.

La Escuela de Estética de Azul tiene un amplio reconocimiento en la comunidad. Su matrícula está conformada por niños de diferentes establecimientos educativos: escuelas primarias Nº 2, Nº 28, Nº 66 y Nº 17, Escuela Normal, Colegio Sagrado Corazón, Colegio Inmaculada Concepción. Se trabaja con proyectos de integración con CADRAL y EEE Nº 505.

A lo largo de los años y en varias oportunidades, en cada ciclo lectivo, visitan la escuela establecimientos de todos los niveles para conocer la oferta académica y para realizar talleres que les permiten acercarse a la forma de trabajo en las distintas áreas y talleres.

Más de 200 alumnos de la Escuela de Estética “Juanito Laguna” presentaron un proyecto que se realizó en conjunto con la Facultad de Derecho de Azul en el marco del programa “Pido Gancho”. Por eso este establecimiento escolar tiene un gran impacto en la comunidad.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *