COMPLICACIONES

La lluvia complicó más a la soja: la cosecha será de 35 millones de toneladas

Por los granos dañados, se perderán 820 millones de dólares.

Finalmente se dio lo que se preveía. La llegada de las lluvias y luego las altas temperaturas terminaron por perjudicar a gran parte de la soja. El brotado (germinado) llevo a la pudrición del poroto a partir de alta humedad lo que deja fuera de carrera 2 millones de toneladas esto se traduce en 820 millones de pesos que no llegaran al Central. Esta nueva caída reduce la cosecha a 35 millones de toneladas.

Los datos fueron consignados por la guía estratégica para el agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario que reconoció que la “germinación” masiva sobre las 6 millones de hectáreas de soja, que quedaron en pie en la región pampeana desde el 10 de mayo, ocasionó un gran “daño”.

En ese sentido sostuvo que Buenos Aires es la provincia que más perdió respecto a la estimación anterior, el ajuste le quita 1,17 millones de toneladas. Luego le sigue Córdoba y Santa Fe, ambas con 300.000 toneladas. Y 100.000 toneladas en Entre Ríos.

Además adelantó que 100.000 hectáreas no se cosecharán en el país. De esta forma, la superficie dañada de la campaña 2017/2018 deja 2 millones menos de toneladas, que a valores FOB marca ingresos que no llegaran al Central en torno de los 820 millones de dólares. En definitiva la producción se reduce a 35 millones de toneladas, una baja del 5,4% respecto de los 37 millones informado por la Bolsa hace un mes.

La situación deja al productor con menos soja para vender, al menos para el que todavía no la vendió. En esa línea y sobre datos del Ministerio de Agroindustria a la fecha ya se comercializaron 20.8 millones de toneladas. Si se toma los últimos datos oficiales de cosecha de 36.6 millones, significa que hay 15.8 millones por vender que a valores FOB representan divisas por 6.500 millones de dólares.

En ese contexto se puede observar que los números de compras y embarques muestran que en abril el productor entregó 4.3 millones de toneladas mientras que en mayo fue de 1.9 millones, la baja es del 55,8 por ciento.

Encima los precios no convencen a los sojeros. El valor en promedio en los recintos rondas los 7.200 pesos la tonelada. Un ejemplo de esto es que el volumen entregado en la semana arrancó mal.

El lunes pasado empezó con 50.000 toneladas por debajo de lo visto siete días atrás.

Al cierre de esta edición, el viernes, se habían negociado sólo 96.000 toneladas.

Los operadores consultados remarcaron que los productores esperan los 7.500 pesos para pensar a vender la soja es decir los 300 dólares por tonelada.

Respecto del tipo de cambio no es tan seguido por el campo si por el contrario cuando la devaluación acelera la venta se retrae.

Hoy todo pasa por el clima de los EE.UU. donde la mejora del tiempo de cara a la siembra de soja norteamericana hizo que su valor en Chicago caiga un 2% en sólo una jornada.

Quizás esto marque una nueva tendencia a la baja. Como se sabe el mercado entra en un escenario climático que tendrá idas y vueltas. De este depende las ventas que espera el productor hacer entre septiembre y octubre de cara a la nueva siembra 2018/2019.

La oleaginosa retrocedió 2% en Chicago y puede anticipar un nuevo escenario a la baja

Fuente: Diario BAE/ Merino Soto

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *