La justicia intimó a FFMM porque “está en riesgo” la planta


Paralelamente a la pérdida de las fuentes de trabajo y a la falta de operatividad de FANAZUL, la seguridad de la planta de explosivos es un tema que preocupó. En ese marco, luego de que la semana pasada ATE realizara una denuncia al respecto y se iniciara una causa “de oficio”, el viernes el juez Federal de Necochea, Bernardo Bibel, intimó a Fabricaciones Militares y a la Dirección de la fábrica para que en 24 horas se cubran los puestos clave, en todos los turnos, con personal idóneo.
La planta de FANAZUL está en riesgo en cuanto a su seguridad. Por esto, el juez Federal de Necochea que entiende en la causa, Bernardo Bibel, intimó el viernes a Fabricaciones Militares y a la Dirección de FANAZUL a que cubran con personal idóneo todos los turnos y todos los puestos clave que hacen a la seguridad y mantenimiento de la fábrica.
Esta información que se confirmó ayer, había sido adelantada por el propio magistrado el viernes al mediodía, cuando en su despacho del Juzgado Federal de Necochea recibió a un periodista de EL TIEMPO.
Ese día, el funcionario judicial se mostró cordial pero muy prudente y hasta un tanto remiso a la hora de brindar información detallada. No obstante, dijo que con la documentación que obraba en su poder, “amerita, por precaución, tomar medidas urgentes”.
La denuncia y las primeras actuaciones
Cabe recordar que todo surgió cuando el 31 de diciembre pasado la secretaria General de la Asociación de Trabajadores del Estado de Azul, Vanina Zurita, radicó una denuncia en el fuero federal. Lo hizo luego de que no se les permitiera el acceso a los trabajadores contratados especializados en el manejo y control de los polvorines y de las plantas de explosivos, haciendo especial hincapié en los riesgos que esto podría acarrear.
Lo que solicitó en la denuncia fue que los puestos clave sean cubiertos por personal idóneo “para no alterar las condiciones normales de operatividad y seguridad”.
A partir de ahí se comenzaron “de oficio” las actuaciones judiciales que lleva adelante Bibel -quien por la feria judicial subroga al juez Federal de esta ciudad, Martín Bava- y en la que también interviene la fiscal Federal subrogante María José Buglione.
Esta funcionaria realizó las primeras actuaciones, tomando declaración a personal jerárquico especializado en seguridad y también a quien está actualmente a cargo de la planta, Maximiliano Tadeo. Entre unas y otra declaración hubo discrepancias en cuanto a los riesgos que corría la fábrica.
Mientras los primeros -trabajadores que llevan años en FANAZUL- hicieron hincapié en que no están dadas las condiciones de seguridad necesarias ya que el personal de planta al que sí se le permitió el acceso a la fábrica no es idóneo para atender los peligros denunciados por el gremio; Tadeo -un militar que lleva menos de un año en la fábrica- no opinó lo mismo.
La inspección
En ese marco, convocado por el juez para determinar técnicamente si el hecho denunciado era de tal magnitud o no, el miércoles llegó a esta ciudad personal de la Agencia Nacional de Materiales Controlados -ANMaC- para hacer una inspección en la planta.
Durante esa tarea estuvo presente el propio Bibel, quien permaneció en Azul hasta el jueves analizando la situación judicial y los pormenores del expediente.
Si bien los resultados que arrojó esa verificación están resguardados bajo siete llaves, cuando el magistrado recibió el viernes a este diario indicó que “el informe de la Agencia Nacional de Materiales Controlados es indicativo, no concluyente, pero amerita -por prevención- tomar medidas urgentes”.
El juez también contó en su poder con información complementaria que había solicitado a Fabricaciones Militares, relacionada a los empleados y los puestos que ocupaban -tanto los de planta como los contratados a los que no se les permitió ingresar-.
Así, con la documentación que recabó, fue que finalmente el viernes por la tarde libró los oficios intimando a Fabricaciones Militares y a la Dirección de FANAZUL, a cargo en estos días de Maximiliano Tadeo, a que en 24 horas se tomen medidas tendientes a garantizar los servicios básicos de mantenimiento y seguridad, tanto de las personas como de las instalaciones, en tanto es una fábrica de pólvoras y explosivos; también medidas respecto del material almacenado y del que se encontraba en proceso de producción.
Personal idóneo
En ese marco, el secretario de la Fiscalía Federal, Pablo López, confirmó ayer en diálogo con este diario que la intimación fue para que tanto Fabricaciones Militares como la Dirección de FANAZUL “aseguren con personal idóneo los servicios de agua, luz y vigilancia en el término de 24 horas”.
Añadió que esta medida se tomó “a raíz de toda la información que se acreditó en la causa” y, a partir de la cual, “el juez evaluó que estaba en riesgo la fábrica porque el personal idóneo no estaba en los turnos que tenía que estar ni en los lugares en los que debía estar”.
De esta manera, ayer deberían haberse cubierto todos los turnos y todos los puestos, pero por la tarde cuando fue consultado por este diario, López no manejaba la información de si se había cumplido o no la intimación.
De no cumplirse, el juez podría adoptar otra decisión y encuadrar la situación en un posible incumplimiento de los deberes de funcionario público.

LA DENUNCIA QUE HIZO ATE

El domingo 31 de diciembre por la tarde, cuando la mayoría estaba preparándose para despedir el año y recibir al nuevo, la secretaria General de ATE Azul, Vanina Zurita, acompañada por trabajadores delegados de FANAZUL, se presentó en la sede de la Policía Federal de Azul para denunciar que a partir de ese día a las 10 de la noche, por disposición de la intervención de Fabricaciones Militares de no renovar los contratos, la fábrica quedaría sin personal para realizar los servicios esenciales de atención del tablero eléctrico, atención del servicio de agua y afluentes, servicio de vigilancia y central telefónica.
Según consta en la denuncia, esa situación podría derivan en “principios de incendios y explosiones” por la falta de control rutinaria del predio que, de esa manera, “queda librado al total descontrol”.
Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de que se controle el edificio donde se encuentran los reactores, separadores y cristalizadores que están cargados de TNT, donde si no se controla la temperatura de cada uno de ellos “podría originar una reacción química que haría que se eleve bruscamente la temperatura de cualquiera de los equipos, que derivaría en una explosión”.
La dirigente también denunció que hay en la planta una cantidad de explosivos semielaborados que deben ser procesados en un corto plazo para neutralizar “el riesgo potencial de explosión”.
En lo que hace a la falta de operatividad en la extracción y alimentación de agua, indicó que lleva consigo el desabastecimiento el sistema de red contra incendios, y dada las altas temperaturas que se están registrando en estos días “es necesario mantener refrigeradas las instalaciones” donde se almacenan los explosivos.
De la falta de un operador en el sector de la usina eléctrica, explicó que la denuncia que conlleva que no se pueda avisar si se produce la interrupción del suministro de energía al operador de agua.
A su vez, marcó que la falta de personal de vigilancia lleva a que no se atienda la central telefónica, con lo cual la fábrica “queda incomunicada con el exterior”.
Por todo esto, pidió que sean cubiertos por personal idóneo todos esos puestos “para no alterar las condiciones normales de operatividad y seguridad”.
En la denuncia también consta un dato llamativo: según dejó asentado, el personal de la Policía Federal que se encuentra desde hace días en el predio anduvo por zonas no autorizadas por la existencia de explosivos, iban armados e incluso fumando, en lugares donde se almacenan gran cantidad de altos explosivos y proyectiles.

QUÉ DIJO RIVA SOBRE LA SEGURIDAD EN LA PLANTA

El miércoles por la tarde, este diario entrevistó al interventor de Fabricaciones Militares Luis Riva. En un tramo se le consultó, justamente, por la seguridad de la fábrica ubicada en el Partido de Azul, sobre Ruta 80.
-¿Hoy puede garantizar usted la seguridad de la planta sin la presencia de los contratados, que son quienes conocen mucho del tema polvorines y de las plantas de producción?
-Definitivamente sí y le quiero precisar porque hemos escuchado demasiadas palabras y demasiadas voces; hemos visto algunos videos e inclusive leído en algunos medios comentarios en el sentido no sólo de que peligre la seguridad sino que estaríamos hasta atentando contra la seguridad. Eso es absolutamente incorrecto, lo desmiento totalmente. Se ha hecho todo el procedimiento con todos los protocolos de seguridad para mantener absolutamente la seguridad en la planta y en toda la población. Sabemos que hubo una denuncia en la Fiscalía de Azul y el Juez de turno tomó el tema y por suerte lo ha hecho. También sabemos que se ha pedido un informe a la ANMaC (Agencia Nacional de Materiales Controlados) que se hizo en el día de hoy y claramente no hay ninguna situación que estemos poniendo en riesgo la planta ni ninguna instalación. Efectivamente tenemos que tener ciertos cuidados y mantenimientos que los estamos haciendo con el personal de planta permanentemente quienes, si bien no estaban todos en estas funciones, tenemos en ellos a personal altamente capacitado para hacer básicamente mantenimiento de energía y agua corriente para los sistemas de refrigeración y para prevención de incendios. Todo eso está totalmente bajo control y esperamos que la Fiscalía tenga en sus manos el informe de la ANMaC para que nos de tranquilidad al respecto.
 

¡Deja un Comentario!

1 Comment

  1. CAR 10

    7 de enero de 2018 at 9:12 pm

    Luis sorete hdp

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *