PASA EN ESTA CIUDAD

La falta de vivienda, un tema pendiente en Azul

Un intento de usurpación de terrenos en la zona norte de la ciudad puso en evidencia la cantidad de familias que viven en extrema precariedad y no tienen un techo para vivir dignamente. Una problemática que aún no ha sido abordada en el nivel local. Sólo Caritas ha dado respuestas habitacionales para familias vulnerables en el último tiempo. 

El predio en cuestión está ubicado en España entre Catamarca y Calle 8. Los vecinos que iniciaron los trámites los subdividieron como pudieron. FOTOS JOSÉ BERGER“Si nos sacan el terreno nos quedamos en la calle”.“Queremos apurar porque no nos dan bola”.
<
>
El predio en cuestión está ubicado en España entre Catamarca y Calle 8. Los vecinos que iniciaron los trámites los subdividieron como pudieron. FOTOS JOSÉ BERGER

Hace unos días un grupo de familias intentó ocupar terrenos en el predio ubicado en España entre Catamarca y Calle 8 y eso provocó la reacción de otro grupo de personas que han iniciado los trámites ante la Municipalidad y les asignaron lotes en ese predio.

Una situación que se podría describir como “una guerra de pobres contra pobres” ya que comparten una misma realidad: no cuentan con una vivienda digna, la mayoría son de la zona, viven hacinados, alquilan con subsidios comunales y no tienen recursos para generar otra alternativa que reclamar ante las autoridades.

Este intento de usurpación puso en evidencia una problemática que en Azul no ha sido abordada ni está en vías de solución, que es el tema de las viviendas sociales.

En los últimos años, Cáritas ha sido la única entidad que ha hecho algo en este sentido, asistiendo a algunas familias puntuales que lo requerían.

Durante la mañana de ayer este medio estuvo en el lugar, de donde los que habían usurpado ya se habían retirado. Los que sí estaban son los beneficiarios directos de esos terrenos, que se hallaban montando “guardia” para que los terrenos no volvieran a ser ocupados.

Estos vecinos hablaron con EL TIEMPO y hasta mostraron un plano donde se puede apreciar la subdivisión, las calles que tienen que abrir y los lotes que le corresponden a cada uno.

El tema en el Concejo

Mientras tanto, y debido a que el caso se hizo público, el martes pasado se abordó esta problemática en la sesión del Concejo Deliberante.

Los concejales del partido de Azul aprobaron por unanimidad una resolución solicitando al Departamento Ejecutivo que se resguarde el derecho de las familias que iniciaron sus solicitudes en el área de Desarrollo Social; así como que se tomen las medidas necesarias para brindar la ayuda social y el acompañamiento a las que han ocupado los terrenos de la llamada “Chacra de Ruí”.

Estos terrenos, que son fiscales, se encuentran en proceso de parcelamiento y escrituración.

El tema es que mientras tanto los beneficiarios expresaron ayer a este diario que están “cansados de esperar”.

Es que estos expedientes deben pasar por distintas dependencias administrativas e incluso para dar cumplimiento al artículo 56 de la Ley Orgánica de las Municipalidades respecto de la transferencia de título gratuito de bienes municipales fueron refrendados en su momento por el Concejo, debido a las situaciones límite de estas familias de bajos recursos y necesidades básicas claramente insatisfechas.

“Nos tenemos que cuidar entre nosotros”

Ayer en el lugar, Sebastián contó que “nosotros hace como dos años que venimos peleando; nos dieron los terrenos y dijeron que los iban a venir a medir, que iba a pasar el agua para que podamos edificar, y todavía no vinieron”.

Por eso remarcó que quieren que el municipio “cuanto antes haga algo. Queremos apurar porque no nos dan bola”.

En tanto, Cecilia Hourcade explicó que “como empezaron a tomar los terrenos, vinimos y empezamos a cerrar nosotros porque el tema es que no los vienen a medir, no podemos hacer nada y si nos sacan el terreno nos quedamos en la calle”.

“Nos tenemos que cuidar entre nosotros”, afirmó mientras apuntó que “a nosotros no nos importa que tomen otros terrenos, el problema es que no agarren el nuestro”.

“Estamos cinco metidos en una pieza”

Los hombres del grupo tienen la función de cuidar el lugar y las mujeres, de concurrir a la Municipalidad para reclamar y lograr que el trámite avance.

En su caso, Cecilia contó “estoy alquilando. A mí me sacaron a la calle con las criaturas; yo vivía en San Lorenzo. Después la Municipalidad me dio por tres días un hotel y ahora estoy alquilando una pieza y cocina y tengo cinco chicos viviendo conmigo”.

Estamos cinco metidos en una pieza y una cocinita; quiero el terreno para hacerme algo y vivir con los chicos, pero no hay agua, luz, nada, manifestó.

Destacó que “a mí me sacan el terreno y quedó en la calle porque no tengo donde ir”.

“Nos tienen a las vueltas”

Contó por otro lado que a quienes intentaron usurpar este predio “los sacaron”, pero “nosotros desde octubre tenemos los papeles y no ha venido un agrimensor a medir ni alguien a informarnos algo”.

Ante esta situación, según aseguraron, no han tenido una respuesta del municipio; sólo tienen esta resolución que aprobaron en el Legislativo.

“Hemos ido a la municipalidad 20 mil veces, pero nada; nos tienen a las vueltas. Voy casi todos los días”, precisó Hourcade.

Esta vecina destacó el aporte de la asistente social de la Municipalidad, Patricia Cotugno, y aclaró que “ella está con esto, pero sola no puede”.

Están a la espera entonces que les otorguen la autorización para poder empezar a construir.

“No sé cuándo será porque pasan los años. Nosotros entendemos que hay proceso, pero hace ya como dos años”, expresó Sebastián.

EL DATO 

En la crónica de la sesión del Concejo Deliberante que se publicó ayer por un error involuntario de tipeo en la bajada del título se consignó “dos” cuando debió decir “los habitantes”. Corresponde hacer esta aclaración porque los habitantes en general del barrio Pedro Burgos los que tienen problemas con la limpieza de los tanques de agua. Las disculpas del caso.

LOS QUE NO TIENEN NADA

Hay entonces dos estados distintos de quienes están bregando por un lote para construir sus viviendas: los que tienen los papeles, que son un total de 11 familias, y los que no.

Tal es la situación de Jonathan Andrada, quien también habló con este diario y relató que “no tengo los papeles pero los quiero iniciar”.

También se acercó otra mujer embarazada con su hijo y señaló, al hablar con este diario, que “ellos tienen cedidos los lotes y yo fácil hace seis años que llevó pidiendo y no puedo esperar más que me añadan a la lista porque estoy en la calle. Estoy un día con mi mamá, un día con mi hermana, y así. A mi hijo más grande lo tiene mi mamá porque no tengo dónde vivir”.

¡Deja un Comentario!

4 Comments

  1. Yoli

    mayo 4, 2017 at 10:03 pm

    Cierren las permitas y laburen..se termuno la era k.hay que trabajar.otra no queda.entuenden?sin no estudian no trabajan.

  2. car10

    mayo 4, 2017 at 10:05 pm

    Bayan a laburar manga de vagos quieren todo de arriba basta de fomentar la vagancia en ves de estar solo haciendo hijos bayan a laburar yo pago 6mil pesos de alquiler y me rompo el otro laburando para poder pagarlo la..bu..ren y basta municipio de mantener vagos

  3. yoli

    mayo 4, 2017 at 11:08 pm

    estan acustumbrados a que les llueve todo…el que no trabaja NO PROGRESA. estudien y trabajen. a ver si entienden de una vez!!

  4. pablo

    mayo 5, 2017 at 10:51 am

    Asi es…..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *