EN EL GALPÓN DE LA SOCIEDAD RURAL

La Fundación Creamos concretó su esperada cena y remate

La organización no gubernamental subastó prendas de vestir y accesorios de reconocidos deportistas de la ciudad y el país, junto con obras pictóricas y los elementos donados por firmas comerciales y agropecuarias. La actividad estuvo ambientada con buena música y un menú que disfrutaron más de 400 personas, y sirvieron los jóvenes de la promoción 2016.

Dos pasajes de la cena y remate que la Fundación Creamos en Azul realizó en el galpón de la Sociedad Rural, que comenzó anteanoche y finalizó en la madrugada de la víspera. Juan María Louge le puso toda la “garra” a la subasta, que permitió realizar el remate de todos los elementos que habían sido donados. FOTOS NICOLÁS MURCIA Destinatarios de buena parte de los elogios de los comensales: los asadores.
<
>
Dos pasajes de la cena y remate que la Fundación Creamos en Azul realizó en el galpón de la Sociedad Rural, que comenzó anteanoche y finalizó en la madrugada de la víspera.

Una importante cantidad de elementos donados fueron subastados ayer a la madrugada en el centenario galpón de la Sociedad Rural de Azul, en el marco de la cena y remate –en su segunda edición- que organizó la Fundación Creamos en Azul con el propósito de recaudar fondos para luego destinarlo a distintas obras solidarias en instituciones que se encuentran en el distrito de Azul.

Más de 400 personas fueron testigos del evento, que contó con buena música y un menú sin desperdicios, y del que participaron distintas personas e instituciones de la ciudad haciendo diversos aportes para que esta actividad se pudiera concretar. El servicio en las mesas corrió por cuenta de integrantes de la promo estudiantil 2016, bajo la supervisión de mozos experimentados.

Mientras los asistentes disfrutaban de la comida, se proyectaron videos donde se presentó un resumen de las últimas actividades solidarias que realizó la fundación, como las mejoras efectuadas en el Centro de Desarrollo Infantil San José, donde se embaldosó el patio que era de tierra y se hicieron reparaciones en los techos que se llovían.

También se dio cuenta de la colaboración que tuvo como destinatario al comedor Juan Pablo II que tiene su sede en el barrio San Francisco de Asís –coordinado por Paula Vivas- y de otros tantos aportes que se pudieron efectivizar merced a los resultados que tuvo la subasta concretada en el año 2015.

Durante el encuentro también se realizaron sorteos con las entradas numeradas de los presentes y se resaltó la buena predisposición de todos aquellos que hicieron entrega de diferentes aportes para que fueran rematados. Hubo personas que, con tal de poder colaborar, se desprendieron de objetos muy caros a sus sentimientos.

La subasta, de la misma manera que sucediera en la anterior edición, estuvo a cargo de Juan María Louge, principal referente de la Fundación Creamos en Azul, quien al término del ágape se mostró plenamente satisfecho por el resultado que tuvo la convocatoria. De ahí que se realicen distintas proyecciones de las labores que se puedan realizar a partir del dinero que se pudo recaudar.

En el transcurso del remate, Louge destacó la desinteresada colaboración de los distintos responsables de las donaciones, sobresaliendo el caso del aporte que realizó el tenista azuleño Federico Delbonis, quien remitió para el evento una camiseta de la selección albiceleste con la firma de los distintos integrantes del elenco nacional. El joven integrante del equipo que está jugando la Copa Davis hasta envió un video casero en el que expresó el orgullo de vestir la camiseta de nuestro país y de poder estar presente en un evento solidario como este.

Un reconocimiento especial

Pasadas algunas horas del esperado evento que tuvo lugar en las instalaciones situadas en Avenida Presidente Juan Domingo Perón y Cáneva, Juan Louge recibió a través de la red social Facebook un reconocimiento muy especial para él y todo su grupo de colaboradores, tanto por el contenido como por el calibre de quien escribió en el muro. El mensaje de María Delia Alonso, que de algún modo resume el esfuerzo concretado para la cena remate, señala textualmente: “Felicitaciones Juan, Lorena (Triviño) y todas las personas que colaboraron para que esta fiesta sea posible; decorar el salón, traer mesas y sillas, la música, el locutor y animador; traer leña para el asado, la carne, las bebidas, la picada, los chicos de los colegios sirviendo las mesas, asadores de lujo, donaciones para rematar, los compradores del remate y el rematador un tema aparte (soy la mamá ); la música muy divertida, los tragos y un sinfín de cosas más, que si no fuera porque todos ponen su granito de arena, no se podría hacer”.

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *