PATRICIA COTUGNO

“La gente critica al perro en la calle, pero es la primera en quejarse cuando hay que castrarlos o desarrollar una tenencia responsable”

 

 

Lo sostuvo la asistente social quien se refirió a distintos aspectos de la Asociación Azuleña de Protección Animal, entre otras cosas cuál es la realidad económica actual y las modificaciones que se realizaron para que la protectora esté más organizada y la comunidad esté al tanto de los gastos. 

Patricia Cotugno: “cada uno es responsable del animal que encuentra. Entonces eso lo vamos a mantener, nosotros durante muchos años recibimos un subsidio municipal que era muy pequeño, ahora no lo tenemos. Y la rifa que tiene un valor de 100 pesos, y 2 de 150 pesos, 10 cuotas”.
<
>
Patricia Cotugno: “cada uno es responsable del animal que encuentra. Entonces eso lo vamos a mantener, nosotros durante muchos años recibimos un subsidio municipal que era muy pequeño, ahora no lo tenemos. Y la rifa que tiene un valor de 100 pesos, y 2 de 150 pesos, 10 cuotas”.

La asistente social Patricia Cotugno, de la Asociación Azuleña de Protección Animal (AAPA) dialogó con este diario con motivo de la gente, según la profesional “cree que no se gaste tanto en una protectora de animales y quiere llevar animales de forma continua y no son los animales que uno habitualmente conoce. Cada vez que fallece un animal lo quieren “tirar” en la chacra o pasa algo en el núcleo familiar “lo tiramos en AAPA”. De estas y otras cosas habló con este diario.

 -¿Cómo se encuentra la entidad actualmente?

-Como siempre tenemos los caseros que están viviendo en la chacra, lo cual es fundamental para nosotros y estamos solventando todo con mucho esfuerzo. No nos olvidemos que somos una ONG, somos privados y no estamos municipalizados. Esto lo aclaro porque hay gente que cree que somos municipales. Todo lo que ingresa de la cuota que abonan los socios de 20 pesos, estimadamente 7.000 pesos en total cubre solamente una parte de alimentos que se gasta mensualmente. Además tenemos un abogado que se encarga a través de la página “AAPA socios”, de todas las personas que se quieran asociar, conocer, los ingresos, las deudas existentes lo responde el letrado Juan Louge.

-El resto de los gastos ¿cuáles son? y ¿de dónde proviene el dinero?

-Son varios y la gente los va a conocer porque vamos a comunicar a los medios de comunicación en este momento está siendo cubierto por mi sueldo como empleada municipal. Lo aclaro porque lo hago a través de mi tarjeta de crédito y cualquiera que desee averiguar yo les doy los lugares donde generalmente se paga que es veterinaria y demás. Estamos hablando de 8.000 pesos mensuales, casi mi sueldo. Porque no hay que olvidar que de alimentación son 10.000 pesos y si ingresa 7000 de socios, hay un defasaje. A eso hay que sumar que AAPA no está exenta del pago de servicios como pago de la luz que son aproximadamente 500 ó 600 pesos cada factura. Lo bueno es que Cooperativa Eléctrica nos ofrece margen para abonarlo. Y a eso hay que sumarle servicios como los que hay en la chacra porque vive el casero con su esposa. Ellos tienen un sueldo y además tienen servicio de teléfono, mantenimiento de la casa, el veterinario, así que por eso limitamos el ingreso de animales. Y vamos a continuar limitándolo hasta el momento que tengamos 30 animales. Porque es la única manera y esto lo estamos charlando con la gente de Tandil. Vienen cada 15 días veterinarios y el decano de la Facultad de Tandil quienes están haciendo un trabajo en la protectora porque les gustó el lugar, les encantó el estado de los animales que en este momento hay 120. Hay muchos animales viejitos y también nos informaron que es la única manera de trabajar: sin acumulación, que haya pocos animales por canil (2 ó 3) y sea la cantidad de animales que nosotros podamos mantener.

 -¿Tiene algún otro objetivo esta decisión?

-Sí, que la gente se acostumbre a castrar o a reubicar a los animales. Porque cada uno es responsable del animal que encuentra. Entonces eso lo vamos a mantener, nosotros durante muchos años recibimos un subsidio municipal que era muy pequeño, ahora no lo tenemos. Y la rifa que tiene un valor de 100 pesos, y 2 de 150 pesos, 10 cuotas. Nosotros le pedimos a la gente que la compre, el premio es un 0 Km., a su vez no hay que olvidarse que de la rifa queda algo mínimo, no es que quedan fortunas porque el señor que la organiza tienen su comisión. A nosotros nos queda algo pequeño pero necesitamos que la gente la compre. Porque de esa manera también nos ayuda a solventar gastos. Sí vamos a hacer una nómina de donde se realizan las compras para que la gente averigüe, sepa lo que uno paga mensualmente y quienes quieran colaborar  que directamente en lugar de entregar dinero que pasen y abinen ahí.

-¿Por qué realiza tanto hincapié en la aclaración?

-Porque hay gente que cree que no se gaste tanto en una protectora de animales. Y la gente quiere llevar animales de forma continua y no son los que uno habitualmente conoce. Cada vez que fallece un animal lo quieren “tirar” en la chacra o pasa algo en el núcleo familiar “lo tiramos en AAPA”. No, no es así, es algo privado, nosotros tenemos el derecho de admisión porque las personas piensan que somos una perrera municipal. Primero: una perrera es la que mata perros y segundo es una protectora y no es municipal, es privada y me gustaría que la gente estuviera más en las instituciones de la ciudad y pudiera comprender los límites de cada una. Porque a cada una nos pasa lo mismo. En cada ámbito de trabajo nos pasa lo mismo: que la gente llegue a conocer que acusa de ser “jodido” no recibir animales.  Por ello lo aclaro.

 -¿Cómo continúa el tema de las castraciones?

-Sabemos que el municipio, por su situación económica, está realizando castraciones pero tenemos que aportar los insumos y gran parte de ellos estamos tratando que los podamos pagar entre todos porque a nosotros lo que nos interesa hasta que se acomode el gobierno nacional porque hay una secretaria especial que se encarga de castraciones e insumos, pero no queremos que pare el sistema de castración porque es lo único que a nosotros nos salva para que no se incremente el número de cachorros y además es importante continuar con la educación porque esta es una ciudad que todavía está esperando el quirófano en su casa.

-¿A qué se refiere con esto último?

-Nosotros tuvimos problemas con personas que nos han dicho “ah, si no nos vas a buscar el perro, si no tengo cerca el lugar de castración no lo castro”. O “tomen ustedes a los cachorros si es culpa de ustedes que no lo castraron”. Pasa que Azul es una ciudad bastante especial. O sea que nos gusta ciertas cosas de la ciudad que mejoren, pero hay veces que provocamos que esas cosas no mejoren por nuestros pensamientos. Que criticamos que no hay eventos, pero cuando los hay después no nos gusta. En esto es exactamente igual: la gente critica al perro en la calle, pero es la primera en quejarse cuando hay que realizar una castración o desarrollar una tenencia responsable. Entonces de la única manera que se corrija es poniéndole limites a las personas. Que por favor utilicen la página.

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *