La insoportable levedad de la política

LA SEMANA POLÍTICA

River y Boca juegan muy lejos y desde España nos advierten que nos seguirán robando las ilusiones. La pobreza crece mientras que la casi despoblada localidad de Ariel, en el partido de Azul,  aparece en un informe con un alto índice de vulnerabilidad infantil. Cruje la interpartidaria: lanzan centro para debatir plan de gobierno pero Irigoyen pegó el portazo. La puja por los liderazgos. Bertellys, Cambiemos y el  laberinto radical. 

Va terminando el año y asoman algunos de los nombres de quienes podrían  competir en las elecciones del 2019, pero sin demasiadas certezas. RAÚL SANTIAGO GALLARDO

Escribe

Carlos Comparato

(comparatoc@yahoo.com.ar)

En un día como hoy cuesta abstraerse del partido que jugarán en la tarde argentina y noche española River y Boca, posiblemente el enfrentamiento más importante de su historia, a diez mil kilómetros de Buenos Aires. Hace una semana escribíamos en esta columna que “las piedras de la locura que corroe a la sociedad abollaron la pelota y la cabeza de los dirigentes impresentables del futbol sudamericano”.

Un editorial implacable de la subdirectora del periódico Mundo Deportivo de Barcelona, Cristina Cubero nos desnuda: “Sigan así, les vamos a seguir robando. Sigan así despreciando su talento, entregándolo, rindiéndose ante la plata (…) sigan así y les seguiremos robando las ilusiones y hasta el alma… El G20 ha pasado por Buenos Aires y no ha pasado nada. Pero el futbol es más productivo, es un regalo más preciado, un bien para comerciar. Se lo hemos robado y todos son cómplices y todos están lucrando, menos el pueblo, menos los aficionados, menos Argentina que se consume y se empequeñece, que se hace vulnerable, tercermundista.”.

Pobreza que crece  

Duele, pero es el futbol como modelo de lo que supimos de-construir en años de ocaso y corrupción con más del 30 por ciento de pobres (porcentaje que, seguramente, se incrementará cuando se conozca el nuevo índice) y, según UNICEF, el 48 % de niñas, niños y adolescentes está en la pobreza y casi la mitad de ese total afronta “privaciones severas”.

Pero hay más. En un informe del Observatorio Social de la UCA sobre la vulnerabilidad social infantil en la zona pampeana, que abarca cinco provincias, aparece la localidad de Ariel, en el partido de Azul, con el peor índice factorial de vulnerabilidad en Buenos Aires llegando a 59.90. Se tomaron datos de pequeños conglomerados urbanos siendo el promedio, en el ámbito bonaerense, del 16,96 (siempre dejando de lado el conurbano).

Muy pocas familias viven en Ariel. Sería bueno que desde el Municipio se peguen una vuelta para ver lo que allí sucede.

Conjeturas de la política     

En el terreno político todo es volátil atendiendo los aprontes para el crucial 2019, año de elecciones generales. Reina más la especulación que la evidencia y sólo aparecen conjeturas. Hay que tener en cuenta que si en la provincia se llegaran a desdoblar los comicios y los municipales van separados del resto el escenario se modificaría sustancialmente.

Si hoy el candidato de Cambiemos en esta ciudad es el intendente Hernán Bertellys resultará muy difícil que se abra una interna y ése es el tema de fondo que involucra al radicalismo y a un sector del PRO. Sin embargo, no es lo mismo Bertellys con una boleta corta a ir pegado al resto de las candidaturas.

El dato es que la interpartidaria que se está gestando está en un momento bisagra. Allí comulgan (comulgaban) la UCR, el GEN, Coalición Cívica, Vecinos por Azul e independientes. Resulta un juego de encastres difícil porque se conjugan distintas instancias e intereses unidos por la meta de ganarle al actual Jefe Comunal.

El portazo de Irigoyen     

Quien está pegando el portazo es Alejandro Irigoyen objetando indefiniciones junto a internas partidarias. Posa, así, su mirada crítica sobre la UCR y el GEN.

En el medio, desde dicha interpartidaria se está convocando, para este martes, a un acto donde se presentará al Centro de Participación y Propuestas que tiene como finalidad la elaboración de un programa de gobierno. En la gacetilla se habla de dejar las candidaturas de consenso para el año que viene.

Como es habitual, entra a jugar lo que no se dice abiertamente: ¿por dónde va la puja de fondo? Cada sector tiene su mirada. El GEN quiere avanzar en consolidar a este conjunto de nucleamientos teniendo como principal referente al ex intendente Omar Duclós. Se viene hablando de su posible postulación, estirando una definición para más adelante. “Omar no va hacer locuras”, aseguran desde su entorno. También depende de lo que haga la principal referente de ese sector, Margarita Stolbizer.

Laberinto radical    

El radicalismo está en un enorme disyuntiva y tiene el corsé de Cambiemos. El flamante presidente del Comité local, Manuel Alvarez pidió en su discurso de asunción “dejar de lado los personalismos…por los que nos creemos indispensables e insustituibles” y dejó un mensaje que no puede pasar inadvertido: “habrá que ser generosos a la hora de las candidaturas”.

¿Se le permitirá ir a una interna dentro de Cambiemos? Hoy resulta un escenario difícil y, además, quedarían afuera tanto el GEN como Vecinos por Azul. De no ser así, ¿los radicales de Azul romperían e irían en un frente por afuera? Allí es donde hay distintas miradas.

Es por eso que todo resulta enmarañado y no se ve un horizonte preciso. Aparece en este conglomerado, también, una cuestión de liderazgos. ¿El proyecto de Irigoyen es el mismo de Duclós? Allí los planetas chocan.

¿Y el peronismo?    

En el mundo peronista, Unidad Ciudadana sigue con su trabajo tanto desde el Concejo como la actividad que despliega por afuera siendo Nelson Sombra su candidato. De todos modos, tampoco aquí el camino es lineal. A los límites propios, habrá que ver cómo se arma el PJ ajeno al kirchnerismo y los acuerdos que surjan con el Frente Renovador. Y, claro, sigue vigente el entresijo sobre los liderazgos.

De acuerdo a cómo se vayan acomodando las piezas y mirando a los primeros meses del  año inminente, esta sociedad se someterá al dilema sobre ciclos concluidos, si llegó el momento de nuevos liderazgos o Bertellys aún tiene crédito suficiente para imaginar cuatro años más en el Palacio Blanco. Todo es muy prematuro aunque se pueden espiar los primeros bocetos desordenados de un país inentendible.

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *