ENTRE ESCAMAS 

La Fiesta del Pescador, del hecho al dicho

El 3 de agosto se celebra el Día del Pescador Deportivo, efeméride que motiva, desde hace 6 años, la realización de una celebración acorde a esa pasión. La revista “Panorama de Pesca” reflejó en su más reciente edición el desarrollo de la fiesta en Azul, llevada a cabo con una convocatoria de unos 150 “cañeros”.

<
>

La sexta edición de la cena por la Fiesta del Pescador tuvo lugar en Azul, fruto de la iniciativa surgida por quienes idean y conducen Vida al aire libre por Radio Azul. A la convocatoria del programa respondieron unas 150 personas llegadas de Tapalqué, Alvear, Las Flores, Rauch, Olavarría, Cacharí, Ayacucho, Tandil, Villa Gesell y Mar del Plata.

Esta cita de los pesqueros para celebrar su día fue destacada en una publicación del “palo”, una fuente de consulta recurrente para los pescadores bonaerenses: la revista “Panorama de Pesca” abordó esta celebración con crónica y fotos en su número de septiembre.

“Todo comenzó hace 6 años, o antes, mientras se gestaba. La labor nació del conocido Héctor Ricciutti o, mejor dicho como lo hemos bautizado oportunamente y se le conoce en todos los ámbitos, “El Caballero de la Pesca”, anuncia inicialmente la nota. La revista destaca que la convocatoria del programa de AM 1320 “tuvo una brillante repercusión”, y agrega, sobre la emisión, que “sus integrantes, Oscar Torchelli y Sergio Rodríguez, con Héctor Ricciutti a la cabeza, ocupan el aire de la emisora para llevar a la importante audiencia de la región todo lo concerniente a las actividades de Caza, Pesca

Deportiva y actividades afines”.

“Sabemos que la pesca es un nexo de fraternidad, solidaridad y alegría, y quedó muy bien demostrado por la excelente muestra de participación”, pondera “Panorama de Pesca”, para luego subrayar que “magnificó la excelente cena brindada por el muy buen servicio del restaurante del Hipermercado, la importante cantidad de premios para todos los participantes”.

La crónica se encarga de encomiar (a una muy buena potencia) el buen espíritu que caracterizó el desarrollo de la velada pesquera: “La noche transcurrió con una algarabía indescriptible, donde se concertaron nuevos lazos de amistad y se consolidaron otros, siempre al amparo de una pasión común, la pesca”. “Carperos, bagreros, pejerreyceros, liseros y hasta especialistas en anguilas encontraron sobrados motivos para conversar, relatar sus anécdotas y cruzarse comunes invitaciones para compartir una andanza de pesca”, se destaca.

“Seguramente nos encontraremos el próximo año para un encendido festejo, pero mientras tanto volveremos a recorrer los caminos, para hallarnos con todos a lo largo del año”, finaliza el texto que lleva la firma de Jorge Gómez.

UN ORIGEN QUE HAY QUE RASTREAR EN 1903     

En un viejo muelle llamado De los franceses –suerte de prolongación de la actual calle Ayacucho–, unido a los murallones por donde pasaban los trenes de la Estación Retiro, se funda, en 1903, el Club de Pescadores de Buenos Aires, primera entidad en su género en América Latina. Este muelle de diez cuadras de largo, era utilizado en el siglo pasado por empresas carboneras francesas para desembarcar su producto en nuestro país y descargarlo directamente a vagones del ferrocarril, los que luego se deslizaban por unas vías colocadas sobre aquel muelle. La actividad había cesado hace algún tiempo y el abandono causaba en él un deterioro creciente.

Un grupo de pescadores que allí se reunía para practicar su deporte, munidos de tablones, maderas y restos de material ferroviario, lo repara y reforma, poniendo aquello en condiciones para poder practicar allí la pesca. Nace allí una vocación comunitaria al impulso de la pesca deportiva.

Este hito histórico es el fundamento del porqué de la fecha elegida en 1951 y que sigue vigente hasta el día de hoy.  Con el correr del tiempo otros países sudamericanos también adoptaron ese día para conmemorar la actividad. Por eso se puede decir que el 3 de agosto es el “Día del Pescador Deportivo Latinoamericano”.

El pescador deportivo

Un pescador deportivo –publica, de idéntica manera a otros tantos, el portal pescaargentina– se diferencia de un pescador de subsistencia, un pescador comercial o un pescador recreativo por varios aspectos que se basan en el respeto por el pez y su medio.

Un pescador deportivo  captura un pez sólo con los implementos que le son propios. Es decir, pesca sólo con caña y anzuelo, sin utilizar otros medios como redes, ganchos o armas.

Una vez fotografiado el pez es devuelto al agua inmediatamente con el menor daño posible y velando por su recuperación antes de liberarlo.

Los aficionados a este deporte tienen gran habilidad para escoger los elementos adecuados para atraer a los peces en las diferentes ocasiones y lugares.

Sobre la pesca y el pescador:
“La pesca es un descanso para la mente, una alegría para el espíritu, una distracción para la tristeza, un calmante para los pensamientos inquietos, un moderador de pasiones, una fuente de satisfacciones que engendra hábitos de paz y de paciencia en todo aquel que la profesa y la practica”.

Henry Wotton.

“El pescador deportivo no es un “mata pescado”, no es un ser que abusa de su inteligencia para depredar. Deportivo es aquel que utiliza los conocimientos adquiridos al lado de la naturaleza para corregir las posibles falencias que ésta pudiera sufrir. Benditos sean los peces si en algún momento mitigan el hambre de un pescador. Y prohibidos deberían ser quiénes sacrifican piezas inútilmente por ego o por demostración de poder”.

Haig Vartazian.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *