KARINA BRACCIALE

“La gente tiene que ver los valores que hay en estas personas con Síndrome de Down”

Así opinó una de las integrantes de la organización del desfile que se realizó ayer domingo en el Gran Hotel Azul a beneficio de ANDA-UPPI. “se superaron las expectativas que teníamos”, expresó Gloria de la Torre. Ambas dialogaron con este diario al final de la jornada.

 

El desfile fue, sin dudas, una de las propuestas más solidarias para la mejor calidad de vida de los chicos que integran ANDA-UPPI. 
GENTILEZA DOLORES ARIAS
<
>
El desfile fue, sin dudas, una de las propuestas más solidarias para la mejor calidad de vida de los chicos que integran ANDA-UPPI. GENTILEZA DOLORES ARIAS

Ayer domingo, por la tarde, en el Gran Hotel Azul, se realizó el cuarto desfile de modas a beneficio de ANDA – UPPI, al cual concurrió una amplia cantidad de público.

Cabe recordar que estas instituciones trabajan, durante todo el año, incansablemente para que se puedan concretar los más imposibles sueños.

Es por ello que en la casa ubicada en Santa Cruz esquina De Paula, se llevan a cabo talleres recreativos y educativos, durante todo el año.

El dinero recaudado será destinado a la decoración interna del SUM, además deben comprar sillas.

Así que en la ocasión hubo servicio de cantina y el valor de la entrada fue de 60 pesos para mayores y de 30 pesos para los menores.

Realmente en la jornada de ayer, se vivió una fiesta, hubo además de la moda y las casas locales mostrando su elegancia primavera – verano 2017, una excelente actitud y predisposición por parte de los modelos, lo cual no pasó desapercibido.

Tampoco faltó el servicio de cantina que funcionó activamente durante las dos horas y media de show.

Al final del desfile de modas, este diario dialogó con una de las integrantes de la organización del encuentro, Karina Bracciale y la tesorera Gloria de la Torre, quienes manifestaron su conformidad para con el mismo.

Desfile y realidad de la casa

 

En principio, De la Torre destacó que “se superaron las expectativas que teníamos. Es así que cuando empezamos el encuentro teníamos 250 sillas y quedó muchísima gente parada. Participaron del desfile, 28 chicos, es record histórico”.

Señaló que “la gente responde muchísimo, los padres muy buena onda y los chicos también”.

Por su parte Karina puntualizó que “hay que tener en cuenta que está muy bueno que se hagan este tipo de desfiles. Los papás no se si se dieron cuenta, pero estos son hitos porque se van bajando barreras en la sociedad. Esto, anteriormente, era impensado: un desfile de modas con chicos con Síndrome de Down y, sin embargo, hay personas con esta misma discapacidad que están desfilando en la pasarela de Londres, lo cual parece un ´notición` aunque acá, en Azul, se está haciendo hace rato”.

Opinó en que “otro de los objetivos es que la gente empiece a ver la persona debajo de la discapacidad porque hoy todo el mundo está discriminando por si tenés plata o no, si sos lindo o feo, y lo que hay que volver a ver son los valores. La gente tiene que ver los valores  que hay en estas personas con Síndrome de Down, si quienes fueron vieron un desfile con gente con esta discapacidad, no vio nada”.

No obstante, dijo que “la gente que estuvo hoy ahí lo vió, vió a Segundo, a Nacho, a Manuela, a Leito  ver todo lo que pueden hacer”.

Estimó que hubo alrededor de 300 personas. A lo que agregó que “la institución, si bien quedó espectacular, nos falta la decoración interior y comprar algunos elementos como las sillas. Porque esta vez, por ejemplo, para completar el salón nos prestaron las sillas que para nosotros es fundamental. Por eso queremos destinar el dinero a la sillas”.

En el mismo sentido informó que “otra de las cosas que queremos hacer es que todo el dinero que ingrese a la entidad sea destinada a algo concreto, invertirla. La próxima, con los almanaques, vamos a comprar elementos de cocina así la dejamos equipada”.

Retomando el desfile puntualizó que “

En segundo lugar, acerca de la casa, mencionó que “empezamos con los talleres este año, en abril y arrancamos martes (percusión y música) y jueves (cocina y educación física). La idea es que los chicos no vayan durante poco tiempo, sino extenderlo porque ahora se viene el clima lindo. A los talleres concurren entre 15 y 20, no tuvimos un buen invierno, pero ahora a las 18 horas pueden hacer educación física afuera”.

 

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *