LA SEMANA POLÍTICA

La fiesta

La fiesta que se derramó en Azul este fin de semana es uno de los rostros de la concepción que tiene la administración Bertellys de construcción política. RAÚL SANTIAGO GALLARDO
<
>
La fiesta que se derramó en Azul este fin de semana es uno de los rostros de la concepción que tiene la administración Bertellys de construcción política. RAÚL SANTIAGO GALLARDO

Tres días de jolgorio para la ciudad a una semana de las legislativas. Una muestra de cómo construye poder la administración Bertellys. Azul y su laberinto de pésames por lo que fue y las plegarias por el futuro. La proscripción de la UCR local sigue teniendo impacto en la justicia.

Escribe: Carlos Comparato – (comparatoc@yahoo.com.ar)

Si la política es un mundo de sensaciones, nunca queda tan explícito con lo que sucede  en este presente azuleño. Un fin de semana largo no sólo a pleno sol y clima primaveral, sino que entró en “modo éxtasis” para la concepción de construcción de poder que tiene el intendente Hernán Bertellys y su equipo. Tres días de jolgorio, con una ciudad desbordada, recitales de primeras figuras, reinas, stands de todo tipo, San Martín sobre el caballo, de espaldas al escenario mirando de reojo y el predio de la Sociedad Rural con su nutrida propuesta. Todo junto, la Fiesta Nacional de la Miel y la Exposición Agroindustrial en un feriado pensado para el Intendente.

“Gloria a Dios en las alturas, recogieron las basuras de mi calle, ayer a oscuras y hoy sembrada de bombillas” canta Joan Manuel Serrat en su histórico tema “Fiesta”, censurado por la dictadura de Francisco Franco. Y sigue: “…os espero si queréis venir pues cae la noche y ya se van nuestras miserias a dormir…”.

No es claro si recogieron las basuras. Sí que las miserias se van a dormir… aunque sea por un rato.

Dios y un vodka con Putin     –

Hay un contenido subjetivo que aparece muy bien diseñado desde los estamentos del poder para orientar determinadas conductas sociales. ¿Acaso el partido de Argentina con Ecuador en el último suspiro por las eliminatorias de Rusia 2018 no resultó como un resorte que nos impulsó desde la depresión extrema y lamentarnos por los rincones a tener al Dios Messi jugando para este lado y estar en junio del año próximo tomando un vodka con Vladimir Putin? Todo sirve; todo suma y, más si se trata de futbol.

Por estos pagos sucede algo similar. No es casual que semejante movida popular se haga una semana antes de las elecciones legislativas como para ponerle la rúbrica a la idea de gestión que tiene el Jefe Comunal y que le viene dando resultado. Es para otros territorios los análisis concienzudos, políticamente correctos porque, justamente, si hay alguien alejado de la corrección política es Bertellys, un fiel emergente del desmadre de la partidocracia tradicional. Su sincericidio de hace dos semanas cuando se refirió a la diferencia entre los actos peronistas y de Cambiemos es su espejo.

El voto y su contenido     –

¿Con estos argumentos solamente se gana una elección? Claro que no pero resulta un condimento indispensable si se pretende ir orientando la conducta del electorado. El  voto lleva consigo un sinnúmero de contenidos y la etapa que recorre hoy el país  provoca un análisis distinto. Se comete un error si se pretende desmenuzar el presente con la misma lógica del pasado más reciente. Hay una frase de Rodolfo Walsh que calza justo: “No se puede vencer al enemigo sin antes comprenderlo”. Para no ir a los extremos, se podría cambiar enemigo por adversario. Ese fue uno de los errores del kirchnerismo cuando llenaba la Plaza de Mayo de helicópteros de cartón imaginando una salida del presidente Mauricio Macri a lo Fernando de la Rúa. Algo queda en claro: Macri no es De la Rúa porque expresa un proyecto político y económico del poder en serio. Y se podría hacer un paralelismo a cierto menosprecio cuando el actual mandatario azuleño se sentó en el sillón de Pedro Burgos.

Su gestión se hizo cargo de una sociedad derrotada y se nutre  con esa mixtura de show, buenas ondas y obra pública. Hasta ahora le da resultado y se confirmará el domingo venidero si logra superar la barrera del 45 por ciento de los votos y llega a sumar cinco concejales, que es su meta.

Las deudas     –

En esta mirada no se puede hacer un reduccionismo y eludir cuestiones de fondo que siguen lacerando a esta ciudad. Desde el acotado mercado laboral hasta las bolsones de pobreza y la ausencia de una perspectiva más certera sobre el futuro. Azul sigue siendo un gran laberinto de pésames por el pasado y plegarias por el futuro. Asoman algunos atisbos en el campo de la producción y la economía pero habrá que observarlo con precisión quirúrgica y cómo evoluciona el modelo que hoy se le plantea al país.

Es la radiografía del presente y la administración municipal la está desentrañando a partir del repliegue de la representación política tradicional en los 34 años del actual ciclo  democrático. Hasta ahora le viene dando resultado este mix que canta junto a Serrat.

Sin embargo, cuando la fiesta de este fin de semana se termine, “el pobre vuelve a su pobreza, vuelve el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas…”. Estará en esta sociedad y sus representantes continuar hilando su destino bajando la cuesta cuando el sol nos diga que llegó el final y que “por una noche se olvidó que cada uno es cada cual”. El entremés del mundo de sensaciones en el que transitan Bertellys y la política.

UCR, justicia y proscripción     –

El dislate de no haber permitido participar al radicalismo local de las elecciones primarias de agosto sigue teniendo repercusiones en la Justicia. Luego de la reprobable resolución del juez federal Juan Manuel Culotta, hubo un recurso de queja, el fiscal electoral Jorge Di Lello aconsejó a la Cámara Electoral convocar a una audiencia y ésta pasó el tema a la Corte Suprema. La participación o no está en manos de los organismos jurisdiccionales como la Junta Electoral pero la clave del tema, más allá de lo que resuelva finalmente la UCR, es dejar un antecedente del disparate que se hizo. Un pronunciamiento de la Corte iría en esa dirección. Un mensaje para el gobierno de María Eugenia Vidal y algunos jueces.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *