INTERESANTE PROPUESTA

“La idea es poder ayudar a los chicos que más lo necesitan”

Tamara, Sofía, Melina y Lucía son las representantes de un gran grupo de jóvenes que quieren aportar a la comunidad su granito de arena. Tamara Sánchez Jalli explicó que quienes sean beneficiaron de las clases “van a ser chicos que no cuenten con los recursos suficientes para pagar un particular”.
<
>
Tamara Sánchez Jalli explicó que quienes sean beneficiaron de las clases “van a ser chicos que no cuenten con los recursos suficientes para pagar un particular”.

Un grupo de profesores y estudiantes de la docencia se unieron para brindar ayuda escolar a niños que no se encuentren en condiciones económicas de pagar un profesor particular y tengan dificultades de aprendizaje en la escuela. A mediados de mayo comenzarán las clases de apoyo gratuitas y ya se pueden inscribir.

“Somos un equipo de personas que queremos aportar en la sociedad con lo que nos gusta hacer: enseñar (y aprender)”, comienza un texto que un grupo de jóvenes de nuestra ciudad publicaron en Facebook con motivo de comenzar con este proyecto.

Los involucrados en este proyecto son estudiantes de diferentes profesorados o ya graduados que tienen la intención de ayudar a los que menos tienen. El proyecto surge de una charla entre amigas que querían hacer algo por el otro, por aquél que no tiene las posibilidades de acceder a un profesor porque no tiene los medios para pagarle.

Es así como comenzaron a darle forma y en mayo comenzarán a ejecutar este proyecto. La idea es la siguiente: darle clases de apoyo a niños y adolescentes que tengan alguna dificultad en las materias del colegio.

Por este motivo, este medio dialogó con integrantes de este grupo de jóvenes que son más de 20. La primera en hacer uso de la palabra fue Tamara Sánchez Jalli quien explicó cómo nació este proyecto y la manera en la que lo van a llevar adelante.

En un principio manifestó que “la idea surge de la buena voluntad, la predisposición y las buenas intenciones que uno tiene”.

De este modo buscaron de qué forman podían contribuir con la sociedad “y fue con lo que sabemos hacer, que es enseñar. Las clases de apoyo surgieron naturalmente”. Ella en un principio pensó que “a lo sumo podré abarcar dos o tres chicos porque el tiempo no me da para más, pero veo que hay personas que tienen muy pocos recursos y necesitan algún tipo de ayuda en la escuela”.

Esta iniciativa se la trasladó sus compañeros y amigos en la docencia: “todos se sumaron sin ningún problema y con la mejor predisposición. A partir de ahí se fueron sumando más personas y tuvimos que sentarnos y pensarlo más seriamente”.

Así fue como surgió el hecho de crear una planilla para que los padres de los futuros alumnos que necesiten clases de apoyo y no lo puedan pagar. La llenen y los profesores a cargo las retiran más tarde para evaluar los casos. La misma se encuentra en la fotocopiadora Prisma (frente a la Escuela Normal).

Esta propuesta “se masificó y nosotras no lo teníamos previsto. Por eso ahora estamos en proceso de pulir las cosas pero saber que contamos con el apoyo de mucha gente y que muchos profesores se suman nos pone re contentas”.

A medida que se fue sumando gente “pudimos abarcar otras ramas de la docencia que nosotras al principio no pensábamos. Ahora además del secundario, hay maestras y maestras especiales”.

Las personas que serán beneficiarias “van a ser chicos que no cuenten con los recursos suficientes para pagar un profesor particular y que realmente tengan una dificultad en la escuela. Además que tengan ganas de estudiar”.

Además resaltó que “nosotros vamos a seguir la línea del docente a cargo. Vamos a tratar de que apruebe la materia pero también que lo entienda, que sepa el porqué de las cosas y que entre la escuela y lo que damos nosotros pueda generar un aprendizaje verdadero”.

Compromiso

Una de sus compañeras, Sofía Lucero es estudiante del segundo año del profesorado en Educación Primaria quien explicó que “la idea es darles apoyo escolar a los chicos que necesiten y más que nada, al ser chiquitos, brindarles herramientas para que se puedan concentrar, saber cómo estudiar y contener esos primeros años en la escuela”.

El problema que más tienen los alumnos de primaria “es la distracción, así que quiero trabajar ese punto con ellos que siempre es un tema importante para las maestras frente al curso”.

Además de darle el apoyo a los chicos “para nosotros también implica crecer profesionalmente. Son nuestros primeros pasos en la docencia y desde nuestro humilde lugar podemos hacer algo. Nos sirve mucho la experiencia de estar con los chicos. Todo esto nos suma”.

Por su parte Lucía Testa, contó que “además de darle apoyo escolar queremos enseñarles a estudiar, a comportarse y que tengan un aprendizaje verdadero”. Ella es estudiante del profesorado de Química y dijo que desde su postura en la parte de secundaria “vamos a tratar de abarcar todas las disciplinas. Sabemos que las exactas suelen ser más complicadas para los chicos y queremos reforzar”.

“Todos nosotros estamos muy comprometidos con esto y queremos que la gente también se comprometan, que no falten y hagan las cosas. Los padres deben tener ese compromiso porque tenemos que darle la oportunidad a todos”, explicó.

Aprendizaje cotidiano

Por último, Melina Jalli dijo que “estas clases que nosotros vamos dar no son meramente de apoyo, no nos vamos a limitar a que aprendan para aprobar y listo sino que también podemos abordar una solución para los chicos y que el aprendizaje sea cotidiano”.

A modo de ejemplo dijo que “a veces es paradójico que niños hacen mandados y lo hacen a la perfección, saben si el vuelto está bien y dentro del aula no pueden resolver una suma. Eso queremos trabajar. Queremos enseñarles a aprender”.

En este sentido, con las familias que van a trabajar “son personas que tienen bajos recursos y que muchas veces no tienen el tiempo necesario para ayudarlos, o desconocen el tema. Por eso es necesario poder ayudar”.

“Nuestra meta es poder acompañarlos en el proceso de aprendizaje, a la familia, al niño que se encuentra y poder brindarles herramientas, estrategias de estudio, técnicas de estudio”, dijo a lo que agregó que “es algo mas profundo. Que en una prueba escrita u oral puedan contar lo que realmente saben. Porque el colegio es algo más que una nota y nosotros lo tenemos presente”.

Por último explicó que “queremos que esta propuesta sea enriquecedora tanto para ellos como para nosotros, fomentar el trabajo en equipo y la voluntad del crecimiento personal”.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *