LA LLUVIA HIZO SUSPENDER EL II TRIATLÓN OLÍMPICO

Con techito por si llueve. Mientras la suspensión era cada vez más ineludible, los atletas se mantenía a reguardo en Cacique Catriel, buscando cobijar su resignación.
HÉCTOR GARCÍA
<
>
Con techito por si llueve. Mientras la suspensión era cada vez más ineludible, los atletas se mantenía a reguardo en Cacique Catriel, buscando cobijar su resignación. HÉCTOR GARCÍA

Todas las expectativas, la cantidad de inscriptos, el prestigio de muchos de esos competidores que habían llegado a la ciudad para abordar los casi 52 kilómetros de prueba, todo eso y mucho más no pudo con la gran cantidad de lluvia que amaneció con el domingo y que se mostró contundente en su persistencia.

La víctima en este caso fue la segunda edición del Triatlón Olímpico “Ciudad de Azul”, que a las 8 horas debía comenzar desde la isla del balneario. Si bien desde la organización se espero hasta último momento, a la espera de una mínima mejora climática que permitiera la realización de la competencia. Esto no sucedió, la masa de triatletas se mantuvo a resguardo (Cacique Catriel fue cita obligada) durante un tiempo prudencial hasta que no hubo manera de escapar de la decisión que nadie anhelaba. El Triatlón Olímpico fue suspendido mientras la insistencia de las precipitaciones parecía celebrar malignamente la circunstancia.

 

 

 

¡Deja un Comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *